Economía

Las promesas fiscales de Mazón y del PP valenciano: rebaja del IRPF y 1.750 millones de ahorro

Mazón con su equipo económico.
Valenciaicon-related

El candidato del Partido Popular a las próximas elecciones, el actual presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, tiene claro que uno de los principales campos de batalla frente a los partidos de izquierda y el socialista Ximo Puig es el de la fiscalidad.

Mazón ha presentado la actualización de la reforma fiscal del PPCV, que se basa en la propuesta que ya presentó poco después de ser designado como presidente del partido en la autonomía. Según el líder popular, sus medidas supondrán un ahorro de 1.750 millones de euros, lo que supone 220 millones de euros más de los previstos en el proyecto inicial.

Además, Mazón centró su presentación en que esta reforma de los impuestos permitirá "que las rentas de menos de 35.000 euros serán las que menos impuestos paguen de toda España".

La rebaja del IRPF es la gran estrella de la propuesta popular y, de hecho, representa 1.000 millones de euros del importe total que se prevé recortar si los populares llegan al Palau de la Generalitat. El proyecto fiscal del PPCV apuesta por la simplificación de tramos del IRPF. Así, frente a los 11 tramos actuales aprobados por el Gobierno de Ximo Puig, que van del 9,00% al 29,50%, propone una tarifa autonómica de 7 tramos, que irán del 8,75% para las rentas más bajas al 24,50% para las rentas más altas.

Esto supondría una notable rebaja de la tasa para las rentas más altas, que la Comunidad Valenciana encabeza a nivel nacional con el 54,5%, ya que nadie pagaría más del 50% de su renta por el IRPF.

Así, asegura que la nueva tarifa que presenta el PPCV "supone una bajada media de un 10% sobre la última tarifa del Consell de Puig, pudiendo llegar a un 40% con las nuevas deducciones". Así, en la reforma se fija el tipo mínimo en el 8,75%, siendo el tipo mínimo más bajo después de Madrid (8,50%). "Al haberse incrementado el mínimo personal y familiar hasta un 10% más del tipo estatal, logramos ser el lugar de España donde menos pagan las rentas bajas y medias hasta 35.000 euros"

Deducciones

Mazón ha explicado que el PPCV "revisará y actualizará las deducciones existentes, algunas de las cuales apenas afectan a unos pocos contribuyentes, implantando un sistema más simplificado y que llegue a más personas, en torno a casi dos millones de valencianos".

En la propuesta destacan las deducciones planteadas para los trabajadores autónomos, como la de 350 euros para personas mayores de 65 años que tengan a cargo un descendiente no contribuyente en IRPF, o una deducción de 250 euros por alta de autónomo menor de 35 años o mayor de 50 años, que no haya sido autónomo anteriormente y mantenga su negocio dos años- 

Se incluyen deducciones de hasta 300 euros por el 30% de los gastos generados por miembros de la unidad familiar que necesiten ayuda por sufrir cualquier patología asimilada a problemas de salud mental. La reforma incluye otra deducción por el 30% de los gastos generados por miembros de la unidad familiar con enfermedades crónicas de alta complejidad o las denominadas raras o minoritarias, así como deducciones de hasta 200 euros por el 30% de los gastos generados por miembros de la unidad familiar con diagnóstico de daño cerebral adquirido o alzhéimer.

También recoge deducciones de hasta 300 euros por el 30% de los gastos generados por miembros de la unidad familiar vinculados a la salud bucodental y de hasta 200 euros por el 30% de los gastos generados por miembros de la unidad familiar vinculados a la salud visual, como lentillas o gafas con graduación.

Previsiones optimistas

Mazón ha resumido que "se trata de una reforma fiscal que supondrá bajar la presión fiscal en el tramo autonómico en un 13,21% y provocará un crecimiento estimado del 1,5 del PIB".

Según sus cálculos, el alivio fiscal aumentará el consumo medio de los hogares un 1,95%, lo que a su vez generará un aumento de recaudación por el aumento de la actividad. Además también cifra una reducción del déficit de un 0,5% y un descenso del paro autonómico de dos puntos, del 13% al 11%, "gracias a los afectos que tendrá sobre la economía y el empleo que es el gran objetivo junto con el mantenimiento de los servicios públicos".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud