Economía

La inflación de Reino Unido ya sigue al resto del mundo: el IPC pone fin a meses de sorpresas al alza

  • El IPC cayó del 8,7% al 7,9% en junio, la menor lectura en 15 meses
  • La inflación de los servicios, muy vigilada por el BoE, también se relajó
  • Los datos ponen una duda otra subida de tipos 50 pb del BoE en agosto
Foto: iStock

La inflación de Reino Unido se ha convertido por méritos propios en un caso particular. Sus máximos y su persistencia han ido mucho más allá de lo registrado en EEUU y la eurozona. Para los británicos se ha juntado lo peor de la crisis energética europea con lo peor del tenso mercado de trabajo de EEUU, espoleando una ola inflacionaria más que preocupante. En junio parece que, por fin, los precios se avinieron a la tendencia mundial.

Aunque todavía sigue en niveles elevados, más aún si la comparativa se hace con EEUU (3% interanual en junio) y con la zona euro (5,5% en mayo), la inflación de Reino Unido desaceleró en junio más de lo esperado por los economistas, lo que reduce livianamente la gran presión que hay sobre el Banco de Inglaterra (BoE) para que siga subiendo los tipos, llevando a la libra esterlina a caer esta mañana hasta un 0,75% frente al dólar. Asimismo, los rendimientos de los bonos soberanos (gilts) han caído. El gilt a dos años, el más sensible a la trayectoria de los tipos de interés, ha pasado del 5,13% al 4,89%. El gilt a 10 años, del 4,37% al 4,24%.

El índice de precios al consumo (IPC) desaceleró del 8,7% interanual de mayo al 7,9% en junio, estando previsto un 8,2%. Es la lectura más baja desde marzo de 2022 y la mayor caída desde julio de 2021. Asimismo, el dato supone la primera sorpresa a la baja en cinco meses. Con todo, la tasa sigue cuadriplicando el objetivo del 2% del banco central. En términos intermensuales, el IPC general avanzó un 0,1% frente al 0,7% previo y el 0,4% esperado.

El IPC subyacente, que excluye la energía, alimentos, alcohol y tabaco, desacelera de un 7,1% (máximos de 31 años) a un 6,9%, también algo más de lo esperado. En el cómputo mensual, al avance es del 0,2% frente al 0,4% esperado y el 0,8% anterior. 

Según la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS), la inflación se vio arrastrada por la caída de los precios de los carburantes (del -13,1% al -22,7%) y el enfriamiento de las facturas de alimentación. Los precios de los alimentos y las bebidas no alcohólicas subieron un 17,3%, frente al 18,3% de mayo: la tercera desaceleración consecutiva.

"Estas tendencias aún tienen recorrido. Y es probable que la inflación medida por el IPC descienda a alrededor del 7% en julio, a medida que se dejen sentir los efectos de la reducción del tope de precios de la Ofgem (Oficina de Mercados de Gas y Electricidad) para los suministros eléctricos a los hogares a partir del 1 de julio", valora Paul Dales, de Capital Economics.

La inflación de los servicios -una medida que el BoE vigila de cerca en busca de indicios de inflación generada internamente- también se redujo al 7,2% en junio, frente al 7,4% del mes anterior (todavía por encima del 6,7% que preveía el BoE). La inflación de los precios de restaurantes y hoteles también cayó al 9,5% desde el 10,3% de mayo, impulsada por el sector del alojamiento, en una señal de que la demanda puede estar aflojando y las presiones salariales pueden estar empezando a ceder. Asimismo, al descenso han contribuido las tarifas aéreas (han pasado de subir el 31,4% a hacerlo el 26,7%) 

Este descenso, también mayor de lo esperado, de la inflación subyacente se debió igualmente a una caída de la inflación de los bienes duraderos, del 6,8% al 6,4% (a pesar de otro aumento de la inflación de los coches de segunda mano, del 3,9% al 4,6%).

"En general, es probable que el Reino Unido siga registrando tasas de inflación más elevadas que el resto del mundo durante algún tiempo, pero al menos el Reino Unido sigue ahora la tendencia mundial. Nuestra previsión es que tanto la inflación subyacente como la del IPC de los servicios disminuirán gradualmente a medida que se dejen sentir los efectos de las anteriores subidas de los tipos de interés", defiende Dales, de Capital Economics.

Alivio en el BoE

"Casi se puede oír el suspiro de alivio en el BoE", comenta Valentin Marinov, jefe de investigación de divisas del G-10 en Credit Agricole. "Como mínimo, los inversores en tipos del Reino Unido podrían reconsiderar sus expectativas de una subida de 50 puntos básicos en agosto e incluso reevaluar la expectativa de un tipo terminal del 6% (el mercado espera un 6,25%, el nivel más alto desde 1999)".

"Es una cifra agradable para el BoE", completa Rishi Mishra, analista de Futures First Canada. "En el 6,9%, el IPC subyacente sigue siendo muy alto, pero la dirección de la marcha es correcta y creo que el mercado acercará el tipo terminal al 5,75%".

"Dado que tanto el crecimiento de los salarios como la inflación del IPC de los servicios son actualmente más fuertes de lo que el BoE esperaba en mayo, creemos que hay suficientes indicios de "presiones más persistentes" para incitar al banco a subir los tipos de interés un poco más de lo que pensábamos (del actual 5% al 5,5% en vez de al 5,25%). Aun así, creemos que es más probable que los tipos alcancen un máximo entre el 5% y el 6% que entre el 6% y el 7%", asevera Dales. El experto opina que los datos de este miércoles inclinan la balanza a una subida de 25 puntos básicos en vez de 50 en la reunión del BoE en agosto. En la cita de junio el BoE ya tuvo que subir los tipos esa magnitud tras meses optando por el cuarto de punto.

En los datos de la ONS también ha habido nuevos indicios de relajación de las presiones sobre los precios de producción, que los responsables esperan que repercutan pronto en los minoristas. Los precios de los insumos cayeron un 1,3% mensual, más de lo previsto, debido a la caída de los precios del petróleo y las materias primas. En comparación con el año anterior, descendieron un 2,7%, la primera cifra anual negativa desde noviembre de 2020. El precio de los bienes que salen de las fábricas cayó un 0,3%, lo que supone un aumento de solo el 0,1% en el año.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud