Economía

Puig anuncia una "revisión" de impuestos por la inflación y defiende un pacto de rentas

Valenciaicon-related

El presidente de la Generalitat Valenciana, el socialista Ximo Puig, ha iniciado el nuevo curso político con el anuncio de que su Gobierno tiene intención de abordar cambios de calado en los impuestos autonómicos antes de las próximas elecciones ante la crisis provocada por la escalada inflacionista.

Puig, que fijó como prioridades para este final de legislatura la lucha contra la inflación y la crisis energética, apuntó que desde su Ejecutivo "estamos trabajando en una revisión fiscal global en el ámbito competencial de la Generalitat".

El socialista, que hasta ahora se ha mostrado contrario a deflactar el tramo autonómico del IRPF y ajustar las tarifas para no incluir la subida por la inflación en el principal impuesto, no entró en detalles sobre los ejes que supondrán esos cambios. El presidente se limitó a apuntar que será "una nueva reforma fiscal adaptada a este tiempo de inflación para ayudar a las clases medias y trabajadoras, para proteger más a la población vulnerable y para impulsar la creación de empleo".

Según Puig, ese ajuste se irá definiendo este fin de semana en el seminario que su Gobierno de coalición tiene previsto llevar a cabo para plantear la recta final de la legislatura y también matizó que las competencias de la Generalitat son limitadas. En julio, Puig se comprometió ante los empresarios familiares a ampliar la bonificación en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Precisamente sus socios de Gobierno, Compromís y Podemos, se han mostrado contrarios a bajadas de impuestos generalizados y uno de los caballos de batalla entre los miembros del Consell de los distintos partidos son medidas fiscales, como la tasa turística.

Durante su participación en un desayuno del Foro Nueva Economía en Valencia, Puig también se mostró favorable a un pacto de rentas para hacer frente a la crisis generada por la inflación y la guerra en Ucrania. "¿Hay que subir los salarios? Lo recomienda Europa y parece lo lógico", apuntó, a la vez que defendió que es necesario defender la competitividad de las empresas. Un dilema para el que defendió la concertación social y también anunció que en breve mantendrá una reunión con los agentes sociales valencianos para buscar un acercamiento. "La respuesta es el diálogo social", añadió.

Las medidas

Puig también recordó las medidas que ha aprobado su Gobierno a lo largo de este año para apoyar a ciudadanos y empresas ante la subida de precios energéticos y la inflación. La Generalitat ha puesto en macha ayudas de 300 euros para los autónomos afectados por la guerra en Ucrania, con el 80% de las solicitudes ya han sido pagadas, además de líneas de financiación por 260 millones para dar liquidez a las empresas, y el apoyo al programa del Imserso con el abono de 6 euros extra a los hoteles de la autonomía.

La medida estrella de la Generalitat ha sido rebajar un 10% las tasas y los precios públicos. Puig también incidió en que se ha rebajado hasta el 80% el precio del transporte público del metro y tranvía, además de la suspensión del cobro del canon de saneamiento del agua o la rebaja de un 10% de la matrículas universitarias.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud