Economía

Vittorio Colao, un hombre de negocios para la desescalada del coronavirus en Italia

  • El prestigio internacional ayudará a dar sensación de seguridad
Vittorio Colao. Bloomberg
Milán

El coronavirus ha parado el Giro, la vuelta ciclista más famosa de Italia. Pero en las calles vacías del país transalpino desde hace algunos días hay un equipo que se mide con una delicada carrera por etapas. Su capitán es un ciclista experto, con miles de kilómetros en las piernas, además de una larga y exitosa carrera en los negocios.

Su principal desafío no son las escaladas en los pasos alpinos que suelen dictar el éxito -o el fracaso- de un corredor en el Giro, sino la desescalada del confinamiento y la reactivación de la economía italiana. El campeón al que Italia se encomienda es Vittorio Colao, antiguo consejero delegado de Vodafone, que ahora lidera un comité técnico de 17 personas, formado por antiguos ministros, ejecutivos, economistas, psicólogos, sociólogos y físicos.

Este comité, nombrado recientemente por el Gobierno de Giuseppe Conte, tendrá que encontrar la salida de la crisis sanitaria y económica de Italia, ayudando el Ejecutivo a preparar la fase 2 de la emergencia, que empezará después del próximo 4 de mayo.

Colao mostró las que son -según los que le conocen bien- sus principales cualidades: la paciencia y la capacidad de escoger el momento oportuno

Colao, su presidente, nació hace 59 nueve años en Brescia (Lombardia), una de las zonas más afectadas por el brote de coronavirus. Su padre era oficial de los Carabinieri y su madre trabajaba en el sector editorial. Tras licenciarse en Empresariales por la prestigiosa Universidad Bocconi de Milán, consiguió un Máster de Gestión Empresarial en Harvard.

Empezó su carrera en la consultora McKinsey, ocupándose de comunicaciones y medios y en 1996 ingresó en el primer operador privado italiano de la telefonía móvil, Omnitel, que en poco tiempo fue comprado por la multinacional británica Vodafone. En sus primeros tres años, Colao se convirtió en consejero delegado de Vodafone Italia, para mudarse luego a Londres como responsable de Europa del Sur y miembro del consejo de administración del grupo.

El hombre de negocios con la pasión por el ciclismo regresó a Milán en 2004, cuando RCS, el grupo que edita el principal diario italiano Corriere della Sera, le nombró consejero delegado para poner de acuerdo a sus grandes (y prestigiosos) accionistas, entre los que estaban los principales grupos industriales y financieros transalpinos.

Sin embargo, la difícil convivencia con los socios de la editorial, así como la oposición de Colao a la adquisición de Recoletos (una operación demasiado arriesgada y cara, según el entonces consejero delegado), llevaron al ejecutivo a dejar RCS, para volver a Vodafone, después de tan solo dos años.

El Ejecutivo italiano está jugando a dos bandas: por un lado intenta mantener firme la barra del confinamiento y ha negado cualquier relajación

Tras asumir el cargo de viceconsejero delegado de la multinacional británica, con responsabilidad sobre la división de Europa, en 2008 Colao se convirtió en consejero delegado del grupo. Entre sus logros principales se encuentra la firma definitiva del acuerdo para la venta de las cuotas de Vodafone en Verizon Wireless.

En esta operación, con un valor 130.000 millones de dólares, Colao mostró las que son -según los que le conocen bien- sus principales cualidades: la paciencia y la capacidad de escoger el momento oportuno, además de cierta dosis de pragmatismo.

"Es muy bueno para hacer negocios porque es muy calmado", ha declarado a la prensa Michel Combes, antiguo consejero delegado de Alcatel-Lucent, que trabajó con Vittorio Colao en las operaciones europeas acometidas por el gigante Vodafone. "Colao siempre evalúa varios escenarios para lidiar con una situación y es capaz de tomar decisiones muy rápidamente cuando se presenta una oportunidad".

Etapa de fondo

Se trata de cualidades -muy parecidas a las de un buen ciclista- que tendrán su utilidad durante las próximas semanas de emergencia. Para preparar la desescalada, el Ejecutivo italiano está jugando a dos bandas: por un lado intenta mantener firme la barra del confinamiento y ha negado cualquier relajación del cierre de las actividades no esenciales hasta el 4 de mayo.

Por el otro, busca aliados en el resto de países de la Unión Europea para conseguir un plan de estimulo suficiente para reanimar una economía que ya tenía problemas antes de la aparición del brote de coronavirus. El prestigio internacional de Vittorio Colao servirá también para dar sensación de seguridad a los socios europeos que desconfían de los planes económicos propuestos desde el Gobierno del país transalpino.

De hecho, el nombre de Colao, tras su salida de Vodafone en 2018, ya circulaba en Italia por muchos encargos de prestigio, como el de responsable de los Juegos Olímpicos invernales de 2024, que se celebrarán entre Milán y Cortina (Veneto). Ahora, en las manos de este hombre de negocios con pasión por el ciclismo no estará el éxito de una manifestación deportiva, sino una mucho mayor, la reactivación económica del país.

Por tradición, el Giro se concluye en Milán, capital económica de Italia y de Lombardía. También la carrera de Colao tendrá allí su línea de llegada: si su equipo logra el éxito, en vez del maillot rosa, el ejecutivo-ciclista podrá lucir la reactivación económica del motor industrial de Italia, una región lastrada por dos meses de inactividad y más de 10.000 fallecidos.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Eh ?
A Favor
En Contra

Vamos a ver, qué es eso de la desescalada ?

Existe las desfollada cuando se deja de follar ?

Y la descagada cuando se deja de k gar ?

Puntuación 0
#1