Economía

Este es el factor del que depende la cuantía de tu pensión de jubilación: así puedes calcular tu base reguladora

  • La base reguladora se usa para determinar el importe de la pensión de jubilación
  • El porcentaje de la misma al que se tiene derecho varía según la cotización
Foto: Dreamstime.

La base reguladora es un concepto que se hace común en la vida de los trabajadores desde el momento en el que generan derecho a cobrar, si fuese necesario, prestaciones por desempleo y, en el futuro, pensiones contributivas. La más destacada de todas ellas, la de jubilación, no escapa a esta realidad.

¿Por qué es tan importante la base reguladora de una pensión de jubilación? La respuesta es sencilla: porque es el valor de referencia sobre el cual se calcula la cuantía de esa pensión de jubilación a la que tiene derecho un trabajador después de toda una vida cotizando a la Seguridad Social.

El propio organismo define en su página web qué es la base reguladora y su importancia para el trabajador cuando se dispone a calcular la pensión de jubilación a la que tiene derecho: "Es la cuantía que se emplea para determinar las prestaciones contributivas del sistema de la Seguridad Social, es decir, es uno de los factores que sirven para calcular el importe de tu pensión y se calcula en función de las bases de cotización del solicitante".

En concreto, la base reguladora se calcula sumando las bases de cotización de los 25 años previos a la solicitud de jubilación. Un total de 300 bases que se dividen entre 350 y a las que la Seguridad Social aplica un coeficiente (salvo las de los dos años anteriores a la jubilación) para reflejar el impacto de la inflación.

Las personas que en ese periodo de tiempo tengan etapas sin cotizar podrán beneficiarse de la integración de lagunas, que rellena esos huecos sin cotizar con bases de cotización ficticias: del 100% de la base mínima vigente los primeros 48 meses y del 50% de la misma a partir del mes 49. Es un mecanismo del que no pueden beneficiarse autónomos y empleadas del hogar.

La composición de la base reguladora ha pasado por una reforma progresiva que comenzó en 2013, fecha en la que comenzó el calendario impuesto por la reforma de las pensiones de 2011 (se puede consultar en este enlace del Boletín Oficial del Estado) y que ha ido elevando de 15 a 25 años (el calendario ha finalizado justo en 2022) el cómputo a contar para el cálculo de esa base reguladora. Así, ahora se tienen muchos más años en cuenta para conseguir esta cifra de referencia.

A qué porcentaje de la base reguladora tienes derecho

¿Es la base reguladora el único elemento que determina la cuantía de nuestra pensión de jubilación? No, el cálculo no es tan fácil. El método de la Seguridad Social para determinar el importe de las pensiones de jubilación otorga al jubilado diferentes porcentajes de esa base reguladora en función de los años cotizados por contingencias comunes a lo largo de su vida.

La normativa exige al trabajador un mínimo de 15 años para tener derecho a pensión de jubilación, y con esos años cotizados se garantiza un 50% de la base reguladora. Esta cantidad, de ser inferior a la cuantía mínima de la pensión, se puede completar hasta la misma con la aplicación del complemento a mínimos.

A partir de ese 50% inicial, se contempla la concesión de un 0,21% extra de base reguladora por cada uno de los 106 meses siguientes cotizados. Y después, un 0,19% extra de base reguladora por cada uno de los 146 meses siguientes. Con estas referencias, un trabajador que en 2022 desee jubilarse con el 100% de la base reguladora (lo que se conoce de forma coloquial como tener el '100% de la pensión') ha de tener al menos 36 años cotizados.

Estos serán los cambios para 2023

Aunque los efectos de la reforma de las pensiones de 2011 ya se han dejado sentir de forma definitiva en el cálculo de la base reguladora, aún tienen consecuencias sobre la influencia en el número de años cotizados que se necesitan para tener derecho al 100% de esa base reguladora. De hecho, en 2023 aumentará en medio año el periodo de tiempo necesario para conseguir el 100% de la pensión.

Así, a partir del próximo año cambiarán los porcentajes de base reguladora que se obtienen y que varían en función de los años y meses cotizados. Se mantiene el 50% de la base reguladora con 15 años cotizados, pero desde ese momento cambia la situación: por cada uno de los siguientes 49 meses se consigue un 0,21% de la base reguladora y por cada uno de los 149 meses siguientes se obtendrá un 0,19% de la misma, subiendo la exigencia de cotización a 36,5 años si se desea cobrar el 100% de la pensión.

Este escalón del calendario progresivo de la reforma de las pensiones de 2011 estará vigente desde 2023 hasta 2026 y será el penúltimo: en 2027 finalizará este calendario con el aumento a 37 años cotizados para tener derecho a toda la base reguladora del trabajador.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments