Economía

La recuperación del empleo se frena en agosto al caer la afiliación en 118.004 trabajadores

  • La Seguridad Social registró 19.473.724 afiliados, bajando sobre julio
  • Es el mejor mes de agosto en paro: se queda a 87.000 de nivel pre-covid
  • En cuanto a los Erte, se sitúan en su mejor cifra: hay 272.190 activos

La Seguridad Social registró 19.473.724 afiliados, lo que supone 118.004 cotizantes menos que el mes pasado. En términos anuales, supone un aumento del 3,63% al crecer en 681.348 personas. Mientras, el paro registrado se ha anotado su  mayor caída en un mes de agosto de toda la serie histórica, con 82.583 parados menos que en julio, un -2,42% que se eleva hasta el -12,33% si se compara con la cifra del año anterior, cuando se contabilizaban 468.899 personas más sin empleo.

Poco a poco el mercado de trabajo vuelve a la normalidad, y eso a pesar de que agosto no suele ser un buen mes de creación de empleo. En concreto, según los datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones publicados este jueves, se redujeron 118.004 puestos de trabajo pero la cifra no es tan negativa teniendo en cuenta que la destrucción media de empleos en los 10 años previos la pandemia estaba en 147.000.

Sin el efecto del calendario, la perspectiva no es tan mala. En términos desestacionalizados, hubo un incremento de 76.541 trabajadores respecto al mes anterior, lo que supone alcanzar 19.477.505 ocupados. Pero hay que tener en cuenta que las cifras corregidas se ven favorecidas porque este agosto ha contado con el festivo nacional del 15 en domingo, lo que favorece la comparación.

Como detalle de que la normalidad se va imponiendo en el mercado de trabajo es que el 31 de agosto ha vuelto a convertirse en el día señalado como el peor del año para el empleo. La Seguridad Social tramitó ese día 342.276 bajas, el segundo día peor de afiliación desde que hay serie histórica, solo superado por el 31 de agosto de 2019, cuando pasaron al paro de golpe 363.017 trabajadores. La excesiva temporalidad apenas ha cambiado en el mercado de trabajo pese a la pandemia. Las empresas concentran los contratos temporales en verano para finalizarlos a finales de agosto. Ese día apenas se tramitaron 47.000 altas.

Lo que sí ha cambiado ha sido los sectores donde se da esta circunstancia. Por ejemplo, la hostelería que solía concentrar estas bajas, se sitúa entre los sectores con más afiliados han sumado (2,39%). Los sectores que tenía que ver con el turismo concentraban la mayor caída de empleo. En esta ocasión, tanto la restauración como el hospedaje han estirado la temporada de verano. El servicio de alojamiento aumenta la afiliación un 3,14%. Educación (-6,70%) y Actividades Artísticas, Recreativas y de Entretenimiento (-5,29%) fueron los sectores más perjudicados. Pero le han seguido muy de cerca por otros ramos como las actividades de descontaminación y otros servicios de gestión de residuos y transporte marítimo con una pérdida superior al 4% del empleo.

El paro registra una caída récord en agosto

Por su parte, la cifra de inscritos en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) acumula ya seis meses de descensos y se sitúa actualmente en 3.333.915 de demandantes de empleo; desde febrero de este año, el paro se ha reducido en 675.000 personas y se sitúa en su cifra más baja desde febrero de 2020, según los datos aportados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social. Solo está a 87.000 personas de recuperar el nivel pre-covid. Ello, a pesar de que agosto suele ser un mes de subidas en el paro como consecuencia del descenso de actividad de algunos sectores en periodo estival.

En términos desestacionalizados y corregidos del calendario, el paro también ha registrado la mayor reducción de este mes con 149.203 personas menos.

Los jóvenes y la industria vuelven a cifras de paro pre-covid

La mejor lectura del dato de paro de agosto se la llevan los jóvenes y la industria. El grupo de menores de 25 años cuenta con la menor cifra de parados desde que hay pandemia al bajar en 17.120 personas en agosto, hasta suponer 245.291 del total de demandantes de empleo, un 6,52% menos que en julio. Sumando los seis meses que llevan anotando descensos, desde marzo 121.000 jóvenes han abandonado las oficinas del SEPE. Entre los de 25 años y más, el paro ha descendido en 65.463 personas (-2,08%).

Por géneros, el paro ha descendido entre las mujeres en 45.503 personas, un 2,26% con respecto el mes de julio, y un -10,27% con respecto al año (-225.697). Se trata del segundo mes consecutivo en el que el desempleo femenino ha descendido más que el masculino en cifras absolutas. En total, en los últimos seis meses 332.000 mujeres han dejado de ser desempleadas. Entre los hombres, el paro ha caído en 37.080 personas, un 2,65% con respecto al mes anterior, y un 15,15% menos que hace un año (-243.202).

Desgranando por sectores, el de la industria es el mejor parado de agosto. Aunque no se ha anotado la mayor disminución, los 1.126 personas (-0,41%) desempleados menos que en julio le devuelven a niveles previos al inicio de la pandemia.

En general, el paro registrado ha descendido en todos los sectores menos en el de la construcción, donde hay 1.139 parados más (+0,42% sobre julio). El sector servicios, acusa la mayor caída con 46.224 personas menos, (-1,93%); le sigue el sector agrario con 13.499 personas menos inscritas en el SEPE (-7,71%).

En cuanto al colectivo Sin Empleo Anterior (el que lleva más de un año sin trabajo), este también ha registrado una caída del 7,47% con respecto julio, después de que 22.873 personas dejaran de estar inscritas en el paro.

Sobre el mapa, 10 comunidades autónomas y Melilla presentan un índice de desempleo menor al registrado antes de del inicio de la crisis sanitaria. En concreto, el paro ha descendido en 13 autonomías, siendo, en términos absolutos, las caídas más destacadas las de Andalucía (-32.102 personas), Canarias (-19.844 personas) y Cataluña (-17.186 personas). Sin embargo, ha subido en la Comunidad Valenciana (6.606 personas), la Comunidad de Madrid (3.526 personas) y el País Vasco (3.058 personas) y en Castilla y León (956 personas).

El nivel más bajo de Ertes en pandemia

Otro dato de normalidad es la evolución de las personas en Erte. La Seguridad Social registró 272.190 personas protegidas por Expediente de Regulación Temporal de Empleo (Erte) al finalizar el mes, lo que supone el nivel más bajo desde el inicio de la pandemia. Respecto al último día de julio, se ha producido un descenso de 59.296 personas en Erte si se tiene en cuenta la fecha de notificación. En lo más crudo de la crisis, alrededor de 3,6 millones de trabajadores estuvieron acogidos a los esquemas de protección de empleo.

De las 272.190 personas en Erte al cierre del mes, 84.064, una de cada tres, estaban suspendidas a tiempo parcial. De media en agosto, ha habido 277.905 personas en Erte. De las 100 actividades económicas, dos, en concreto Servicios de Comidas y Bebidas (65.373 trabajadores en Erte) y Servicios de Alojamiento (39.091), concentran el 38% de los trabajadores protegidos por un Erte.

El número de trabajadores en Erte supone el 1,8% de los afiliados del Régimen General (sin sistemas especiales) con una gran concentración sectorial. En concreto, el sector de Agencias de Viajes y Operadores Turísticos es el que más trabajadores mantiene bajo este instrumento de protección, con un 35,07% de los afiliados del sector; seguido de Transporte Aéreo, con un 15,47%, Actividades de juegos de azar y apuestas (12,96%) y Servicios de Alojamiento, con un 11,61%.

Geográficamente, se observa que más de una decena de provincias bajan ya del 1% de sus afiliados en Erte. Entre ellas, Cuenca (0,77%), Huelva (0,77%), Huesca (0,79%) Castellón (0,81%), Guadalajara (0,83%), Murcia (0,86%) y Lleida (0,87%).

La contratación temporal coge fuerza

En agosto se registraron 1.407.563 contratos, un 25,8% más que en el mismo mes de 2020, de los que 118.985 fueron indefinidos, el 8,4% del total de contratos y un 23,6% más que en agosto de 2020. El resto de contratos, hasta completar el total de 1.407.563 del mes de agosto de 2021, son 5.312 de carácter formativo y 1.283.266 otro tipo de contratos temporales, de lo que los contratos temporales con jornada a tiempo parcial suponen el 30,49%.

Por último, el número de solicitudes de prestaciones a nivel nacional registradas en el mes de julio de 2021 ascendió a 1.402.661, lo que representa un 48,0% menos que el mismo mes del año anterior. Los gastos totales de julio de 2021 ascendieron a 2.027,3 millones de euros, lo que supone un 37,4% menos que el mismo mes del año anterior. En cuanto al gasto en prestaciones derivadas de trabajadores en Erte, este alcanzó en julio los 343 millones de euros, frente a los 427 millones del mes de junio.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud