Economía

Así cotizas a la Seguridad Social cuando cobras un subsidio para mayores de 52 años

Foto: Canva.

Las personas que se encuentran cerca de la edad de jubilación ordinaria y se quedan en desempleo tienen una dificultad añadida a su situación: no solo dejan de percibir un salario, además corren el riesgo de perder comba en las cotizaciones necesarias para tener una pensión de jubilación de cierta cuantía.

Mientras se percibe el paro (la prestación contributiva por desempleo) los ciudadanos tendrán una cobertura económica significativa y también mantendrán las cotizaciones a la Seguridad Social. Pero una vez se agota ese paro, y si no se ha conseguido un nuevo empleo, surge la duda: ¿se puede recibir una nueva ayuda? Y, por encima de todo, ¿es posible continuar cotizando?

En ese momento aparece como salvavidas la figura del subsidio para mayores de 52 años, aquel que se destina a las personas de esa edad que han agotado el paro. Se trata de una ayuda a nivel asistencial que se diferencia de otros subsidios en su especial cobertura a las personas que lo perciben.

Una de sus principales diferencias respecto a los otros subsidios es, a la vez, uno de sus grandes beneficios: con el subsidio para mayores de 52 años se mantienen las cotizaciones a la Seguridad Social.

Según explica el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) en su página web, "la entidad gestora ingresará las cotizaciones a la Seguridad Social correspondientes a la jubilación". Esta cotización se hará sobre el 125% de la base mínima de cotización vigente en cada momento.

Con el mantenimiento de las cotizaciones el ciudadano tendrá una situación más estable en cuanto a su futura pensión de jubilación. Todo se entiende mejor con el método de cálculo de las pensiones de jubilación de la Seguridad Social, ya que para el cálculo de las prestaciones se tienen en cuenta las bases de cotización de los 25 años anteriores a la jubilación (300 bases).

Por eso, el cobro del subsidio para mayores de 52 años puede ayudar al ciudadano a que ese periodo sin tener un trabajo no repercuta de forma tan negativa en la posterior cuantía de su pensión, ya que se asegura la cotización por el 125% de la base mínima, por encima de lo que garantiza la integración de lagunas (que rellena con bases ficticias de entre el 100% y el 50% de la base mínima esos periodos sin cotizar).

Cuánto tiempo cotizas con el subsidio para mayores de 52 años

La segunda gran diferencia y ventaja del subsidio para mayores de 52 años es su duración. Al contrario de lo que sucede con otros subsidios, en su caso se puede cobrar "hasta que usted alcance la edad ordinaria que se le exija para tener derecho a la pensión contributiva de jubilación en el sistema de la Seguridad Social", explica el SEPE.

Por lo tanto, si un trabajador no encuentra un nuevo empleo y esa situación se mantiene con el paso del tiempo se garantizará que, en todo caso, siempre tendrá una cotización por el 125% de la base mínima hasta llegar a la jubilación y, una vez en esa etapa, percibir la pensión.

Cuánto se cobra con el subsidio para mayores de 52 años

La cuantía del subsidio para mayores de 52 años es igual a la del resto de subsidios y a la de la Renta Activa de Inserción: 480 euros mensuales, la cifra equivalente al 80% del IPREM, el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud