Economía

La "discrepancia técnica" de Bruselas con Escrivá: un cálculo fijo para mejorar las cotizaciones

  • Comisión Europea y Seguridad Social debaten por las reglas automáticas o semiautomáticas
  • Escrivá defiende que es la única diferencia con Europa por sus reformas
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. Europa Press
Madridicon-related

La Comisión Europea ha aterrizado en España para valorar los hitos del Plan de Recuperación y, en concreto, los de la reforma estructural del sistema de pensiones. La principal "discrepancia técnica", según el propio ministro José Luis Escrivá, es la fórmula del Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI) que incrementará las cotizaciones un 0,6% hasta 2032. Bruselas prefiere una regla automática por la posibilidad de realizar cálculos proyectables a largo plazo, y la Seguridad Social indica que se esforzará por convencerles de su modelo, una regla semiautomática que se valorará de nuevo en 2032.

El símil de una regla automática, cuya metodología sería estable en el tiempo, es la regla introducida por el PP en la anterior fase de reformas: el Factor de Sostenibilidad, una medida pospuesta y después derogada. Un mecanismo de este tipo permite proyectar a largo plazo las previsiones de, en este caso, ingresos por cotizaciones sociales. En este punto, indican desde el Ministerio, se apoya la Comisión Europea, que prefiere este modelo para tener su escenario proyectado a largo plazo

Por otra parte, tal y como está formulado actualmente el Mecanismo de Equidad es una regla semiautomática. Junto con el mecanismo se elaboró una previsión de ingresos extra por el aumento de las cotizaciones de unos 42.000 millones, según informaciones de noviembre de 2021. A partir de 2032, defienden desde la cartera de Escrivá, se valorará su comportamiento con el objetivo de cumplir los objetivos pactados.

La Seguridad Social española defiende la flexibilidad que aporta esta regla semiautomática, que permite hacer reajustes en 2032 en función de posibles cambios en el entorno macroeconómico o demográfico y, a la vez, ofrece margen de maniobra a los agentes sociales y al Gobierno de turno. En la reunión del lunes por la tarde simplemente trató con Bruselas acerca del nuevo sistema de cotización de autónomos y de la reforma de los planes de pensiones de empleo, y esta "discrepancia técnica" se tratará más adelante.

Desde el Ministerio reconocen que estarían dispuestos a realizar modificaciones en la norma sin perder la filosofía del Mecanismo de Equidad Intergeneracional planteado con los agentes sociales, aunque se descolgó del acuerdo la CEOE. Su labor, indican, pasará por convencer a los técnicos de la Comisión Europea de la confianza y solidez de la reforma. 

"Discrepancia técnica", dice Escrivá

Escrivá, en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, ha insistido en que éste "es el único punto" que la Comisión quiere seguir evaluando, pero no por el hecho de que esté en desacuerdo con el mismo. "Yo no diría que no le convence, tiene algunas dudas, una discrepancia técnica, intelectual", ha añadido.

"La Comisión lo que nos dice es que debe ser un mecanismo automático y nosotros le hemos explicado que es mejor que sea semiautomático. Es una discusión puramente técnica (...) Yo estoy convencido de que nos pondremos de acuerdo, nos quedan meses", ha dicho el ministro, que no contempla otro escenario que llegar a un acuerdo con Bruselas sobre este tema.

Sobre la reunión con los funcionarios, Escrivá se muestra favorable al acuerdo. "No hay nada material que nos aleje del cumplimiento de los hitos. Las dos leyes [reforma del Reta y planes de pensiones de empleo] han cumplido sobradamente los hitos", ha destacado el ministro, que ha recordado que "todos los países europeos" reciben la visita de los 'hombres de negro' de la Comisión para evaluar el cumplimiento de sus Planes de Recuperación.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud