Economía

Huelga de los agricultores: las estrategias para frenar la crisis que vive el campo español

Foto: EFE.

La huelga de agricultores sigue en pie de guerra. En un noveno día, el malestar del campo español está paralizando las principales ciudades del país de la mano de enormes tractoradas, organizadas por sindicatos mayoritarios, organizaciones agrarias y cooperativas que buscan llegar hacia las administraciones y centros logísticos reivindicando su lucha. En esta jornada, se esperan movilizaciones masivas en Jaén, Málaga, Sevilla, Granada, puerto de Motril, Madrid, Palencia, Burgos, Toledo, Cuenca, Guadalajara, Cáceres y Badajoz. La agitación en las calles aumenta, al no existir todavía soluciones concretas por parte del ejecutivo que respondan de forma satisfactoria a las demandas de los agricultores. Las voces expertas, sin embargo, aparecen en medio del conflicto para dar pinceladas estratégicas que permitan frenar la crisis que vive el campo de nuestro país.

Al agricultor europeo cada vez cuesta más producir. Los altos costes asociados a la espiral inflacionista como consecuencia de la Guerra de Ucrania, la crisis energética y la propia sequía, están dejando sin rentabilidad a los campos de la región.

En el caso de España, el último Informe Anual de resultados del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Asuntos Rurales, los sectores de fertilizantes (74,3%), combustibles (68%) y energía (53,8%) registraron las mayores tasas de crecimiento. La alimentación animal aumentó un 31,7%, mientras que el petróleo subió un 13,2%, la maquinaria agrícola un 5,5% y las semillas y plantones un 3,2%.

"Fruto del alza de estos, el sector agrícola ha visto reducidos sus beneficios, lo que ha motivado la necesidad de aumentar el precio de venta inicial con el objetivo de mantener un retorno de la inversión que garantice la supervivencia y la continuidad de las operaciones", ha señalado a este periódico Fernando Vázquez, Socio Consultor y Co-Area Developer en Expense Reduction Analysts.

Un panorama que empeora para el sector cuando se les recortan las subvenciones y cuando entran en juego medidas como el 'Pacto Verde Europeo', que trae consigo altas consecuencias, como el surgimiento de la "competencia desleal" de países terceros.

Un escenario hostil para el campo que evidencia las masivas movilizaciones de agricultores, ganaderos y transportistas en diferentes partes del país y que, para las voces de los expertos, requiere un "enfoque multifacético" que contemple tanto medidas a corto, como a largo plazo para ser tratado.

De esta manera, empiezan a surgir las estrategias que podrían frenar la crisis del sector agrario, como las que ha propuesto Cristian Castillo Gutiérrez, profesor de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC, investigador del grupo SUMAT, y experto en áreas de logística, producción y operaciones, quien ha señalado a este periódico siete puntos para avanzar en el conflicto que vive el campo español por estos días.

Revisión y modificación de la PAC

Como primera estrategia, Casillo ha propuesto la revisión y modificación de la Política Agraria Común (PAC) flexibilización y simplificación. "La PAC debe ser más flexible y menos burocrática, permitiendo a los agricultores acceder más fácilmente a los fondos y adaptarse rápidamente a las condiciones cambiantes", ha explicado el experto.

Para ello, ha sugerido un aumento del presupuesto. "Salvaguardar y, si es posible, incrementar el presupuesto de la PAC para garantizar suficientes recursos para el sector agrario". A su vez, ha propuesto la adaptación a la realidad local. "Los planes estratégicos de la PAC deben reflejar las realidades productivas de los distintos territorios, asegurando que las políticas se ajusten a las necesidades específicas de cada región", ha dicho.

"Precios justos" y fortalecimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria

Como segundo punto, Castillo ha hecho alusión a los "precios justos" y al fortalecimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria. "Hay que garantizar que los agricultores reciban precios justos por sus productos, lo que incluye la revisión y el fortalecimiento de la ley para prohibir la venta a pérdidas y las prácticas desleales", ha agregado. Para ello, el especialista ha sugerido la creación de un observatorio de precios. "Servirá para monitorear los precios y costes, aumentando la transparencia a lo largo de toda la cadena alimentaria", ha señalado.

Medidas contra la competencia desleal

En tercer lugar, Castillo también ha propuesto que se apliquen medidas contra la 'competencia desleal' a través de cláusulas de reciprocidad. "Implementar cláusulas espejo servirá para asegurar que todas las importaciones cumplan con las mismas normativas fitosanitarias y de bienestar animal que se exigen a los productos europeos", ha agregado. A su vez, en este punto, el especialista ha llamado a reforzar los controles en las fronteras. "Es fundamental aumentar las medidas de control en las fronteras para evitar la entrada de productos de terceros países que no cumplan con los estándares europeos", ha sugerido.

Adaptación a la crisis climática y apoyo a la gestión del agua

La adaptación a la crisis climática y apoyo a la gestión del agua es la cuarta estrategia que ha sugerido Castillo. "Desarrollar políticas de gestión del agua permitirá que se favorezca una agricultura sostenible, incluyendo la modernización del regadío y el aumento de la capacidad de embalse". Además, ha planteado que se refuercen los seguros agrarios para cubrir los daños de catástrofes derivadas del cambio climático, como la sequía.

Partida presupuestaria de apoyo directo al sector

El quinto punto de las estrategias propuestas por Cristian Castillo, apuntan a la partida presupuestaria específica de apoyo directo al sector agrícola. "Destinar una partida presupuestaria de apoyo directo al sector es clave para enfrentar la sequía y la subida de costes, como se ha sugerido una cantidad de 1.500 millones de euros", ha señalado. En esta línea, el experto sostiene la idea de hacer reformas fiscales y laborales. "Para ello es necesario reducir la presión fiscal sobre los agricultores y adaptar la reforma laboral a la estacionalidad y eventualidad del trabajo agrario", ha precisado.

Innovación tecnológica en el campo

El desarrollo y apoyo a la innovación tecnológica en el campo responden al sexto punto de las estrategias del experto. "Hay que fomentar el uso de técnicas genómicas y otras innovaciones tecnológicas para desarrollar cultivos más resistentes y productivos, así como promover la digitalización del sector". Para ello, Castillo ha propuesto la inversión en formación y capacitación para que los agricultores y ganaderos puedan adoptar prácticas agrícolas más sostenibles y eficientes.

Diálogo y reconocimiento del sector

Como último punto, Castillo ha manifestado la importancia de generar un diálogo y la participación del sector en la mesa de conversaciones. "Establecer una mesa de diálogo permanente entre el gobierno, las organizaciones agrarias, y otros actores relevantes es fundamental para discutir y actualizar regularmente las políticas agrícolas", ha señalado. El experto, ha señalado también la necesidad del reconocimiento del sector.

"Es necesario llevar a cabo campañas de sensibilización para reconocer la importancia del sector agrario, destacando su papel esencial en la sociedad y la economía. Estas estrategias, implementadas de manera coordinada y con el compromiso de todas las partes involucradas, podrían contribuir significativamente a frenar la crisis que vive el sector, asegurando su sostenibilidad y viabilidad a largo plazo", ha recomendado.

Optimización de presupuestos en medio de la subida de los costes de producción

Ante la pregunta, ¿Es posible que exista una optimización de presupuestos de las empresas en medio de la suida de los costes de producción? Castillo ha manifestado que dependerá de varios factores y dinámicas del mercado.

En teoría, el experto ha explicado que si se implementan reformas y se fortalecen las regulaciones que prohíben la venta a pérdidas y se asegura la transparencia a lo largo de la cadena alimentaria, las empresas agrarias podrían ajustar sus precios para reflejar mejor los costes de producción.

"Es posible ajustar los precios en respuesta al aumento de los costes de producción, pero esto requiere la intervención y el apoyo político para cambiar las regulaciones y políticas actuales que afectan la capacidad de los agricultores para establecer precios sostenibles. En estos momentos, dada la situación económica actual y el estado del sector agrícola, es muy complicado", ha manifestado.

Estrategias para la rentabilidad del campo

Por su parte, Fernando Vázquez, ha señalado que para abordar esta situación y mitigar los riesgos asociados, las empresas agrícolas deben implementar estrategias mediante expertos para "diversificar sus fuentes de suministro, implementar estrategias de almacenamiento y colaborar estrechamente con los proveedores para gestionar la fluctuación de la oferta".

"Contar con una cadena de suministro fiable y segura es fundamental para poder alcanzar los objetivos y mantener la relación con clientes y proveedores. Se trata de otro aspecto crítico que puede verse afectado por cambios inesperados, como el aumento de los costes de producción o las fluctuaciones de los mercados internacionales. Las empresas deben diversificar sus fuentes de abastecimiento siempre que sea posible y establecer planes de contingencia para garantizar la continuidad. Prever lo que pueda llegar a pasar en el mercado y controlarlo es fundamental para anticiparse y poder hacer frente a posibles problemas o cambios que puedan surgir en el mercado", ha sentenciado Vázquez.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud