Economía

Estas son las pensiones de jubilación de los trabajadores que han cotizado menos de 15 años

  • Es el requisito mínimo de cotización de las pensiones contributivas...
  • ...y si no se cumple puede cobrarse una pensión no contributiva
  • Sus cuantías se mantienen con un aumento del 15% para todo 2023
Foto: Dreamstime.

El cobro de una pensión de jubilación parece una especie de trámite que tiene lugar cuando el trabajador cumple la edad de jubilación, pero lo cierto es que al tratarse de una pensión contributiva (que exige periodos de cotización) existen determinadas personas que no son capaces de generar el derecho a estas prestaciones y tienen que buscar otras alternativas.

Es aquí donde aparecen las pensiones no contributivas de jubilación. Son las prestaciones que se destinan a cubrir económicamente a las personas que no han alcanzado las cotizaciones necesarias para cobrar una pensión contributiva y que por esa razón están en peligro de descolgarse económicamente.

El IMSERSO las define en su página web como las prestaciones que se abonan a los ciudadanos "mayores de 65 años y en estado de necesidad una prestación económica, asistencia médico-farmacéutica gratuita y servicios sociales complementarios, aunque no se haya cotizado o se haya hecho de forma insuficiente para tener derecho a una pensión contributiva".

En este grupo de personas estarán las que no hayan conseguido los 15 años de cotización (de los cuales dos deben tener lugar en los últimos 15 años) que exigen las pensiones contributivas de jubilación, pero además deben cumplir otra serie de requisitos de diferente índole:

-Tener cumplida la edad ordinaria de jubilación.

-Haber residido en territorio español durante al menos 10 años desde los 16 años hasta la fecha de devengo de la pensión. De estos años al menos dos deben tener lugar de forma inmediatamente anterior a la solicitud de la pensión.

El límite de ingresos para cobrar una pensión no contributiva de jubilación

Además, se le exige al aspirante al pensionista que no supere ciertos límites de ingresos anuales. Esta medida tiene el objetivo de garantizar que la pensión no se destine a personas que tienen cierta solvencia económica. En 2023 los límites de ingresos son los siguientes:

-Con carácter general el límite es de 6.784,54 euros anuales para una persona.

-Si se convive con cónyuges o familiares de hasta segundo grado el límite es de 11.533,72 euros anuales si son dos personas, de 16.282,90 euros anuales si son tres personas y de 21.032,08 euros anuales si son cuatro personas o más.

-Si entre los convivientes se encuentra alguno de los padres o hijos cuando viven dos personas el límite es de 28.834,30 euros anuales, cuando viven tres personas es de 40.707,25 euros anuales y cuando viven cuatro personas o más es de 52.580,20 euros anuales.

La cuantía de las pensiones no contributivas de jubilación

La cuantía de estas pensiones no contributivas de jubilación no ha variado en 2023, pero no se trata precisamente de una mala noticia para sus beneficiarios. La razón es que esa mantenimiento de las cuantías se debe a la prórroga del aumento del 15% de estas prestaciones que se pactó con Bildu a mediados de 2022 para paliar los efectos de la inflación y que se incluyó en los Presupuestos de 2023.

-La pensión no contributiva de jubilación es, con carácter general, de 484,61 euros mensuales y 6.784,54 euros anuales.

-La pensión del 25% es de 121,15 euros mensuales y 1.696,14 euros anuales.

-Si existen en la misma unidad de convivencia varios beneficiarios de pensión no contributiva la cuantía para cada uno de ellos será de 411,92 euros mensuales y 5.766,86 euros anuales en el caso de dos beneficiarios y 387,69 euros mensuales y 5.427,63 euros anuales en el caso de tres o más beneficiarios.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud