Empresas y finanzas

El bloqueo del Canal de Suez amenaza con subir los precios de las mercancías

  • Los últimos intentos por reflotar el Ever Given han resultado infructuosos
  • El coste para el comercio mundial será de entre 5.000 y 8.500 millones cada semana
Imagen del carguero Ever Given varado en el Canal de Suez, en Egipto. EFE

El bloqueo del Canal de Suez tras quedar varado el buque Ever Given el pasado martes, 23 de marzo, ya está impactando en el suministro de mercancías a nivel mundial y amenaza con provocar una subida de precios. Tras seis días desde que encalló el que es uno de los mayores cargueros del mundo, todos los intentos por reflotar el carguero han resultado en balde hasta el momento, mientras se acumulan centenares de barcos cargado.

La obstrucción del Canal de Suez sacude la recuperación que se había iniciado del comercio mundial, muy golpeado en 2020 como consecuencia de la pandemia, con una caída en el ejercicio de la actividad del 9,2%, según los datos de la Organización Mundial del Comercio (OMC). La institución prevé, con todas las cautelas por la incertidumbre que hay en torno al Covid-19, un crecimiento del 7,2% del comercio a nivel global. El incidente en una de las principales rutas comerciales del mundo pone en jaque esta proyección. Máxime porque se suma a otros problemas arrastrados desde hace varios meses, como la escasez de contenedores por el aumento de las exportaciones de China o de chips semiconductores o la subida de las tarifas marítimas. Por el momento, los efectos inmediatos delatan que los fletes siguen aumentando sus costes -con una tendencia muy alcista en el último año-, al tiempo que los retrasos en las entregas de las mercancías comienzan a elevar el riesgo de desabastecimiento de determinados productos en algunas regiones.

Por el Canal de Suez pasa más del 10% del comercio a nivel mundial -en 2019 lo transcurrieron más de 19.000 embarcaciones- y el 25% de los contenedores de mercancías. Además, por la infraestructura marítima circulan a diario, procedentes del Golfo Pérsico y con dirección a Europa, otros países del Mediterráneo y, en menor medida Estados Unidos, unos 4 millones de barriles de petróleo y derivados, algo más del 4% de toda la producción de crudo del mundo y el 9% del petróleo comercializado por mar. Las rutas alternativas para transportar el crudo y sus derivados son más caras y en muchas ocasiones más lentas. Muchos envíos de petróleo, nafta o destilados ya se han retrasado y podrían llegar con un precio superior que terminará afectando al bolsillo del consumidor. Tras caer más del 4% el pasado martes, hasta los 60 dólares, el barril de Brent subió en los días posteriores hasta rebasar los 64,3 dólares. En todo caso, los impactos, por ahora, no se han reflejado en exceso en la cotización del crudo debido a las abundantes reservas existentes en este momento.

La parálisis de la vía egipcia, con 326 barcos ya retenidos, frena la recuperación del comercio

La última acción para reflotar el portacontenedores Ever Given y desbloquear así el Canal de Suez fracasó en la noche del sábado al domingo, cuando se esperaba que la luna llena y la marea alta propiciase el éxito de la operación. "Desafortunadamente, el estado de la marea no ayudó a reflotar el Ever Given esta noche", escribió Leth Agencies, compañía especializada en servicios logísticos en diferentes canales y estrechos del mundo, en su cuenta de Twitter. La cifra de embarcaciones que esperan cruzar la vía, según esta compañía, era de 326, en la que se incluyen 134 en Port Said, en el Mediterráneo, 151 en Suez, en el Mar Rojo, y 42 en el Gran Lago que hay en el tramo intermedio del canal. Con capacidad para 224.000 toneladas de carga, los 400 metros de eslora del portacontededores de la compañía taiwanesa Evergreen y bandera panameña abarcan todo el ancho del canal, bloqueando el paso por esta vía.

La Autoridad del Canal de Suez que gestiona esta ruta marítima egipcia tenía previsto intentar desencallar el buque de nuevo este domingo con la ayuda de remolcadores, según la comunicación de Leth Agencies recogida por Efe. Por la mañana, no obstante, se informó de que "el timón y las hélices estaban liberadas", según indicó en su página web la firma de servicios marítimos Gulf Agency Company (GAC), con sede en Dubái y que opera en el canal. No obstante, GAC, que citó a la Autoridad del Canal de Suez, aseguró que "la proa del barco está todavía hundida en la orilla del canal" y que se había producido un "ligero movimiento lateral".

Nueva operación

La Autoridad del Canal emitió un comunicado en el que no hacía referencia a estos avances y señalaba que, según su jefe, Osama Rabie, se habían dragado ya 27.000 metros cúbicos de arena de la parte del a orilla en la que está encallada la proa del barco, llegando a una profundidad de 18 metros. Rabie afirmó que continuarían los trabajos para desencallar el Ever Giben las 24 horas del día y que se realizarían "trabajos de dragado durante el día y maniobras de tracción del Ever Giben por parte de los remolcadores en los momentos compatibles con condiciones de las mareas". Según Rabie, están participando 12 remolcadores en los intentos por reflotar el buque, a los que se sumarían este domingo otros dos.

La operación prevista para este domingo a las 16.00 hora local (14.00 GMT) se retrasó a las 22.00 horas (20.00 GMT). Algunos de los participantes en la operación de rescate habían manifestado el sábado su confianza en la que la pasada noche era un "buen momento" para mover el Ever Given, que bloquea el canal desde la mañana del martes al haber encallado su proa en una de las orillas quedando atravesado en el paso.

Desde entonces los intentos de reflotarlo han resultado infructuosos pese a la utilización de hasta 14 remolcadores y de dragas y excavadoras para retirar la arena en torno a la proa del Ever Given, que se quedó atravesado en el canal debido, según las primeras investigaciones, a los fuertes vientos y una tormenta de arena. El capitán de uno de los remolcadores implicados aseguró el sábado que habían conseguido mover la proa de la nave unos 17 metros en dirección al norte, hacia donde navegaba cuando chocó con una de las orillas. Según la empresa gestora del cargamento, la multinacional Bernhard Schutle Shipmanagement (BSM), estaba previsto que este domingo se incorporaran otros dos remolcadores.

Algunas embarcaciones ya están desviando su ruta hacia el Cabo de Nueva Esperanza

Por su parte, la naviera Maersk, la principal que opera en el Canal de Suez, señaló que, una vez liberado el paso, se requerirán entre tres y seis días para deshacer el gran atasco que se ha generado en esta vía que conecta el Mar Rojo con el Mediterráneo y que supone la ruta marítima más corta entre Asia y Europa. La multinacional danesa informó de que "actualmente, tenemos tres embarcaciones atrapadas en el canal y 27 esperando para entrar al canal, y se espera que dos más lleguen hoy", afirmó este domingo en un comunicado.

Algunas embarcaciones ya están desviando su ruta hacia el Cabo de Nueva Esperanza para circunvalar África, pese a que esta ruta implica varios días extra de navegación y, por tanto, mayores costes. Mientras, el puerto jordano de Aqaba, en el mar Rojo, ha preparado un plan de contingencia de cara a la llegada de muchos barcos cuando el canal de Suez sea finalmente desbloqueado.

Impactos económicos

La semana pasada, la aseguradora alemana Allianz señaló que "las interrupciones en la cadena de suministro desde principios de año (escasez de contenedores, semiconductores, etc.) podrían costarle al crecimiento real del comercio -1,4 puntos porcentuales o aproximadamente 230.000 millones de dólares (194.850 millones de euros al cambio actual) de impacto directo, a lo que habrá que sumar la inmovilización del Canal de Suez".

"Según nuestra estimación, cada semana de cierre debería costar entre -0,2 puntos porcentuales y -0,4 puntos porcentuales de crecimiento al comercio", abundó la firma. Así, "calculamos que cada semana de inmovilización podría costarle al comercio mundial entre 6.000 y 10.000 millones de dólares (entre 5.082 y 8.471 millones de euros".

El bloqueo del canal de Suez impide el tránsito diario de mercancías valoradas en alrededor de 9.700 millones de dólares (8.231 millones de euros), lo que equivale a unos 343 millones de euros a la hora, según las estimaciones de Lloyd's List.

En concreto, las estimaciones apuntan a que el tráfico en dirección Occidente (Europa) tiene un valor de alrededor de 5.100 millones de dólares (4.320 millones de euros) al día, mientras que el tráfico en dirección Oriente o este (Asia y Oceanía) tiene un valor de 4.500 millones de dólares (más de 3.800 millones de euros).

El viento y la arena, causas

En 2015 Egipto inauguró el Nuevo Canal de Suez para aumentar el tráfico y permitir el tránsito de embarcaciones de mayor calado, aunque la ampliación se efectuó en el tramo norte del paso artificial, donde se excavó una vía paralela a la ya existente.

Ubicado en Egipto, el Canal de Suez conecta el Mar Rojo con el Mar Mediterráneo y es un cuello de botella crítico debido a los grandes volúmenes de productos energéticos que fluyen a través de él, procedentes del Golfo Pérsico con rumbo a Europa y otros países del Mediterráneo, principalmente, así como a Estados Unidos y otras partes del mundo.. El accidente del carguero Ever Gavin en el Canal de Suez está ahora bajo investigación, pero se estima que se precipitó como consecuencia de la ola de mal tiempo con vientos y arena en suspensión que ha sufrido Egipto en los últimos días. Esto ha dificultado la visibilidad en la infraestructura marítima y también ha afectado a otras actividades en el país.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin