Economía

El plan de empleo joven de Díaz se sustenta en contratos públicos

  • Los 745 millones irán principalmente a convenios con organismos
Yolanda Díaz, vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo y Economía Social. EP.
Madridicon-related

Uno de los programas estrella del Gobierno en este segundo trimestre es el plan de empleo joven que se enmarca dentro del nuevo Programa de Garantía Juvenil Plus que está prácticamente pactado con las comunidades autónomas y los agentes sociales. Fuentes del Ejecutivo señalan que será el propio presidente Pedro Sánchez el encargado de hacer la presentación pública. Un plan que se sustenta casi en su totalidad en emplear a los jóvenes en las distintas administraciones dependientes del Estado, pero también de CCAA y entidades locales. De hecho, de los 745 millones de euros que se destinarán al plan, la práctica totalidad se emplearán en firmar convenios con aquellos organismos públicos interesados, aunque también para empresas.

El plan de empleo joven se integra como una de las 17 medidas que el Ministerio de Trabajo ha presentado en el plan de Reestructuración, Transformación y Resiliencia remitido recientemente a la Comisión Europea. En términos presupuestarios, los 765 millones con los que se dotará suponen el 32,35% del total de los 2.363 millones de euros que el departamento que dirige Yolanda Díaz recibirá de los fondos Next Generation. De ellos, 1.019,5 millones se invertirán en 2021, 730,5 en 2022 y los 613 restantes en el ejercicio de 2023.

El plan de Empleo Joven pivotará alrededor de tres programas que se basan fundamentalmente en colocar a los jóvenes de entre 16 y 29 años en empleos públicos. El primer programa, dotado con 120 millones de euros en tres años, es el Empleo Joven-Tándem, consistente en formación en alternancia con un empleo. Seguirá el modelo de las escuelas taller pero aplicado a proyectos de interés público y social que "lleven a cargo órganos y organismos del Estado y supongan la formación de jóvenes" en ciertas ocupaciones previstas en el plan. Se prevé que el 25% de los fondos, 30 millones de euros, se destinará a desarrollar competencias verdes y otro 25% a digitales.

Consta de tres programas: Joven-Tandem, Investigo y Primera experiencia profesional

El segundo programa, de primera experiencia profesional en la Administración General del Estado o de cualquier otra administración, cuenta con una dotación de 330 millones (160 millones en 2021, 110 millones en 2022 y 60 millones en 2023). Se trata, eso sí, de contratos temporales entre 10 y 12 meses con un coste superior a 18.000 euros por joven empleado más otros 215 euros mensuales por gastos de tutorización los tres primeros meses. Todo ello financiado por el Sepe. La idea del Ministerio de Trabajo es "sensibilizar" a las administraciones para que oferten puestos adecuados y realizar un programa piloto este año con el objetivo de repetirlo en años posteriores si el resultado es satisfactorio.

Jóvenes investigadores

En el tercer programa, Investigo, Trabajo desarrollará conjuntamente con el Ministerio de Ciencia y Tecnología un plan de empleo para jóvenes investigadores y técnicos en organismos públicos de investigación, universidades públicas, centros tecnológicos, parques científicos y tecnológicos y entidades públicas sujetas al derecho privado, "junto con empresas (que inviertan en investigación) y entidades privadas sin ánimo de lucro como fundaciones".

Para esta tercera pata, el presupuesto es de 315 millones de euros, con 155 millones este año, 105 el siguiente y 55 millones en 2023. En este 2021 se comenzarán a solicitar las subvenciones por parte de los organismos interesados en sacar plazas con el fin de financiar los contratos que se repetirán en años sucesivos mientras haya crédito. El Sepe, al igual que en los programas anteriores, subvencionará los salarios de los contratados.

En la franja de 16 a 21 años, las acciones se centrarán en mejorar la formación en alternancia con un empleo y de 22 a 29 de destinarán a favorecer la contratación estable.

La Comisión Europea ha afeado reiteradamente a España por la alta tasa de desempleo juvenil, que el Gobierno reconoce en el 35%. De hecho, hay fondos estructurales específicos para ayudar a las personas de menos de 30 años a incorporarse el mercado de trabajo.

Jóvenes abocados a la inmigración

Trabajo reconoce que la alta tasa de paro juvenil está lastrando la "primera experiencia laboral significativa" de muchos jóvenes. Lo que, según el plan, "está obligando a muchos a aceptar trabajos de baja cualificación, en su entorno o en otro país". Otro problema que se pretende corregir con el plan de Empleo Joven es la huida de muchas personas del ámbito rural por falta de oportunidades que se ha extendido "a la mayor parte de los municipios del país".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud