Economía

El 'Kurzarbeit', la receta de Alemania para que la crisis por el coronavirus no dispare el desempleo

Trabajador del acero en una factoría de la alemana ThyssenKrupp. Foto: Reuters

El empleo de cientos de miles de alemanes depende a día de hoy, en plena crisis del coronavirus, del 'Kurzarbeit', una modalidad de jornada reducida en la que el Estado paga temporalmente hasta dos tercios del salario para impedir que la crisis lleve a despidos masivos.

Grandes compañías como Volkswagen, Bosch, Adidas, ThyssenKrupp Daimler, Tui y Lufthansa se han acogido ya a esta opción, que pretenden solicitar hasta unas 470.000 empresas a causa de la crisis desatada por la pandemia del COVID-19, según los últimos datos recopilados por la Agencia Federal de Empleo (BA).

"El Kurzarbeit es una ayuda de sustitución de salario de carácter temporal. El Estado asume parte del salario para que ante una caída de la producción el empleador pueda reducir la jornada laboral de sus empleados sin que se pierdan puestos de trabajo", explica a Efe el profesor de Economía de la Universidad Libre de Berlín Markus Helfen.

Si el empleador no tenía dificultades económicas previas y puede demostrar una caída en la producción -independientemente de sus beneficios previos-, puede solicitar que se le aplique este instrumento, apunta el abogado español Jaime Álvarez, que trabaja en Alemania.

Esencial es que no se produzcan despidos. El pronóstico para este año presentado esta semana por el consejo asesor del Gobierno alemán introduciendo el coronavirus en los cálculos tan sólo elevaba la tasa de desempleo del actual 5 % al 5,3 %.

Como mínimo la empresa debe solicitar un 10 % de reducción de jornada para al menos un 30 % de la plantilla, pero puede llegar a pedir un reducción del 100 %. Y renovar su petición con frecuencia, cada pocos meses, hasta un período total de un año.

El empleador debe entonces seguir pagando al trabajador con jornada reducida la parte proporcional de su sueldo. La seguridad social aportará entonces como compensación el 67 % de la diferencia entre el salario original y el reducido (60 % si el cotizante no tiene hijos).

Quienes tienen una reducción del 100 % perciben exclusivamente de la Agencia Federal de Empleo (indirectamente, porque ese organismo reembolsa al empleador) dos tercios de su sueldo y tienen garantizada la vuelta a su puesto de trabajo tan pronto como la situación vuelva a la normalidad.

Además, el Gobierno alemán acaba de reformar la normativa para agregar que las cotizaciones sociales que seguía pagando la empresa por el trabajador las va a asumir también la BA.

Instrumento para crisis coyunturales

"El Kurzarbeit es una ayuda puente para superar crisis coyunturales", indica Helfen, que recuerda que la medida se instauró en Alemania en los años 50 del siglo pasado como una de las grandes "lecciones" de la gran depresión del período de entreguerras.

El legislador era ya consciente de que ante fuertes shocks económicos son precisas "medidas a corto plazo contra el pánico capaces de romper los círculos viciosos" de caída de la producción, despidos y derrumbe subsiguiente de la demanda.

Helfen considera que es la "respuesta adecuada" a la crisis actual, a pesar de que el actual contexto es muy distinto al de, por ejemplo, 2008-2009, porque aquella comenzó con el colapso financiero y esta ha sido originada por una pandemia, un "shock exógeno" a la economía.

Pero esta diferencia podría llegar a supone un desafío para la seguridad social alemana. Porque el 'Kurzarbeit' está pensado para momentos puntuales, pero podría encontrarse con problemas si la situación se prolonga en el tiempo.

"Nadie sabe cuánto tiempo va a durar este crisis. Este instrumento es adecuado para la situación, pero si la crisis se alarga puede topar con dificultades", indica Helfen, que espera que tras un parón de tres a seis meses comience la recuperación.

Hasta dos millones de trabajadores

Algunas fuentes calculan que hasta 2,1 millones de trabajadores podrían reducir jornada con garantía de empleo, algo más de los 1,5 millones que se sumaron al 'Kurzarbeit' durante la crisis financiera de 2008-2009.

Algunas estimaciones apuntan que la BA podría tener que llegar a desembolsar hasta 25.000 millones de euros en los próximos meses para pagar esta ayuda si se prolonga la crisis y más empresas se suman.

"Cuando más larga y profunda sea la crisis más riesgo hay de que el 'Kurzarbeit' se acabe sobrecargando", advierte Helfen.

comentariosforum5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 5

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Balticum
A Favor
En Contra

La BA tiene una reserva de 23.000 M y la SS de 135.000 M segun las cifras oficiales.

Puntuación 4
#1
Morcillon
A Favor
En Contra

Muy buena espero que la adopten aqui

Puntuación 4
#2
Pero El Modelo Español del ERTE no era lo que í­bamos a exportar a Europa en la crisis??
A Favor
En Contra

Según la Señora Yolanda Diaz, España lo esta haciendo tan bien tan bien que lo que íbamos a exportar en esta crisis a toda Europa era el modelo de los ERTES, por lo bien que lo están haciendo nuestro gobernantes, que saben lo que están haciendo y toman sabias decisiones para todos los españoles y generar sin generar incertidumbre política ni caos legislativo.

El modelo alemán o el modelo Danes es la viva imagen de la chapuza de los Ertes Españoles.

Señores políticos basta de inventarse la realidad que nos queréis vender a la sociedad y que ni vosotros mismo os creéis y dedicaros a lo que os tenéis que dedicar que es a gobernar y sacar a la sociedad del caos que habéis montado con la escusa del covid-19.

Por que cierto es que la situación creada por el virus se puede comparar o supera a la de la II Guerra Mundial en lo que a la economía se refiere, pero lo que no se puede tolerar es que la gestión de los diferentes gobiernos tanto estatal como de las diferentes autonomías estén haciendo mas daño que el propio virus.

A lo mejor lo que habría plantearse después de que se vuelva a la normalidad, por gracias a los profesionales de la sanidad y de todos los ámbitos llegaremos a la normalidad a pesar del gobierno.

Seria el momento adecuado de auditar la instituciones políticas y publicas para optimizar su funcionamiento para la sociedad y no para los intereses de los politicuchos de tres al cuarto que tenemos en este país y o no saben o no pueden mirarse más allá de su ombligo.

Y si soy otra persona indignada con las instituciones políticas que como en otras crisis no han dado la talla a la sociedad, por lo que hay algo en el sistema que no funciona o lo han corrompido los políticos.

Animo a todas las familias que se han visto afectadas por el virus y fuerza a los profesionales sanitarios que después de muchos años diciéndoles que eran el problema de la crisis están ahora luchando a cara descubierta por la ineptitud de los políticos, ya que ellos no creían de que esta situación se diese. Y mi ultima reflexión para los gobernantes.

Señor@s si en los tiempos de Marco Polo trajeron la Peste Bubónica de Oriente y venían en caravanas y barcos en los cuales el viaje tardaba meses o años, hoy en día que tarda horas en hacer el mismo viaje el virus no iba a llegar??.

Puntuación 6
#3
John
A Favor
En Contra

¿Esto no es lo que aquí se llama un ERTE y que busca lo mismo que el sistema alemán?.

Está bien hablar de VW y otras grandes compañías.

Ahora explícame como se arreglan para seguir con un comercio cerrado por decreto que, cuando vuelva a abrir debe tres meses de alquiler, tres nóminas, tres cuotas de seguridad social, tres recibos de luz y agua, tres recibos de gestoría y un recibo anual de basuras.

Es decir un trimestre de los gastos contra una caída de ingresos que va a cero.

Pues con un crédito si crees en el negocio o un cierre si no hay crédito.

¿Eso lo darán en Alemania?

Puntuación 2
#4
El Manucho
A Favor
En Contra

como? un desgobierno socialista vendiendonos q hay q flexibilizar el mercado laboral?

lo nunca visto, se ve q estan teniendo tiempo para meterse en casita y estudiar algo de economia.

Puntuación 1
#5