Economía

La suma del gasto en defensa de los países de la UE es igual al de China

  • El cómputo de los Veintisiete es el 1,5% de su PIB y el del gigante asiático es el 1,6%
  • Los miembros de la OTAN acordaron subir su gasto militar al 2% del PIB antes de 2030
Sede de la Armada española en el Puerto de Melilla. /Foto: EFE.

El aumento del gasto en Defensa es, actualmente, uno de los debates más importantes en el seno de la Unión Europea. Dadas las recientes amenazas de Putin de emplear armas nucleares en Ucrania, la presidenta de la Comisión, Úrsula von der Leyen se presenta a su reelección como líder de Europa con este tema como principal en su agenda para la campaña. Lo ha dicho claramente: "Tenemos que gastar más en defensa".

La dirigente alemana expuso a inicios de esta semana una serie alternativas para reforzar la defensa europea. Von der Leyen cree que la Unión debe estar preparada para una guerra y por eso propuso que los 27 realicen compras conjuntas de material militar "con el modelo que con éxito logramos incrementar para las vacunas y el gas natural". Al mismo tiempo, habló de incrementar el gasto militar de los países miembros que, a su vez, implicará el fortalecimiento de la OTAN, ya que 21 de los 27 miembros de la UE están dentro del tratado internacional.

En lo que se refiere a este tema, en el ejercicio de 2022 el gasto militar del conjunto de los Veintisiete ascendió a 258.325 millones de dólares, según los datos recogidos por el Instituto Internacional de Estudios Para la Paz de Estocolmo (SIPRI, por sus siglas en inglés). Por el momento solo hay datos confirmados de 2022 ya que muchos países todavía no han confirmado sus presupuestos.

Así, esta cantidad supone el 1,54% del PIB de la Unión Europea y supone casi el mismo gasto militar que emplea China. En concreto, el gigante asiático dispensó hace dos años 291.958,4 millones de dólares, es decir, el equivalente al 1,6% de su riqueza. Aún así, están muy lejos de Rusia y de Estados Unidos, cuyo gasto militar asciende al 4,5%y 3,5% de su PIB, respectivamente.



Hay que recordar que en la cumbre de la OTAN que se celebró en Madrid a finales de junio de 2022, España ratificó su compromiso con la alianza atlántica de duplicar su volumen de gasto en Defensa para destinar, al menos, el 2% de su producto interior bruto (PIB) a este fin. Un compromiso que, en palabras del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se alcanzará en 2029.

En los últimos Presupuestos Generales del Estado (2023) se proyectó una subida del 26% del gasto militar, hasta llegar a los 12.317 millones de euros, lo que se traduce en la subida más alta en gasto militar en más de diez años en el país.

En líneas generales, casi todos los países miembros de la OTAN están incrementando su gasto en defensa en sus presupuestos.

En concreto, Alemania es la que más está incrementando su gasto en Defensa y este año ya consiguió elevar su dispensa en las Fuerzas Armadas al 2% de su Producto Interior Bruto. En concreto, para el presupuesto de este año destinará 67.767 millones de euros de su presupuesto, frente a los 52.286 que emplearon en 2023.

Por su parte, la Asamblea Nacional de Francia aprobó, a principios de junio del año pasado, una nueva ley que aumenta el gasto en Defensa de aquí a 2030 en un 40%. En los próximos siete años los galos prevén destinar a sus Fuerzas Armadas 413.000 millones de euros de aquí a los próximos siete años. El objetivo es conseguir en 2027 llegar a una dispensa del 2% del PIB.

En el caso del conjunto de la Unión Europea, Von der Leyen aseguró en una entrevista para Euronews que el gasto militar en el pasado ejercicio fue de 280.000 millones de euros "y para este año ya se han proyectado 350.000 millones". La democristiana alemana piensa que todavía "hay que incrementar más el gasto".

¿Superar a China?


El caso es que si los países de la UEempiezan a incrementar su gasto en defensa podría, incluso, sobrepasar al de China. El gigante asiático incrementó este año un 7,1% su gasto militar y ya se acerca al 2%del su PIB. Por el momento no se sabe cuánto emplearán en 2024.

De lo que sí se tiene conciencia es que la administración de Xi Jinping está empezando a reorganizar sus Fuerzas Armadas, sobre todo la Armada del Ejército Popular de Liberación, por si acaso en los próximos meses tienen que entrar en combate en Taiwán.

Europa también quiere estar lista por si el conflicto con Ucrania toma otros derroteros y la violencia escala al Viejo Continente. De hecho, la presidenta del Banco Europeo de Inversión (BEI)y exvicepresidenta económica de España, Nadia Calviño, aseguró que desde el organismo que dirige tienen la intención de reforzar la industria de la Defensa. "Está claro que hay una necesidad de reforzar la industria de la defensa europea", aseveró la dirigente, al mismo tiempo que reiteró que el BEI está listo para contribuir "más y mejor".

Los estatutos del BEIno permiten hacer inversiones directas en empresas de Defensa, así que lo que pretenden es mejorar y ampliar la inversión en el ámbito de los denominados "sistemas duales", que se pueden desarrollar tanto para uso civil como militar. En marzo de 2022 empezaron a hacer estos procesos y se dotó con 8.000 millones de euros hasta 2027.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud