Economía

La edad legal de jubilación sube a 66 años y cuatro meses con la llegada de 2023

Imagen: iStock

Los españoles que quieran jubilarse a partir de este domingo, 1 de enero, con el 100% de la pensión tendrán que tener al menos 66 años y cuatro meses cumplidos, en virtud de la reforma de pensiones de 2013, en la que se elevaba progresivamente la edad de jubilación desde los 65 a los 67 años, en un horizonte total de 15 años.

Estos 66 años y cuatro meses será la edad que se exija para quienes acrediten menos de 37 años y nueve meses de cotización (este año se exigen 66 años y dos meses cumplidos para poder jubilarse con menos de 37 años y seis meses cotizados).

Si se superan los 37 años y nueve meses cotizados, los trabajadores que quieran jubilarse desde el 1 de enero de 2023 con el 100% de la pensión tendrán que tener 65 años cumplidos.

Lo que no cambió con la reforma de 2013 es el requisito de cotización mínima para poder acceder a la pensión contributiva de jubilación, que se mantuvo en al menos 15 años, dos de los cuales deben estar comprendidos en los 15 años anteriores a la jubilación.


Jubilación parcial


En el caso de que los trabajadores quieran acceder a la jubilación parcial sin que la empresa haga un contrato de relevo, la edad mínima de acceso será la edad ordinaria de jubilación que en cada caso resulte de aplicación.

Si la empresa hace un contrato de relevo para cubrir el tiempo de trabajo que deja de trabajar la persona que se jubila parcialmente, la edad mínima de acceso para la jubilación parcial será desde el 1 de enero de 2023 de 62 años y cuatro meses si se tienen cotizados al menos 35 años y nueve meses, o de 63 años y ocho meses en el caso de que se tengan 33 años cotizados.

Las pensiones contributivas suben un 8,5% en 2023 y el sueldo de los funcionarios, hasta un 3,5%


En otro orden de cosas, las pensiones contributivas subirán un 8,5% en 2023 en función de la fórmula contemplada en la reforma de pensiones y en la que se tiene en cuenta el IPC para evitar pérdidas de poder adquisitivo.

En concreto, este incremento del 8,5% es el resultado de la media del IPC entre diciembre de 2021 y noviembre de 2022. Las pensiones de clases pasivas también subirán con el nuevo año un 8,5%.

Por su parte, los beneficiarios de pensiones no contributivas mantendrán durante 2023 la subida del 15% que se les aplicó desde el pasado mes de julio.

Asimismo, el sueldo de los funcionarios aumentará hasta un 3,5% y el Indicador Público de Rentas con Efectos Múltiples (Iprem), referencia para la concesión de becas, ayudas, subsidio por desempleo y subvenciones, se incrementará un 3,6%, hasta los 600 euros mensuales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud