Economía

Las leyes de Moncloa sobre vivienda rebajan la protección a la propiedad privada en España

  • España, a la cola de la OCDE (puesto 26) en defensa de la propiedad
  • Finlandia, el país donde más se respeta la propiedad privada
  • Los índices internacionales destacan la "gran calidad" de los Registradores
Foto: Archivo

El Índice Internacional de Derechos de Propiedad (IIDP) muestra que la puntuación obtenida por España en la clasificación del IIDP sitúa al país en la posición 26 sobre 37 de las economías avanzadas. De esta forma, España queda alejada de los países de referencia en materia de protección de los derechos de propiedad. España se sitúa 8,3 puntos porcentuales por debajo del promedio observado en la OCDE y con 6,8 puntos porcentuales menos que la nota media que reciben los países de la UE pertenecientes a la OCDE. En la comparación con Finlandia, que es el país con mejor resultado en el IIDP, España presenta un resultado de 28,5 puntos porcentuales inferior.

El director general del Instituto de Estudios Económicos (IEE), Gregorio Izquierdo, presentó este dato y el informe La propiedad privada en España. La necesidad de reconocer los derechos de propiedad en materia de vivienda. Índice de Derecho de Propiedad 2020, en el que destaca que el derecho de propiedad "es un derecho esencial y un pilar sobre el que se sustentan las sociedades modernas". El documento apunta a las nuevas leyes de vivienda como uno de los factores que hace a España bajar las defensas de la propiedad privada.

"Estas medidas sobre vivienda generan incertidumbre e inseguridad jurídica", apunta Gregorio Izquierdo

"El problema de este tipo de medidas, como los controles de precios, prohibición de desahucios, o las expropiaciones es que, al vulnerar la propiedad privada, generan incertidumbre e inseguridad jurídica, y pueden mermar permanentemente la confianza en el mercado, lo que hace que sus efectos negativos se extiendan incluso más allá de su vigencia", apunta el IEE. "Se deberían implementar medidas que aborden la verdadera causa del problema, que es la falta de oferta de vivienda en alquiler", añade.

Las medidas contra la propiedad

El IEE detecta "algunas amenazas" a los derechos de propiedad en la economía española, que se relacionan fundamentalmente con el ámbito de la vivienda:

Por un lado, el Anteproyecto de Ley estatal por el derecho a la vivienda busca controlar los precios de alquiler.  Según el IEE, los controles de precios de alquiler son una medida de muy dudosa constitucionalidad, que no solo no es eficiente para lograr mejorar el acceso al mercado del alquiler, sino que es, además, contraproducente, en la medida en que reduce la oferta en cantidad y calidad, tensiona los precios en las zonas no reguladas, y empeora la eficiencia en la asignación de recursos, dificultando en mayor medida el acceso a una vivienda en alquiler, en especial a los colectivos de menor renta a los que se pretende favorecer.

Por otra parte, el IEE menciona el Decreto antidesahucios. A su juicio, la gravedad de esta medida reside en que supone avanzar hacia una cierta legitimación o tolerancia social y jurídica de las ocupaciones de viviendas, un problema que vulnera la seguridad jurídica y la propiedad privada, y genera un efecto llamada y un incremento de los impagos en un contexto de ya elevada morosidad. Además, una de las consecuencias más directas será la restricción de la oferta de alquiler, sobre todo para los colectivos más vulnerables, ya que tanto los propietarios como las entidades financieras exigirán garantías adicionales incapaces de ser aportadas por parte de estos colectivos, y priorizarán individuos solventes ante los eventos de riesgo que amparan estas medidas.

El IEE pide "un marco regulatorio simple, estable y predecible para incentivar la oferta" 

Además, los economistas citan las expropiaciones temporales de vivienda. A su juicio, se trata de una medida muy desafortunada, más efectista que efectiva, porque es ineficaz, poco ágil y vulnera los derechos de propiedad, además de que introduce distorsiones en el mercado de la vivienda que contribuyen a perpetuar los problemas existentes. La naturaleza del derecho de propiedad es incompatible con disociar de forma coactiva el uso y disfrute de un bien respecto a los deseos y voluntades de su legítimo propietario. Por otro lado, la única manera correcta de determinar un justiprecio que permita repara el perjuicio causado sería mediante la cuantificación del coste de oportunidades de su mejor uso alternativo y nunca el de su peor uso alternativo: precios administrativos artificiales de alquiler de vivienda protegida.

"Para incentivar la oferta, es clave un marco regulatorio simple, estable y predecible, que aporte certidumbre y seguridad jurídica, y que no genere un tratamiento asimétrico entre el arrendador y el arrendatario. Además, la iniciativa privada también se puede favorecer mediante incentivos fiscales a la construcción de vivienda para alquilar, así como mediante la habilitación del suelo público disponible", apunta Gregorio Izquierdo. "Por otro lado, también se puede abordar la promoción de vivienda social mediante esquemas de colaboración público-privada que aseguren una gestión eficiente y un menor coste para el sector público", añade.

La importancia de los registradores

En España, el Registro de la Propiedad es uno de los principales garantes de los derechos de propiedad, ya que mediante su labor aporta seguridad jurídica, transparencia en la información y facilidad de transmisión de la propiedad. Los objetivos fundamentales del Registro de la Propiedad son asegurar la propiedad inmueble, protegiendo el tráfico jurídico inmobiliario, y fomentar la confianza de los agentes económicos en los inmuebles como garantía de las operaciones de financiación, reduciendo los riesgos en los contratos que tengan como objeto bienes inmuebles mediante la publicidad contenida en sus libros, de manera que quien confíe en el contenido de dichos libros estará protegido.

Según el IEE, este sistema español de Registros de Propiedad es plenamente "fiable y garante", como queda puesto de manifiesto en la clasificación del subíndice Registro de la Propiedad del Índice de Derechos de Propiedad, en la vertiente de la propiedad física, en el que España se sitúa ampliamente por encima del promedio de la OCDE, exactamente en 3,3 puntos porcentuales, y la superioridad es aún mayor, de 5,6 puntos porcentuales, con respecto de la media europea. España se sitúa así en parte alta del ranking, como reflejo de la gran calidad de los Registros de Propiedad.

El IEE destaca que en los últimos años, el sistema registral español ha puesto en marcha multitud de innovaciones que le han permitido mejorar el nivel de protección de la seguridad jurídica y, además, convertirse en un válido instrumento de colaboración con las administraciones públicas, avanzando en materias como el urbanismo, el medio ambiente, la digitalización, la protección de los consumidores. "Resulta conveniente que se siga profundizando en estas líneas de mejora y modernización de la Institución Registral en España, aprovechando las ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías", apunta el IEE. "Entre ellas, convendría avanzar en la armonización de la publicidad registral inmobiliaria de los estados miembros, creando así un modelo de nota simple europea. Una publicidad inmobiliaria similar en toda la Unión Europea contribuiría a fortalecer e impulsar el mercado interior y ecosistema jurídico que se está desarrollando", añade.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 2
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Manuel
A Favor
En Contra

Este gobierno es como el camarote de los hermanos

Marx

Puntuación 6
#1
miguel
A Favor
En Contra

Son leyes bolivarianas discriminatorias, ilegales e inconstitucionales que no se pueden aplicar y la justicia las permite.

Puntuación 1
#2