Economía

Felipe VI escoge para la investidura a un Sánchez que esconde la amnistía

  • El presidente en funciones rechaza el referéndum por "convicción política"
  • El líder socialista considera "un conflicto" la situación en Cataluña
  • Feijóo prefiere una repetición electoral antes que el "Gobierno de la mentira"
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. EFE
Madridicon-related

El Rey ha propuesto al líder del PSOE, Pedro Sánchez, como candidato para un nuevo debate de investidura en el Congreso, después de que la candidatura de Alberto Núñez Feijóo, del partido 'popular', saliese derrotada en su intento. El Jefe del Estado ha transmitido esta decisión a la presidenta del Congreso, Francina Armengol, quien pertenece al Partido Socialista, después de llevar a cabo una segunda serie de consultas entre el lunes y el martes en el Palacio de Zarzuela con siete de las once formaciones con representación en la Cámara Baja.

"De acuerdo con lo establecido en el artículo 99.1 de la Constitución, tras celebrar consultas con los representantes designados por los grupos políticos con representación parlamentaria, vengo a proponer al excelentísimo señor Don Pedro Sánchez Pérez- Castejón como candidato a la Presidencia del Gobierno, lo que comunico para que se formule al Congreso de los Diputados la oportuna propuesta", es el mensaje que Felipe VI ha trasladado a la presidenta del Congreso.

Armengol deberá ahora determinar la fecha para esta segunda sesión de investidura de la legislatura, pero lo hará después de hablar con el candidato socialista para conocer cuánto tiempo requerirá para sus reuniones con representantes de otras formaciones políticas en su búsqueda de un acuerdo.

Sánchez rechaza el referéndum

Por su parte, Sánchez ha aceptado el papel que le ha otorgado el monarca de intentar formar gobierno, pero ha evitado mencionar directamente la amnistía como condición para obtener el apoyo del expresidente catalán Carles Puigdemont para su investidura. Sin embargo, sí ha enfatizado la importancia de la "generosidad" en la política en Cataluña, al mismo tiempo que ha reiterado su oposición a un referéndum de autodeterminación, una demanda planteada por los independentistas catalanes.

"Hacer política implica generosidad, implica compromiso con tu país y implica lógicamente liderazgo", ha sostenido Sánchez en rueda de prensa, evitando en todo momento pronunciar la palabra amnistía.

En relación a la demanda de ERC y Junts de incluir un referéndum de autodeterminación como parte del acuerdo para respaldar su investidura, Pedro Sánchez ha expresado su rechazo "no solo por un compromiso y una obligación constitucional, sino por convicción política".

En este sentido, ha enfatizado su oposición a la celebración de un referéndum de independencia, argumentando que esta posición se basa en su palabra y sus acciones previas. Ha subrayado que no tiene la intención de cambiar su postura al respecto.

Sánchez ha señalado que los ciudadanos de Cataluña desean superar la situación actual y buscar un reencuentro entre las instituciones y los ciudadanos tanto de Cataluña como del conjunto de España. También ha destacado el deseo de los ciudadanos de vivir en un país unido y no fragmentado.

El presidente ha afirmado que el resultado de las elecciones del 23 de julio refleja la necesidad de reconocer la "diversidad territorial" para gobernar el país, una condición que, según él, la derecha política y mediática nunca ha aceptado.

Aunque no ha mencionado explícitamente la amnistía, ha caracterizado la situación en Cataluña como un "conflicto" que debe resolverse en el ámbito político y no en otros ámbitos, en línea con sus críticas anteriores a la vía judicial utilizada durante el proceso independentista.

En este contexto, ha declarado que nadie puede sentirse orgulloso de lo que ocurrió durante el proceso independentista, describiéndolo como una crisis que no trajo beneficios. A pesar de no ser presidente en ese momento, ha expresado su compromiso en trabajar para promover la reconciliación entre los catalanes desde entonces.

Además, Sánchez ha anunciado que comenzará a reunirse con los grupos parlamentarios para buscar la mayoría necesaria en su investidura a partir de este mismo miércoles. Iniciará esta serie de encuentros con la vicepresidenta segunda en funciones y líder de Unidas Podemos, Yolanda Díaz, y posteriormente se reunirá con el resto de formaciones tras la Cumbre Europea de Granada, a excepción de Vox.

Feijóo prefieres elecciones

Tras su reunión con el rey Felipe VI, el líder del PP Alberto Núñez Feijóo, aseguró que prefiere una repetición de las elecciones generales en enero antes que el "Gobierno de la mentira" que augura que encabezará Pedro Sánchez, al que ha señalado como "actor de reparto" del expresidente catalán Carles Puigdemont. Sin embargo, pese al "teatrillo" de algunos grupos parlamentarios, considera que ya hay un "pacto cerrado" del PSOE con grupos como Sumar o ERC para conformar una "mayoría negativa" a la alternativa que representa el PP.

"Yo creo que hay un pacto cerrado con varios. Por eso me molesta que no se tomen en serio las instituciones, ni siquiera la Jefatura del Estado. Me molesta especialmente que el grupo Sumar vaya a hacer un teatrillo a la sede de la Jefatura del Estado. Creo que ERC tiene un pacto claramente con el señor Sánchez", ha declarado Feijóo en una rueda de prensa en el Congreso tras su reunión con el Rey en el Palacio de la Zarzuela.

Es más, Feijóo se ha mostrado convencido de que en ese pacto de investidura formaciones como Bildu pueden "regalar" los votos a Pedro Sánchez, igual que el BNG. "Por lo tanto, volvemos a la casilla de saluda, después de la intervención del señor Puigdemont en Bruselas", ha apostillado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud