Economía

Estas son las pensiones de jubilación de las personas con menos de 15 años cotizados

  • Estos trabajadores pueden tener derecho a una pensión no contributiva
  • Exige varios requisitos, entre los que descatan los de índole económico
  • Sus cuantías han subido un 15% a raíz de la inflación y la guerra de Ucrania
Foto: Dreamstime.

Para cobrar una pensión contributiva de jubilación no basta con cumplir la edad ordinaria de jubilación, ya que hay que acreditar algún que otro requisito de los que destaca por encima una cotización de al menos 15 años. De lo contrario será imposible cobrar la pensión.

A estas personas que no han llegado a cotizar los 15 años necesarios para tener derecho a la pensión contributiva de jubilación les queda la opción de cobrar una pensión no contributiva de jubilación, aquella que se destina a los trabajadores que no han cotizado lo suficiente.

De acuerdo con la Seguridad Social, las pensiones no contributivas de jubilación son las que garantizan a sus beneficiarios "una prestación económica, asistencia médico-farmacéutica gratuita y servicios sociales complementarios, aunque no se haya cotizado o se haya hecho de forma insuficiente para tener derecho a una pensión contributiva", explica el IMSERSO en su página web.

Aunque no se exige a sus beneficiarios cotización alguna, para poder percibir una pensión no contributiva de jubilación es necesario acreditar otros requistos indispensables:

-Tener al menos 65 años.

-Demostrar una residencia de al menos 10 años entre los 16 y la fecha de devengo de la pensión, de los cuales dos deben darse de forma inmediatamente anterior a la solicitud.

Además, se exige a los beneficiarios de una pensión no contributiva de jubilación que no superen unos ingresos mínimos. El objetivo de este requisito es garantizar que la prestación llega a personas que realmente la necesitan, es decir, a las personas con menores ingresos y una mayor vulnerabilidad.

Para 2022 el límute de ingresos que una persona no puede superar si quiere cobrar la pensión no contributiva de jubilación es de 5.899,60 euros anuales. Esta cantidad se fija a personas que vivan solas, porque en el caso de unidades de convivencia en las que existan miembros unidos por matrimonio, cosanguinidad o adopción hasta el segundo grado (padres, hijos, abuelos, nietos) los límites son diferentes:

-Unidades de dos convivientes: 10.029,32 euros anuales (25.073,30 euros anuales si hay padres o hijos).

-Unidades de tres convivientes: 14.159,04 euros anuales (35.397,60 euros anuales si hay padres o hijos).

-Unidades de cuatro o más convivientes: 18.288,76 euros anuales (45.721,90 euros anuales si hay padres o hijos).

Cuantías de las pensiones no contributivas de jubilación

Las cuantías aprobadas para 2022 se vieron incrementadas en un 15% debido a las medidas del Gobierno para luchar contra la inflación y los efectos económicos negativos de la guerra de Ucrania. Estas cuantías se van a mantener durante todo 2023 tras el acuerdo llegado entrte el Gobierno y Bildu para renovar esos incrementos:

-La pensión no contributiva de jubilación es de 484 euros mensuales.

-La pensión no contributiva de jubilación si existen varios beneficiarios en la misma unidad familiar es de 411 euros mensuales el caso de que coincidan dos personas y de 387 euros mensuales en el que caso de que coincidan tres o más personas.

-La pensión mínima del 25% es de 121 euros mensuales.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments