Economía

Los socios del Gobierno valenciano pactan una tasa turística municipal para 2023

  • Compromís y Podem reclaman el impuesto a Puig desde hace años
  • Dejará a cada ayuntamiento la decisión de aplicarlo en su territorio
  • Hosbec lo considera una tasa de una "minoría ideológica" que odia su actividad
Ximo Puig, junto a M?nica Oltra de Comprom?s y H?ctor Illueca de Unides Podem
Valencia

En plena recta final para la aprobación de los presupuestos valencianos de 2022, los tres socios del Gobierno valenciano han cerrado un acuerdo para uno de los puntos calientes en sus negociaciones años tras año: la implantación de una tasa turística.

Finalmente, Compromís y Unides Podem han arrancado el compromiso al PSPV para presentar antes de que finalice marzo de 2022 una ley para crear una tasa turística de carácter "municipal", que se aplicaría a partir de 2023.

Los socialistas rechazaban esta tasa por la falta de consenso con el sector turístico, fundamentalmente por el rechazo del sector hotelero, además de considerar que no tenía sentido en un momento crítico para el sector por los efectos del Covid.

La propuesta que se plateará al sector a partir de enero y febrero no contemplará una tasa para toda la comunidad, si no que dejará en manos de los ayuntamientos la gestión de este impuesto, incluso será cada consistorio el que decida si la aplica o no en su municipio. Una fórmula con la que se intenta dar una alternativa a zonas donde el precio es un factor fundamental de competitividad como Benidorm.

Los tres grupos se comprometen a presentar, antes de que acabe el mes de marzo de 2022, una proposición de ley creadora del Impuesto Valenciano de Estancias Turísticas, de carácter municipal y voluntario, que garantice la capacidad de los ayuntamientos que así lo deseen de obtener recursos económicos a partir de las estancias turísticas en sus municipios. Precisamente los hoteleros de la ciudad de la Costa Blanca a través de la patronal Hosbec han sido los principales opositores a esta medida y hasta ahora habían obtenido el respaldo del presidente Ximo Puig, que consideraba que con un sector que aún sufre las consecuencias del Covid no era el momento de aplicar esta medida.

Según el acuerdo, esta proposición de ley asumirá como punto de partida el texto articulado en la enmienda presentada por Compromís y Unides Podem, al que se incorporarán las mejoras recogidas en el proceso de diálogo con los sectores afectados.

Hasta 45 millones de recaudación

Según el acuerdo inicial entre ambas formaciones, con esta tasa se esperaba obtener en la región unos 45 millones de euros anuales, que se destinarían a políticas de vivienda para los jóvenes. En concreto en medidas para ayudar a los alquileres y la promoción pública.

Para posibilitar este acuerdo y facilitar el proceso de participación ciudadana, Compromís y Unides Podem han retirado la enmienda presentada, que no será sometida a votación este miércoles, cuando está previsto que se aprueben tanto los Presupuestos de 2022 como su ley de Acompañamiento.

Rechazo de los hoteleros

La patronal hotelera Hosbec no ha tardado en reaccionar y ha mostrado su rechazo. "Los datos de ocupación hotelera anuncian una nueva situación crítica para el alojamiento turístico, a la que se sumará este golpe de imagen que supone la tasa turística para todos los mercados", señala en un duro comunicado.

"Con una actividad turística golpeada por la sexta ola del Covid, el texto consensuado hoy por el PSPV con la minoría ideológica que odia la actividad turística supone un palo más en la rueda de la economía valenciana", aseguran desde la patronal, que considera que se "disfraza" de escuchar al sector cuando la posición de la industria sobre esta tasa está clara desde hace cuatro años.

Desde la patronal se es muy crítico con el apoyo del PSPV a "un acuerdo que se implanta por motivos ideológicos minoritarios, y que luego se quiere maquillar de diálogo (inexistente); con su diseño municipal está dirigido en la práctica a destrozar a Valencia como destino preferente en el mercado MICE (congresos y eventos); y se ha planteado en el momento más inoportuno de todos los que podríamos imaginar. El momento más crítico después de 22 meses de difícil supervivencia".

Según Hosbec, "todos nuestros turistas pagan los mismos impuestos, vengan de donde vengan, nacionales y extranjeros. Lo cierto es que entre todos aportan casi 4.000 millones de euros a las arcas públicas de la Comunitat, mientras que el turismo sólo requiere 1.125 millones euros de gasto público. Las cuentas reales arrojan un balance positivo de 2.875 millones a favor de la Hacienda Pública valenciana que salen de la actividad turística, dato que ocultan deliberadamente del debate de marcado carácter ideológico ".

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

OK...otro sitio más al que ya no voy a ir de vacaciones ludico festivas.

Puntuación 0
#1