Podcasts

Así fue la primera gran tractorada de España: el día que 108.000 tractores paralizaron al país

Foto: Archivo histórico Municipal de Valladolid.
Madridicon-related

El malestar del campo español está paralizando las principales ciudades del país. Una enorme tractoradas, organizadas por sindicatos mayoritarios, avanza por las carreteras hacia las administraciones y centros logísticos reivindicando su lucha ante la amenaza y pérdida de rentabilidad que vive el sector agrícola. Hablamos de un tipo de manifestación que tuvo su origen en 1976 y que logró su punto más álgido en la tractorada de 1977 que reivindicaba "precios justos", tal como las que surgen 47 años más tarde.

La imagen de la semana está compuesta por tractores. Sobre ellos, los agricultores españoles que se han tomado las principales arterias del país para reivindicar su causa. Una manifestación que se inició fuertemente en Francia a principios de año y que se ha ido expandiendo como efecto dominó en Europa, al punto que las tractoradas llegaron hasta Bruselas para levantar la voz del sector agrario.

En el caso de España, la orden de las principales organizaciones sindicales ha estado enfocada a "paralizar" las principales ciudades del país. Así en Ciudad Real, Huesca, Salamanca y Ávila, entre otras, han comenzado las movilizaciones, las cuales, unidas al sector del transporte, se espera que se expandan hasta llegar a Barcelona y Madrid.

Un escenario que da cuenta de la magnitud de la actual crisis y de la lucha del movimiento sindical agrario en lo que respecta a su estrategia de movilización, la politización que la respalda y su crecimiento desde sus inicios.

Así llegamos a la década de los 70'. En esa época las organizaciones sindicales se conformaban en dos grupos. La que representaba a los trabajadores agrícolas asalariados bajo el nombre de Sindicatos de Obreros Agrícolas (SOAS) y, por otra, la representación de los agricultores, denominados Organizaciones Profesionales Agrarias (OPAS).

El nacimiento del movimiento sindical agrario

Según los documentos que rescatan las propias organizaciones, el origen del movimiento sindical agrario se remonta entre los años 1976 y 1979. Así lo deja ver un archivo histórico de la Unión de Agricultores y Ganaderos de la Rioja (UAGR), el cual grafica lo que eran las reuniones clandestinas de reivindicación y las primeras tractoradas como la que llegó por primera vez al Congreso en 1977 y que paralizó al país con más de 100.000 tractores por toda la geografía nacional.

"En los estertores de la dictadura franquista, el sector agrario riojano no era ajeno a los aires de libertad y cambios que existían en la sociedad española...", reza el documento. "Cuando los pueblos riojanos estaban asistiendo a la desbandada de sus más jóvenes habitantes, que escapaban de una realidad económica y unas costumbres muy distantes de las que se vivían en las ciudades. Es en este contexto donde los elementos más activos del agro riojano comienzan a reunirse clandestinamente en bodegas y sacristías, hospedados en este caso por algunos curas progresistas del medio rural", agrega.

La primera tractorada por "precios justos" y el peso del campo

Las tractoradas aparecen en 1977 como las primeras manifestaciones sindicales. El campo español, por ese entonces posfranquista, tenía mayor implicación en los procesos de reivindicación, debido a que gozaba del decreto de Libertad Sindical (1977) que, entre otros, sostenía las causas de OPAS. Un escenario que daba cuenta del poder de la reivindicación agraria y el peso coyuntural del campo en ese periodo de la historia española.

Manifestación de agricultores cortando una carretera
Tractores cortando una carretera en una manifestación en los 70.

Entre 1974 y 1976 el panorama agrario era tal como el que se vive hoy. Las demandas, y manifestaciones, estaban asociadas a la ruina de la rentabilidad del campo español propinada por la caída de precios de varias producciones agrarias, caldo de cultivo en el que surgió la primera y la gran tractorada del 18 de febrero de 1977 en la que durante 20 días los agricultores y sus tractores acamparon como forma de protesta.

La gran protesta por la ruina del campo

Según datos de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), que recoge Archivo de la Transición, en la primera gran tractorada de 1977 participaron 108.550 tractores ocupando las carreteras de 28 provincias españolas.

La prensa española por ese entonces titulaba en portada: 'Tractores en carretera para defender a los productores agrarios' o 'La protesta agrícola no cede', y hacían hincapié que las demandas eran por conseguir precios rentables, una seguridad social igualitaria, la negociación conjunta de precios y libertad sindical. Algunos puntos, como los "precios justos", que aparecen 47 años más tarde y que impulsan a una nueva tractorada por el malestar del campo y la pérdida de su rentabilidad.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud