Economía

La inflación sigue 'abrasando' a EEUU: el IPC llegó al 7,5% en enero, rozando el máximo de 1982

  • Los economistas estimaban un avance del 7,3% frente al 7% de diciembre
  • El IPC subyacente (sin energía ni alimentos frescos) escala hasta el 6%
  • Más presión para que la Fed suba 50 puntos básicos de golpe en marzo
Imagen: Dreamstime

La inflación no da tregua a EEUU. El IPC de enero fue del 7,5% interanual, claramente por encima del 7% de diciembre y también superando el 7,3% que estimaban los economistas. El dato vuelve a irse a niveles no vistos desde febrero de 1982 (7,6%). El IPC subyacente, que no pondera energía y alimentos sin procesar, escala hasta el 6% frente al 5,5% del mes previo y el 5,9% previsto por el consenso. No ascendía tanto desde agosto de 1982. Si la Fed ya pensaba empezaba a subir los tipos en marzo, este dato le envía un claro mensaje. Las apuestas por una subida de 50 puntos básicos directamente en la reunión de marzo se harán más fuertes.

El informe publicado este jueves por la Oficina de Estadísticas Laborales de EEUU no deja lugar a dudas: la inflación no amaina. Los futuros de Wall Street han avivado su tonalidad roja tras el dato continuando las caídas tras la apertura y el bono americano a 10 años o T-Note ha tocado ya el 2% (máximos de julio de 2019).

El definido realmente como índice de precios al consumo para todos los consumidores urbano aumentó un 0,6% intermensual en enero con datos ajustados estacionalmente, calcando el dato de diciembre pero sin aflojar. El avance intermensual del IPC subyacente también fue en enero del 0,6%, calcando asimismo el dato del mes previo. Es el séptimo mes de los últimos 10 en el que el IPC subyacente intermensual sube más de un 0,5%.

Los aumentos en alimentos, electricidad y vivienda fueron los que más contribuyeron al aumento desestacionalizado de todos los artículos. En el primer mes de 2022, el precio de los alimentos en tasa interanual subió un 7%, frente al 6,3% del mes anterior, mientras que la subida del precio de la energía se desaceleró al 27%. El índice de precios de la gasolina subió un 40% en enero y el del gas natural un 23,9%, mientras que la electricidad se encareció un 10,7% interanual. Los alquileres, por su parte, subieron un 4,4%.

A nivel intermensual, el índice de alimentos aumentó un 0,9% en enero, tras un incremento del 0,5% en diciembre. El índice de energía también aumentó un 0,9% en el mes, con un aumento del índice de electricidad que se vio parcialmente compensado por los descensos en la gasolina y el gas natural. Los alquileres repuntaron un 0,3% frente al avance del 0,4% en diciembre.

Mención especial vuelven a merecer los vehículos usados. El índice de coches y camiones usados subió un 1,5% en enero, lo que supone una desaceleración respecto al aumento del 3,3% registrado en diciembre. No obstante, los principales contribuyentes al 6% interanual del IPC subyacente han sido los coches y camiones usados (+40,5%). 

"Los actuales cuellos de botella en la cadena de suministro, en medio de una fuerte demanda, mantendrán la tasa de inflación elevada al menos durante el primer trimestre, antes de que los desequilibrios entre la oferta y la demanda disminuyan gradualmente en el sector de los bienes y la inflación comience a moderarse en el segundo semestre de 2022", explica Kathy Bostjancic, economista de Oxford Economics.

"Los bienes básicos siguieron registrando las mayores subidas (un 1% intermensual y un 11,7% interanual), probablemente como reflejo del impacto de las restricciones de la oferta mundial y de un cambio en las pautas de consumo de los servicios a los bienes inducido por el covid. Sin embargo, la mayoría de las partidas (incluidos los componentes de alquileres, muy ponderados), registraron aumentos por encima de la tendencia, lo que sugiere que la inflación se ha generalizado", pone de relieve Silvia Dall'Angelo, economista de Federated Hermes.

"De cara al futuro, es probable que la inflación del IPC estadounidense alcance su punto máximo en febrero antes de iniciar un descenso gradual en marzo-abril", estima Dall'Angelo antes de lanzar una advertencia: "Cuanto más tiempo permanezca elevada la inflación, mayor será el riesgo de que se arraigue, a través de las expectativas y la dinámica salarial".

"Lo más preocupante volvió a ser el hecho de que sigan aumentando algunas partidas dentro del componente subyacente que tienen un carácter mucho más persistente y que además tienen un peso elevado en la cesta del consumo, como los alquileres y los alquileres imputados (shelter en inglés)", coinciden los economistas de CaixaBank Research.

¿Qué hará la Fed?

El dato de IPC de hoy no dejará impasible a una Fed que ya se vio presionada hace unos días por el potente dato de empleo en EEUU. "La Fed considera que su máxima prioridad es controlar la inflación. Estos sólidos datos de inflación aumentan la posibilidad de que inicie su ciclo de endurecimiento con una subida de tipos de 50 puntos básicos en su reunión de política monetaria de marzo, seguida de subidas consecutivas en las siguientes reuniones. Si la Fed decide que 50 puntos básicos de golpe es demasiado fuerte para iniciar el ciclo de endurecimiento, esta subida podría estar en las cartas para las siguientes reuniones", señala Bostjancic.

"Anteriormente esperábamos al menos un total de 100 puntos básicos de subidas de tipos en 2022, pero ahora veríamos al menos 125 puntos con las subidas de tipos adelantadas a la primera mitad de este año. Además, la reducción del balance (endurecimiento cuantitativo) podría comenzar antes de nuestra previsión de julio. Mayo es ahora una fuerte posibilidad", remata la economista de Oxford Economics.

"Para que la inflación se sitúe en una media del 2% -el objetivo de la Fed- necesitamos que las lecturas intermensuales se sitúen en torno al 0,18% intermensual. Ninguno de los principales componentes se acerca a esta cifra (aparte de la educación, que se sitúa en el 0,1%, pero sólo tiene un peso del 6,4%). Por lo tanto, el riesgo de que se produzca un movimiento de 50 puntos básicos en marzo es cada vez mayor", ponderan desde ING en una nota.

"Esperamos que la Fed suba los tipos de interés cinco veces este año (con un claro riesgo de que el primer movimiento sea de 50 puntos básicos en marzo) y esto contribuirá a que la demanda y la oferta empiecen a estar más equilibradas, pero, por supuesto, tiene el precio de unas tasas de crecimiento más bajas. Además, seguimos esperando que la inflación se sitúe en un rango del 3-4% antes de las elecciones de mitad de mandato, por lo que esto podría seguir siendo un reto para el presidente Biden y los demócratas", sentencian los economistas del 'banco naranja'.

UBS: "El presidente de la Fed, Powell, no es un vendedor de coches usados, y no puede influir en los precios de los coches usados. La Fed tampoco tiene asiento en la mesa de la OPEP"

"La Fed ha dejado claro que la alta inflación es el mayor riesgo para la marcha de la economía. Y estos datos demuestran que la Fed debe intervenir y controlar la inflación antes de que se arriesgue a perder el control de la economía", comenta Callie Cox, estratega de eToro. "Todavía se baraja una subida de tipos de 50 puntos básicos en marzo. Si el banco central estadounidense está considerando un alza más drástica para entonces, es probable que sigan preparando a los mercados para esta opción a través de declaraciones públicos".

Desde UBS, el estratega Paul Donovan denuncia que "en diciembre, aproximadamente el 92% de la cesta del IPC generó la mitad de la inflación. La gasolina y los coches usados generaron la otra mitad". "El presidente de la Fed, Powell, no es un vendedor de coches usados, y no puede influir en los precios de los coches usados. La Fed no tiene asiento en la mesa de la OPEP. Cualquier movimiento de la inflación impulsado por los coches usados y el petróleo debería tener menos peso en la fijación de la política de la Fed. Es poco probable que la reciente debilidad de la demanda repercuta aún en los datos del IPC -eso llevará tiempo- y el consenso prevé una pequeña subida de la tasa interanual", comenta.

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

delgado
A Favor
En Contra

^<

La inflación real de USA es de más del 50%

Un indicador fiable de la inflación es el precio de la gasolina que en el 2021 subió un 100%

Puntuación 4
#1
A Favor
En Contra

Sabemos que los eurotontos no tenemos un duro, pero mucho me temo los del otro lado del charco aun estén peor que nosotros. Menos mal que nadie les pide que abran Fort Knox para ver cuanto oro tienen, porque las telarañas no iban ha cotizar lo mismo.

Puntuación 1
#2
Intruso
A Favor
En Contra

Pues el cerdícola de Powell no sube los tipos de interés, chuleando al personal, ayudando a las manos fuertes y vigilando sus inversiones bursátiles de más de 10 millones de dólares que tiene el "gachó".

A principios de los 90,s con una inflación similar en USA los tipos de interés estaban en el 14%, hoy están al 0,25% no los sube y vemos a toda la industria financiera llorando y alarmada por los medios de desinformación de que los puede dejar entre el 1,50%-1,75% dentro de nada menos que ¡UN AÑO y MEDIO!, ¿Pero de qué cojo.nes van? ¿Qué desastre de situación económica han dejado los banqueros centrales para que tiemblen por subir los tipos al 1,75%?...es una auténtica vergüenza lo de los bancos centrales al servicio de gobiernos, las manos fuertes de la bolsa y los acreedores, haciendo pagar sus deudas y pésimas decisiones financieras a los ahorradores y consumidores.

Puntuación 4
#3
Máximo
A Favor
En Contra

La pregunta es en qué ahorrar.

Puntuación 0
#4