Economía

Así son los movimientos en los que Hacienda detecta nuestro dinero en efectivo 'bajo el colchón'

Foto: Getty.

Aunque no es una práctica exenta de riesgos y amenazas, lo cierto es que guardar el dinero en efectivo en el domicilio (lo que siempre se ha conocido de forma coloquial como guardar el dinero 'bajo el colchón') es una decisión completamente legal que no pone en peligro a su dueño al hacerse.

Si una persona decide guardar el dinero en casa en lugar de hacerlo en una cuenta bancaria debe saber que, eso sí, podría ser objeto de la vigilancia de Hacienda. No se trata de algo necesariamente perjudicial ni la antesala de una posible investigación: tan solo es un procedimiento automático, habitual y establecido por la ley.

Lo cierto es que con el paso de los años se ha incrementado la vigilancia sobre los movimientos de dinero en efectivo debido a que en no pocas ocasiones se le vincula con actividades delictivas como la economía sumergida, el fraude fiscal, la financiación del terrorismo...

Por eso, cuando se producen determinados movimientos que implican a ese dinero en efectivo se activan unos mecanismos de vigilancia que ponen a Hacienda sobre la pista de ese dinero. Pero esto solo sucede cuando:

-Se produzcan entradas o salidas de dinero en efectivo por valor de 3.000 euros o más.

-Impliquen la utilización de billetes de 500 euros.

En cuanto uno de esos dos supuestos tiene lugar Hacienda recibe la información correspondiente. Lo hace gracias a los bancos, a los que la Ley General Tributaria obliga. Su artículo 93 (puede consultarse en este enlace del Boletín Oficial del Estado) lo deja claro: las entidades bancarias han de proporcionar a Hacienda "toda clase de datos, informes, antecedentes y justificantes con trascendencia tributaria relacionados con el cumplimiento de sus propias obligaciones tributarias o deducidos de sus relaciones económicas, profesionales o financieras con otras personas".

El cerco al efectivo se viene intensificando desde 2021, fecha en la que se redujo el límite al pago en efectivo, que es de 1.000 euros para cualquier operación en la que una de las partes involucradas sea un empresario. En ese punto han seguido los diferentes planes anuales de Hacienda, que se centran (entre otras cosas) en que se respeten los límites al efectivo.

En paralelo, y de la mano de esa atención extra a los movimientos que implican a billetes de 500 euros, la prohibición por parte del Banco Central Europeo de emitir nuevos billetes de esa cuantía como lucha contra la economía sumergida. Esta medida, que entró en vigor en 2019, no ha prohibido el uso de los billetes, que sin embargo sí se encuentran en mínimos históricos.

Cómo declarar a Hacienda el dinero en efectivo 'bajo el colchón'

El ciudadano debe estar tranquilo si no ha cometido ninguna irregularidad. Lo único que tiene que hacer para evitarse problemas es declarar a Hacienda de forma correcta el dinero que tiene en efectivo 'bajo el colchón'. Y eso se puede hacer a través de la declaración de la Renta.

El contribuyente solo tendrá que indicar el origen de ese dinero que una vez estuvo en la cuenta bancaria y ahora está 'bajo el colchón' o comprobar que ya figura así en el borrador al que se accede con sus datos: procedente de rentas del trabajo, de rendimientos de capital mobiliario o inmobiliario, ganancias patrimoniales...

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud