Economía

Agosto suma casi 30.000 parados más y se vuelven a superar los 3,8 millones de desempleados

  • El último día de mes se destruyeron 200.000 empleos...
  • ... aunque de media el empleo crece en el mes en 6.800 ocupados

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo subió en 29.780 desempleados en agosto. Aunque es su menor incremento en este mes desde 2016, cuando aumentó en 14.435 personas, el volumen total de parados se situó en 3,8 millones, su nivel más alto en un mes de agosto desde 2015, en un verano lastrado por el fin de la escasa temporada turística debido al impacto de la pandemia. Son datos que ha publicado hoy el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Por su parte, la Seguridad Social ganó una media de 6.822 cotizantes, su primer incremento en un mes de agosto de toda la serie histórica en un mes en el que tradicionalmente se destruye empleo. El número total de ocupados se sitúa en 18,79 millones de cotizantes. Eso sí, fue un final de mes para olvidar. El último día de agosto se destruyeron 200.000 empleos. 

Los 18,79 millones de afiliados que había registrados a finales de mes, suponen 82.541 ocupados menos desde el inicio de agosto, si bien el mes arroja un aumento de 6.822 cotizantes respecto a la media de julio. El efecto del final de mes distorsiona el resultado. Sin contar el dato del 31 de agosto, en el que se dieron de baja 211.566 ocupados, desde el inicio del mes se habrían sumado 129.025 afiliados. Desde el mes de abril, el número medio mensual de afiliados ha crecido en 333.709 personas.

Con los últimos coletazos del verano y el fin de la temporada turística de un verano marcado por el covid-19 finalizan muchos contratos vinculados a la estación veraniega por lo que agosto es tradicionalmente un mal mes para el empleo. En todos los meses de agosto desde 2001 ha aumentado el paro registrado, salvo en 2013, cuando se redujo en 31 personas.

No obstante, el aumento del paro en agosto es inferior al que se ha producido en este mismo mes en los últimos cuatro años. De hecho, supone un 45% menos del incremento registrado en agosto de 2019, en plena fase expansiva de la economía, cuando el desempleo aumentó en 54.371 personas respecto al mes de julio de 2019.

Por sectores, el paro registrado se redujo en el sector de la Agricultura en 13.523 personas (-6,61%). Subió, sobre todo, en Servicios, con 20.216 personas más (+0,76%) debido, en gran medida a las restricciones de movilidad determinadas por los principales países emisores de turismo del mercado español. En cualquier caso, el aumento del paro en el sector Servicios no alcanza ni el 10% del que se produjo en los meses de marzo y abril.

En la Construcción se produjo un incremento en 7.983 personas (+2,68%) y la Industria anotó en agosto 2.981 inscritos más (+0,96%), al tiempo que el colectivo Sin Empleo Anterior se incrementó en 11.853 (+3,78%).

Asimismo, el paro subió en agosto entre las mujeres en 20.327 (+0,93%), hasta un total de 2.197.913 trabajadoras inscritas. Trabajo ha explicado que el paro femenino solo se redujo durante el mes de julio desde el inicio de la pandemia y sigue manteniendo un saldo negativo para el empleo.

Tras tres meses de caída, el paro masculino aumentó, por su parte, en 9.453 trabajadores (+0,59%), hasta un total de 1.604.901 inscritos. Asimismo, el desempleo entre los jóvenes menores de 25 años se incrementó en agosto en 7.804 personas (+2,43%) respecto al mes anterior.

El número de personas incluidas en Erte al cierre del mes de agosto era de 812.438 millones

El número de personas incluidas en Erte al cierre del mes de agosto era de 812.438 millones, lo que supone una reducción de 306.104 trabajadores respecto al mes anterior. A cierre de agosto, tres de cada cuatro personas incluidas en un Erte han salido de esta situación.

De las 812.438 personas en Erte, 165.598 tenían una suspensión parcial, lo que supone algo más del 20% del total de trabajadores incluidos en expedientes temporales de empleo.

A 31 de agosto, el número de personas trabajadoras en Erte por fuerza mayor asciende a 663.656, lo que supone 268.953 menos que al cierre de julio, que eran 932.609 (-28,83% en el mes). Por su parte, las personas incluidas en Erte de no fuerza mayor ascendían a 31 de agosto a 148.782, con una caída de 37.151 personas (-19,98% de merma mensual).

Por comunidades autónomas, el paro registrado bajó en agosto en ocho regiones, encabezadas por Navarra (-1.078), Cantabria (-763) y Extremadura (-548). Subió, por el contrario, en las nueve comunidades restantes, sobre todo en Cataluña (+11.293), Madrid (+6.260) y la Comunidad Valenciana (+5.694), que concentran el 78% de los nuevos parados. El mapa precedente refleja la situación del desempleo por provincias.

Por otro lado, en el mes de agosto se han firmado 1.118.663 contratos, según los datos comunicados al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), una cifra que equivale al 73,6% de los contratos firmados en agosto de 2019. Durante el mes se han firmado 96.275 contratos de trabajo de carácter indefinido, que representan el 8,61% de todos los contratos.

El gasto en prestaciones por desempleo se duplica en julio (+106,6%), hasta 3.238 millones

Los gastos totales de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) en prestaciones de desempleo ascendieron a 3.238 millones de euros el pasado mes de julio -siempre van con un mes de retaso-, un 106,6% más que en igual mes de 2019, según los datos difundidos por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

No obstante, este importe es 877 millones de euros inferior al registrado en el mes de junio y 2.270 millones de euros (-58,8%) menos que en el mes de mayo, cuando la partida de prestaciones alcanzó su máximo durante la pandemia.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud