Economía

De la 'Champions' de la economía a luchar con México y Australia: España tiene cada vez menos peso en el mundo

  • España cae a la decimocuarta posición del ranking global y México ya acecha
  • España llegó a ser la octava potencia del mundo en 2007, por delante de Canadá
  • Cada crisis global ha afectado a España con especial intensidad desde entonces
Foto de Alamy

Hace tan solo catorce años, España era la octava potencia económica del mundo, incluso por delante de Canadá. Hoy, la economía nacional ha caído precisamente al puesto decimocuarto (14º), tras el 'sorpasso' de Australia durante el año 2020. La crisis del covid-19 ha dado la puntilla a una economía que venía perdiendo relevancia desde la Gran Recesión de 2008. Año tras año, el PIB de España ha ido representando una porción cada vez menor del PIB global, viéndose sobrepasada por economías emergentes y desarrolladas.

Con los datos ya casi cerrados sobre las variaciones del PIB en 2020, se puede observar como España prosigue desinflándose desde que tocara techo en 2007, cuando el país 'jugaba la Champions de la economía', según las palabras de un presidente del Gobierno. Entonces, en plena pico de la burbuja de crédito e inmobiliaria, el PIB de España estaba por encima incluso del de Canadá.

Desde entonces, países como Corea del Sur, Brasil, Rusia o el propio Canadá han incrementado su producción (PIB) por encima de la española. Aunque en 2020 se ha producido la caída hasta la decimocuarta posición, el verdadero desplome se produjo entre 2007 y 2012, cuando España cayó desde la octava a la decimotercera posición en solo cinco años. 

España cae a la decimocuarta posición mundial por PIB
España cae a la decimocuarta posición mundial por PIB

En 2020 ha sido Australia (ha sufrido una crisis de menor calado que otros países desarrollados) la economía que ha rebasado a España, pese a que el país oceánico cuenta solo con 25 millones de habitantes, frente a los 47 millones de España. El PIB nacional ha caído desde los 1,39 billones de dólares de 2019 a los 1,25 billones de dólares, tras una recesión del 11% en 2020. Por el contrario, la economía australiana se habría contraído alrededor de un 3%. El PIB australiano ha pasado de 1,387 billones de dólares en 2019 a los 1,345 billones de 2020, una caída notable pero que no tiene parangón con la de España. 

La tendencia puede continuar en los próximos años. Indonesia, que ocupa el puesto decimosexto, viene pisando fuerte. Es una economía emergente con un crecimiento de la población importante que además ha logrado esquivar una recesión profunda durante la crisis del covid-19. No obstante, el PIB indonesio aún no llega al billón de dólares.

El peso del PIB español en el mundo cae al 1,39%

Otra forma de ver la pérdida de peso de España en el mundo es analizar cuánto pesa su PIB en la economía global. Es decir, de todos los bienes y servicios que se producen en el mundo cada año, qué porcentaje (en valor monetario) se produce en España. En 2007, el PIB de España representaba el 2,10% de toda la economía global. En 2020 y teniendo en cuenta el impacto del covid, se estima que la cifra ha podido caer hasta el 1,39%, según los datos del Banco Mundial. Por ejemplo, China ha pasado de ser un 5% del PIB global en 2007 a rozar el 18% en 2020.

Volviendo a los niveles de PIB, los primeros puestos no se han movido, aunque China ha recortado a EEUU alrededor de un billón de dólares en PIB, el país presidido por Joe Biden sigue liderando de forma clara esta clasificación de la economía mundial. En segundo lugar está la propia China, seguida de Japón, Alemania, India y Reino Unido está a la par, por detrás aparece Francia, Italia, Canadá (habría ganado un puesto), Corea del Sur (tras mantener a raya al virus gana dos puestos), Rusia, Brasil, Australia, España y México. Estos son los 15 países más importantes del mundo por PIB. La zona euro, si se considerase como un país, ocuparía la tercera posición (pierde la segunda frente a China en 2020).

Otra forma de medir el peso de las economías en el mundo es a través del PIB en paridad de poder adquisitivo (PPA). Este indicador lo que hace es igualar los precios de todo el mundo, porque aunque una hamburguesa sea mucho más barata en China que en EEUU, sigue siendo una hamburguesa. Con el PIB PPA se ve de una forma más fidedigna la producción real de los países al corregir la distorsión que generan los precios en cada país.

Aquí sin lugar a dudas China es la primera potencia, con un PIB PPA que supera los 24 billones de dólares. EEUU es la segunda con 20,8 billones e India la tercera (en la clasificación con dólares corrientes era la quinta o sexta) con cerca de 9 billones de dólares. España ocupa el puesto decimosexto con 1,773 billones de dólares, justo por detrás de Canadá y por delante de Arabia Saudí.

Para concluir, aunque el peso y la influencia de las economías en el mundo tiene bastante relación con el PIB agregado, el bienestar y la riqueza de sus ciudadanos es otra cosa muy diferente. Aunque China o India tengan un PIB muy grande, no quiere decir que sean países ricos. Sus economías pesan mucho y son influyentes porque son naciones muy populosas (las dos más pobladas del mundo), que generan muchos bienes y servicios, pero a la hora de repartirlos entre la población (PIB per cápita) tocan a muy poco cada uno. Además, otro factor a tener en cuenta es cómo se distribuye todo ese PIB, que normalmente suele mostrar una distribución más desigual en estos países emergentes.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud