Economía

Europa vuelve a cerrarse ante una evolución "muy preocupante"

  • Bruselas reconoce precipitación al salir de la primera ola del covid para aprovechar el verano
Foto: Reuters
Bruselas

La segunda ola del covid-19 ha golpeado duramente al continente europeo. "La situación es muy preocupante", describió ayer con rostro serio la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Y como advirtió esta médico de formación, las cifras de positivos continuarán disparándose durante las próximas dos o tres semanas.

La jefa del Ejecutivo comunitario compareció para pedir más intercambio de información y coordinación a los Estados miembros en media docena de áreas, incluyendo el rastreo, las campañas de información a los ciudadanos, o las estrategias de vacunación para cuando llegue la esperada solución. Porque, tras más de medio año de pandemia, la cooperación entre los gobiernos sigue dejando mucho que desear, con unas autoridades nacionales que van dos pasos por detrás superadas por la pandemia.

Las medidas propuestas por Bruselas también cubren los viajes, uno de los puntos donde más ha quedado en evidencia la falta de coordinación europea. La Comisión propone que se desarrolle un protocolo común sobre la obligación de realizar pruebas de covid, comenzando con el transporte aéreo. También quiere que haya una posición común respecto a las cuarentenas que se imponen a los viajeros que proceden de una zona de riesgo, y contar con un localizador digital común para los viajeros europeos.

Las propuestas de la Comisión formarán parte de la discusión que mantendrán este jueves los líderes europeos por videoconferencia, en la que buscarán cómo mejorar su respuesta frente a esta segunda ola. La cumbre digital llegará justo cuando Europa está imponiendo restricciones ya similares a las de la pasada primavera. Alemania y Francia anunciaron este miércoles confinamientos parciales. Bélgica podría seguir sus pasos, o ir más allá, este fin de semana. El país, que registra la mayor incidencia en Europa rondando ya los 1.400 positivos por cada 100.000 habitantes, es incapaz de detener la escalada, a pesar de tener cerrados los bares, restaurantes o gimnasios, además de un toque de queda.

El epidemiólogo belga Peter Piot, principal consejero de von der Leyen para el covid-19, reconoció que en algunos países la única opción ya es imponer un confinamiento para detener el virus y salvar vidas.

La gran esperanza será la vacuna, aunque no cambiará las cosas de la noche a la mañana

Preguntada por qué la respuesta europea al virus ha fallado, von der Leyen reconoció que la estrategia de salida de la primera ola fue "parcialmente demasiado rápida, y las medidas se relajaron muy pronto". Por ese motivo tenemos una segunda ola, "y no sabemos si será la última", añadió. Dependerá de si se vuelven a cometer los errores de la primera ola, cuando la presión económica y la urgencia por disfrutar del verano precipitó la relajación. Piot pidió no cometer los mismos errores ahora con la Navidad, dado que podríamos terminar teniendo una tercera ola pasadas las próximas vacaciones.

La gran esperanza será la vacuna, que aunque no cambiará las cosas de la noche a la mañana, nos ayudará "a ver la luz al final del túnel", dijo von der Leyen. La alemana explicó que, para finales de año, podríamos conocer la efectividad de las 11 vacunas que están actualmente en ensayos clínicos. Gracias a los acuerdos firmados por la UE con varias farmacéuticas, los europeos tendrán derecho a 1.200 millones de dosis, suficientes para vacunar a 700 millones de personas, superior a la población europea. Esto sería en el escenario más optimista, porque como recordó von der Leyen, no todas las vacunas en proceso de prueba tendrán éxito desde el punto de vista de la seguridad y efectividad.

Cuando empiecen a llegar las vacunas, probablemente en primavera, von der Leyen explicó que podrán distribuir entre 20 millones y 50 millones de dosis al mes entre los Estados miembros.

La fatiga "corona"

En comparación con la primera ola del covid-19, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, admitió que ahora conocemos más al virus, y sabemos lo que funciona frente a él. Pero también reconoció que ahora existe "una fatiga por el coronavirus" entre los ciudadanos. Las protestas en Italia son una muestra clara de ello. El epidemiólogo Peter Piot indicó que "comprende totalmente" la fatiga de la población, porque además "ahora estamos hablando de esfuerzos por más tiempo".

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 4
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Marisa
A Favor
En Contra

Illa, Illa, Illa, fuera mascarilla.

¡Farsante! Tú eres de los que dicen "Haz lo que te digo y no lo que hago" En un país moderno tendrías que dimitir. Eres como el Emérito "Pido perdón prometo que no volverá a ocurrir"

¡¡¡¡¡¡Sinverguenzas!!!!!

Puntuación 4
#1
JuanSinMiedo
A Favor
En Contra

MIENTRAS QUE SIGAN LOS NIÑOS YENDO A LOS COLEGIOS, LOS UNIVERSITARIOS A LAS UNIVERSIDADES, LOS VAGONES DEL METRO..."PETAOS"

NO ESPEREN USTEDES QUE DISMINUYA NADA, TODO LO CONTRARIO, QUE ES LO QUE ESTÁ SUCEDIENDO YA!!

Los Botellones, podrán echarles la culpa, pero es de "coña" que quieran adjudicarles todo este incremento, pues al fin y al cabo su incidencia con respecto a la población es mínimo.

Y...ojo, odio los botellones, no solo ahora, sino en situaciones normales.

Pero que no traten de "engañar" .....

Puntuación -1
#2
El hundimiento
A Favor
En Contra

Está a punto de llegar la delegación china para poneros a todos a recoger coliflores y coles.

La difunta Rocio Jurado fue una visionaria con su canción "como una ola", pero nadie le echo cuenta. Ahora todos acojonados dividiendo la ola en dos, tres, y..., porque no tienen ni idea de la que se les avecina.

Dialoguen con el virus a ver si lo convencéis ya que sois todos tan listos.

Puntuación 0
#3
Para el Barman
A Favor
En Contra

Para el #2.

Supongo que usted tendrá un bar, porque si no, no se entiende el retraso que gasta. Que cierren universidades, por ejemplo. Es mejor que los universitarios estén en los bares, o los estudiantes de los institutos en el parque fumando porros. Ahí no pasa nada. Nos inventamos que en los bares solo se da el 3% de los contagios y ya está, por inventar que no quede.

El principal problema es que los dirigentes piensan como usted.

Puntuación 1
#4