Economía

Las cifras que deja el atasco durante seis días del Canal de Suez

  • Los contenedores del Ever Given en fila se extenderían por 120 kilómetros
  • Costará casi otra semana recuperar la normalidad en el tráfico por el canal
  • Se calcula en 10.000 millones de dólares al día el impacto del cierre de la vía
Trabajos para desencallar el Ever Given. Foto: EP

El portacontenedores Ever Given ha podido finalmente ser reflotado este lunes y ya navega por el canal de Suez, donde quedó encallado y atravesado el pasado día 23 de marzo, después de repetidos intentos de moverlo con remolcadores y con la ayuda de la marea alta. Este atasco de una de las principales vía comerciales del mundo durante casi una semana deja un reguero de cifras.

Con bandera panameña, 400 metros de eslora -más que la Torre Eiffel-, 59 metros de manga y 224.000 toneladas de mercancía repartidas en 18.300 contenedores -puestos en fila se extenderían por más de 120 kilómetros-, el buque de la naviera taiwanesa Evergreen, con mercancías que iban desde muebles hasta pescado congelado-, quedó encallado obstruyendo por completo los 300 metros de ancho del Canal de Suez en medio de fuertes vientos y una tormenta de arena que azotaba Egipto. Para dar otra idea del tamaño del barco, se han tenido que dragar unos 30.000 metros cúbicos de arena para ayudar a la liberación del barco.

El encallamiento en diagonal del buque a lo ancho de todo el canal inaugurado en 1869 y de 190 kilómetros de longitud que comunica el Mar Rojo con el Mar Mediterráneo generó el embotellamiento de una arteria marítima por la que transcurre el 12% del comercio mundial y por la que pasan un 25% de los contenedores de todo el planeta. También se estiman que por el canal circulan alrededor de un millón de barriles de petróleo al día. El canal, puerta de entrada para el movimiento de mercancías entre Europa y Asia, recibió más de 19.000 barcos en 2019 o 1.250 millones de toneladas de carga.

En el momento de la liberación del Ever Given, un total de 437 barcos esperaba para poder cruzar el canal. "Actualmente 193 embarcaciones están esperando en Port Said (en la costa mediterránea de Egipto) para el convoy en dirección sur y 201 en Suez (en el Mar Rojo) para el convoy en dirección norte. Otras 43 están aguardando en el Gran Lago", en el centro del canal, aseguraba la Gulf Agency Company (GAC) en un comunicado.

La cifra más esperada ahora es el número de días en los que se tardará en volver a la normalidad. "El sistema de convoyes cambiará temporalmente hasta que el tránsito vuelva a la normalidad, lo que se espera que ocurra en tres o cuatro días", afirmó la compañía. Sin embargo, Maersk, la principal naviera que opera en el canal de Suez, afirmó que el atasco podría tardar "seis días o más" en desaparecer.

La velocidad a la que se despeje la vía depende de la cantidad de embarcaciones que el canal pueda absorber cada día. Esa cifra podría llegar a 100 por jornada, según una persona informada por la Autoridad del Canal de Suez. Varios operadores de petróleo fijaron la cifra en alrededor de 75. Eso reduciría los buques en espera en 25 a 50 embarcaciones al día, lo que significa que el estancamiento podría liberarse dentro de siete a 14 días, señalan desde Bloomberg.

Aunque el impacto del cierre del canal, de 10.000 millones de dólares al día, según las principales estimaciones, será probablemente pequeño en comparación a los 18 billones de dólares al año a los que asciende el comercio mundial de mercancías, la perspectiva de que cientos de buques hayan visto demoradas sus rutas garantizará retrasos en los cargamentos en las próximas semanas, si no meses.

El bloqueo del canal ha supuesto unos 400 millones de dólares por hora, según los cálculos de la consultora Lloyd's List, desde donde sugieren que el tráfico en dirección oeste hacia Europa supone unos 5.100 millones de dólares al día y el tráfico en dirección este unos 4.500 millones.

Este ha sido el cierre más largo del Canal de Suez desde que estuvo cerrado durante ocho años después de la Guerra de los Seis Días de 1967. Los cargueros que quedaron atrapados llegaron a sus destinos, como el puerto de Hamburgo, en 1975.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin