Economía

Más madera a la batalla fiscal de las elecciones valencianas: el PP rebajará el ITP

Carlos Mazón.
valenciaicon-related

Aunque aún falta más de medio año para arrancar oficialmente la campaña electoral por el Palau de la Generalitat Valenciana, los impuestos en plena escalada de la inflación se han convertido en uno de los temas centrales de la carrera por el poder. El candidato del PP, Carlos Mazón, que ya había centrado en las rebajas fiscales buena parte de su campaña para tratar de recuperar el Gobierno, ha dado una vuelta de tuerca más con la promesa de que de que reducirá el impuesto sobre la compra de vivienda, el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) y Actos Jurídicos Documentados si preside el Consell.

Una respuesta al anuncio de una reforma fiscal antes de que acabe esta legislatura realizada por el propio Ximo Puig, ante los efectos que las subidas de precios están teniendo en los bolsillos de los ciudadanos y las empresas. Una medida a la que el Consell del Botánic se mostraba contrario y que de hecho es discutida por sus socios de Compromís y Podemos, que mantienen diferencias por políticas fiscales como la tasa turística.

Mazón ha ampliado su propuesta de rebaja fiscal anunciando una reducción al 3% del impuesto de la vivienda a todas las rentas inferiores a 30.000 euros brutos anuales.

El líder popular ha indicado que "el PPCV es el único partido que ha propuesto una rebaja progresiva del impuesto de la vivienda, el ITP. El tipo actual está al 10%. Esto no se puede sostener. Proponemos que tenga una bajada generalizada y que sea un impuesto progresivo, especialmente para las rentas más bajas. Hay que bajarlo desde el 9% hasta el 3% en función del coste de la vivienda. Por eso, a la propuesta de aplicar un tipo superreducido y una rebaja del 70% para jóvenes, personas con discapacidad, familias numerosas, municipios con riesgo de despoblación y victimas violencia de género, ahora añadimos también a las rentas bajas inferiores a 30.000 euros. Es decir, una rebaja del 10% al 3% para todas las personas que tengan ingresos bajos".

Carlos Mazón ha indicado que "seguimos con la propuesta de exprimir al máximo toda la capacidad fiscal que tenemos a nivel autonómico y pedimos hacerlo de manera justa, progresiva y concretándolo con cifras y datos concretos y no con anuncios que nadie sabe cuándo va a llegar".

"Desde el PPCV vamos a insistir con la reforma fiscal para los salarios más bajos y para los que más lo necesitan porque la pobreza está subiendo en la Comunitat Valenciana, y por eso volvimos a presentar ayer en Les Corts nuestra propuesta fiscal íntegramente", ha añadido.

El presidente del PPCV ha afirmado que ya hace un año "que desde el PPCV propusimos una gran revolución y reforma fiscal con medidas concretas. Nuestra bajada de impuestos supondría un ahorro de 1.530 millones de euros a los ciudadanos y una reducción de la presión fiscal de un 15,9%. Nos alegramos que algún miembro del Consell diga, nueve meses después, que no estaría mal bajar impuestos. Pero echamos en falta alguna concreción cuando es más urgente y necesaria que nunca una bajada de impuestos especialmente a las rentas más bajas".

Mazón ha recordado que las propuestas de rebaja fiscal del PPCV "han venido recibiendo el no sistemático del Consell. No vale anunciar bajadas de impuestos sin concretarlas, sin decir a quien van a afectar. No vale anunciar bajada de impuestos cuando hace unas semanas se ha aprobado la tasa turística y otras tasas. Hay que aliviar más a quien más lo necesita, a quien tiene los salarios y rentas más bajas"

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud