Ecoaula

¿Un buen momento para opositar? El dato clave que indica que sí y las dudas y cambios que llegan

  • Un tercio de los funcionarios se jubilarán esta década...
  • ... Pero los cambios en los exámenes que se esperan también pueden cambiar las convocatorias.

Opositar siempre se ha visto como una de las vías más clásicas para conseguir un empleo fijo, estable completamente, y que puede asegurar unos ingresos de por vida. España ha superado ya la barrera de los 2,6 millones de funcionarios, un corpus formado por todas las administraciones públicas a nivel nacional y autonómico al que cada año aspiran a unirse miles de personas.

Sin embargo, la falta de convocatorias y el incremento de la tasa de interinos han sido algunos de los grandes nubarrones que en los últimos años también han sobrevolado la posibilidad de aspirar a un empleo público.

En el camino de superar la pandemia y con los planes de reestructuración en marcha, existe un dato que indica que la presente década puede ser el mejor momento para plantearse 'hincar codos' y estudiar una oposición. Aunque es posible que eso de 'hincar codos' sea pronto una cosa del pasado.

Un tercio de los actuales funcionarios se jubilarán esta década

El dato que indica que puede ser el mejor momento para plantearse presentarse a una oposición es que se estima que a lo largo de los próximos años hasta un tercio de los actuales empleados públicos podrían jubilarse.

En concreto, este umbral afecta a la llamada generación del 'baby boom', los nacidos durante la década de los 60 del siglo pasado que empieza a afrontar los últimos años de su carrera laboral.

Según un estudio de Adams Formación, en la Seguridad Social por ejemplo hasta un 75% de sus funcionarios han superado ya la barrera de los 50 años.

Sin embargo, las administraciones públicas también afrontan su particular reconversión, heredada en parte de la crisis económica de 2008, y que ha traído consigo una mayor temporalidad a unos puestos de empleo que en parte han perdido su condición de 'trabajo asegurado'.

Los funcionarios de carrera que están dando paso a su jubilación están siendo sustituidos en parte por interinos o trabajadores eventuales. Su peso en 2010 según la información del Estado apenas suponía un 12% en 2010. Una cifra que en 2020 ya se elevaba hasta el 22%.

Son sobre todo las administraciones autonómicas las que más tiran de este personal, donde suponen mayoría en sectores como la Sanidad o la Educación. Algo que no es nuevo y que han denunciado sindicatos.

¿Adiós a memorizar?: las reformas que pueden llegar

Si comentábamos que el símil recurrente de 'hincar codos' podría tener los días contados es porque desde hace unos meses el Ministro de Política Territorial y Función Pública, está trabajando en una reforma del modelo de acceso, que pasaría a dar más peso a los contenidos prácticos que a la memorización de temarios infinitos.

En concreto, el Ministerio estaría trabajando en una reforma que flexibilice estas exigencias, eliminando al menos de forma sensible la cantidad de leyes y temarios que ahora se deben memorizar.

La idea del Ejecutivo es elevar una propuesta de un nuevo modelo de oposiciones en el mes de mayo. Queda por ver qué desarrollo tendría esto y cómo se salvaguardaría que los actuales opositores no vieran trastocado el trabajo ya hecho.

Interino solo por tres años

Esta posible reforma se suma a la que conocimos hace unos días anunciada en pleno por Iceta en la que anunciaba una reforma del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) de manera que se establezca la obligatoriedad de las administraciones públicas de cubrir en un plazo máximo de tres años las plazas ocupadas por personas sin contrato fijo.

Esto acabaría con las situaciones en las que interinos prosiguen de forma constante en sus puestos de empleo sin conseguir plaza, según argumenta el Ministerio.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin