Economía

Cómo consumir productos 'made in Spain' hará que el PIB crezca más de lo esperado en el tercer trimestre

  • Las importaciones siguen de capa caída pese al crecimiento del tercer trimestre
  • Los españoles han concentrado el consumo en bienes y servicios nacionales
  • Esto permitirá que la demanda exterior neta contribuya al PIB de forma positiva
Foto de Alamy

La economía española se va a hundir más de 11% en el conjunto de este fatídico 2020. Sin embargo, diseccionando el año por trimestres, un rayo de luz se ha dejado ver (entre tantas nubes oscuras) durante el tercer trimestre del año (julio, agosto y septiembre). Mientras que todas las previsiones económicas han ido empeorando a lo largo del año, el rebote de la economía para ese trimestre será más fuerte de lo que se había esperado. La explicación, grosso modo, es una mayor concentración del consumo en bienes y servicios producidos en España (made in Spain), que podría elevar el crecimiento trimestral del PIB al 14%, frente a las previsiones que hablaban de un auge del 10%.

Analizando los datos mensuales (julio y agosto) en la balanza de pagos de bienes y servicios, se puede observar como se ha incrementado el superávit (exportaciones de bienes producidos en España, menos importaciones del exterior) contra todo pronóstico, por una mayor caída de las importaciones que de las exportaciones.

Esto dejaría entrever que gran parte de la demanda interna (consumo e inversión) se ha podido cubrir con la producción de bienes españoles, lo que generará una contribución trimestral positiva al PIB. En el corto plazo, una mayor preferencia por el consumo de bienes y servicios 'made in Spain' puede suponer un empujón para la actividad económica.

Los analistas de BBVA Research han revelado esta peculiaridad que vendrá con la publicación oficial del dato de PIB del tercer trimestre. El informe 'Situación España' publica por el banco añaden que este fuerte crecimiento trimestral, obviamente, también tiene que ver con el 'efecto rebote' tras el desplome de la actividad durante el confinamiento. Sin embargo, el crecimiento del PIB va a ser bastante más fuerte de lo que se había vaticinado. "El crecimiento del PIB en el tercer trimestre de 2020 (3T20) habría sido algo más fuerte de lo previsto. El mayor crecimiento durante el tercer trimestre se habría dado, en parte, por una atípica concentración del gasto en bienes producidos a nivel nacional", sentencian en su informe.

Estos economista explican que durante la crisis, la caída de la actividad ha afectado más a sectores que producen bienes y servicios que no se pueden exportar (hostelería, servicios...) , cuya dependencia en insumos importados es muy baja respecto al sector exportador de bienes. "Los servicios, sobre todo a aquellos donde el gasto se realiza en un contexto social (hostelería, turismo), han estado particularmente afectados por las medidas de confinamiento. En el tercer trimestre, la flexibilización de estas medidas hizo que la recuperación del gasto se concentrara en estos sectores más intensivos en el uso de insumos domésticos" señalan desde BBVA Research.

La contribución de la demanda externa al PIB será positiva en el 3T

Cuando se levantó el confinamiento, el gasto se concentró en aquellas actividades de las que no se podía disfrutar durante lo peor de la pandemia: ocio, hostelería, peluquería... Estas ramas de la economía trabajan con una cantidad muy importante inputs 'made in Spain', lo que ha contribuido a generar un impulso mayor del PIB de lo que se preveía durante esos meses.

Además, las importaciones de bienes han sufrido una mayor caída relativa en este tercer trimestre que las exportaciones, lo que llevará a que la demanda exterior neta presente una contribución positiva al PIB. "La contribución de la demanda externa neta habría sido positiva, producto de una recuperación notable de las exportaciones de bienes, y gracias a que el crecimiento de la demanda se habría concentrado en bienes y servicios producidos a nivel nacional".

¿Cómo se explica esto en el PIB?

Cuando se habla de crecimiento económico, de la producción o de la actividad se está haciendo referencia a la variación del PIB. El PIB es la producción final de bienes y servicios en una economía en un periodo dado, generalmente un año, aunque en este caso utilizaremos el trimestre. Así, el PIB es la suma del consumo (C), la inversión (I), el gasto del gobierno (G) y las exportaciones menos las importaciones (X – M), también llamada demanda externa neta. Durante este tercer trimestre, al concentrarse el consumo (C) y la inversión (I) en bienes y servicios nacionales, las importaciones (M) no han crecido al mismo ritmo que la actividad económica, mientras que las exportaciones sí se han recuperado levemente. Todo ello ha permitido que la suma del PIB en el tercer trimestre sea mayor de lo que se esperaba, respecto a la del segundo trimestre de este año.

Los expertos de BBVA destacan la contribución positiva de la demanda externa neta (X-M), que sin embargo fue negativa durante el segundo trimestre, en el que la economía española se desplomó un 17,8%. En esos tres meses (abril, mayo y junio), la demanda externa neta supuso 2,1 puntos de esos 17,8 que cayó el PIB español. Ahora la situación podría haberse invertido en el tercer trimestre por esa concentración de la demanda en los bienes nacionales.

No obstante, la teoría dice que la debilidad de las importaciones también podría ser por una debilidad mayor del consumo interno, que estaría reduciendo la necesidad de comprar bienes al exterior, mientras que nuestros socios comerciales sí compran nuestros bienes (exportaciones) porque su consumo es más sólido ante unas perspectivas económicas mejores que las españolas.

Pese a todo, la panorámica general no varía, pues la mejora del tercer trimestre quedará compensada por un cuarto trimestre peor de lo esperado ante el auge de los rebrotes de covid-19 y los nuevos confinamientos.

Los analistas de BBVA Research mantienen su previsión de que el PIB se contraiga un 11,5% este año, pese a una recuperación en el tercer trimestre más intensa de lo previsto. Se mantiene la nefasta previsión porque para el último trimestre del año se espera que la economía vuelva a ralentizarse de forma importante. Además, los investigadores del banco han empeorado su previsión de crecimiento para el próximo ejercicio, al augurar un avance del 6% (5% crecimiento más un 1% por los fondos europeos), un punto menos que su última previsión de julio por el deterioro de la situación sanitaria, tanto en España como en la UE. Estas son las previsiones que se desprenden del último informe 'Situación España' de BBVA Research.

Además, BBVA Research calcula que la tasa de paro escalará al 17% este año, cuatro décimas menos que su previsión de julio, y se elevará al 17,5% el próximo ejercicio, como consecuencia de una caída del empleo del 8,8% este año y un repunte del 3,6% en 2021.

comentariosforum29WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 29

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Javier
A Favor
En Contra

Si hay indicios de que Tezanos manipula los datos de intención de voto ¿Por que no se duda también de estos datos? Yo no soy estadista, pero veo a mis vecinos con sus negocios cerrados o con ventas muy reducidas.

Puntuación 6
#25
perico los palotes
A Favor
En Contra

POR SUPUESTO ,QUE HAY QUE CONSUMIR PRODUCTOS ESPAÑOLES,PERO NADA QUE SEA DE CATALUÑA Y PAIS VASCO ,O NAVARRA QUE SE DEFINE COMO EUSKALDUNA ,PRODUCTOS DE LA RIBERA NAVARRA SI ,POR CIERTO LOS PENSIONISTAS CUANDO VAN A LA FARMACIA A POR MEDICINAS ,QUE NO SEAN DE LABORATORIOS CATALANES O VASCOS ,QUE LOS GENERICOS SE PRODUCEN EN OTRAS COMUNIDADES DE ESPAÑA ,Y DAROS DE BAJA DE IBERDROLA ,ENDESA O NATURGY DE LOS SERVICIOS DE LUZ Y GAS ,ESAS COMPAÑIAS TIENEN EN SUS CONSEJOS DE ADMINISTRACION A CONSEJEROS NAZIONALISTAS SEPARATISTAS COMPLICES DE TERRORISTAS,NO ES MUY DIFICIL DARSE DE ALTA CON OTRAS COMPAÑIAS ,AL ENEMIGO NI AGUA.

Puntuación 0
#26
Víctor
A Favor
En Contra

Cuando los empresarios españoles fabriquen cosas que quiero comprar, compraré cosas españoles. Mientras tanto, seguiré comprando sin mirar el país de origen.

Puntuación 2
#27
Usuario validado en elEconomista.es
albertet2003
A Favor
En Contra

En el meu cas, com a català de bé, el MADE IN SPAIN és sempre una invitació a NO COMPRAR. Salutacions!

Puntuación -2
#28
amparo
A Favor
En Contra

Cuando he vivido en el extranjero, Alemania, UK, Francia, he visto que la mayoría de los habitantes de esos países cuando acuden a las tiendas exigen productos nacionales, siempre que sea posible.

En España sin embargo está mal visto, se considera facha decirlo.

Los únicos que lo hacen son los catalanes, pero lo hacen para discriminar los del resto de España.

Puntuación 1
#29