Cataluña

La mesa de la automoción de Cataluña "jugará fuerte" por Nissan

  • El grupo de trabajo de Foment del Treball considera que el Gobierno tiene "margen de maniobra"
  • Los empresarios presionarán a la Unión Europea por el reparto de ayudas al sector del automóvil
La planta de fabricación de Nissan en la Zona Franca. Luis Moreno
Barcelona

La Mesa de la Automoción de Cataluña promovida por la patronal Foment del Treball apoya al Gobierno para evitar el cierre de Nissan en Cataluña y lo insta a, desde el trabajo conjunto, "jugar fuerte" para conseguir que la multinacional japonesa revierta su decisión.

El presidente de la patronal metalúrgica UPM y miembro del citado grupo de trabajo, Jaume Roura, asegura que la marcha de Nissan ha de verse "como un problema de España" porque la marca tiene otros centros de producción y porque el Gobierno es quien tiene "margen de maniobra" para atajar el problema y buscar soluciones. En este sentido, en declaraciones a El Economista, el también presidente de Fecavem y Gremi del Motor manifestó que la patronal catalana trabajará ante las autoridades europeas para que se dote a España con los fondos para la recuperación del sector que le corresponden como segundo productor automovilístico de la Unión Europea y uno de los principales países exportadores. "Estamos trabajando todas las partes implicadas para presentar una oferta importante a Nissan" y para que "haga una valoración real de las plantas de Cataluña por su estratégica ubicación en el Puerto de Barcelona, que es una entrada privilegiada a Europa, por la mano de obra calificada y equilibrada en precio que representa su plantilla y porque los sindicatos ya han demostrado que puede adaptarse a las necesidades de la producción", añadió Roura.

El presidente de UPM también dijo que la Mesa de la Automoción defenderá al sector en su conjunto y no permitirá que las administraciones locales, como el Ayuntamiento de Barcelona, resten importancia a un sector que es el 10% del PIB. "La cadena de valor del sector de la automoción es extensísima por lo que la mesa trabajará también para el conjunto de la industria porque no nos podemos permitir que pierdan fortaleza los sectores que también dependen del automóvil como la industria metalúrgica que representa el 30% del PIB catalán", aseguró Roura.

El presidente de Foment, José Sánchez Llibre, que este martes participó en una reunión con la Ministra de Industria, Reyes Maroto, ha incorporado a la mesa de trabajo al presidente del Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, Pere Navarro, y a la presidenta del Port de Barcelona, Mercè Conesa. Actualmente, la patronal está a la espera de que el nuevo director general de Nissan Frank Torres designe un representante para esta mesa de trabajo -estaba previsto que se incorporara Genís Alonso, consejero director general de Nissan hasta el pasado 28 de mayo- que configuran representantes de la marca nipona y de Seat, expertos académicos y economistas, y entidades e instituciones del sector de la automoción.

Reunión con Maroto y Chacón

Sánchez Llibre participó la tarde del martes en una reunión convocada por el Gobierno entre la ministra de Industria, Reyes Maroto, y la consellera de Empresa, Àngels Chacón, en la que asistieron representantes del Ayuntamiento de Barcelona y los los sindicatos CCOO, UGT y USO-USOC, para evitar el cierre de la automovilística en Cataluña. Poca información trascendió de la citada reunión, más allá de que se negociará intensamente con Nissan, a la que el Gobierno ya le ha recordado que le saldrá más caro irse de Cataluña que invertir para hacer viable los centros de producción y que, en caso de que la marca japonesa no revierta su decisión, los gobiernos están barajando diversas alternativas, aunque "eso llevará tiempo", según fuentes próximas al encuentro.

El objetivo de la reunión era "reforzar la unidad de acción" de las diferentes administraciones y entidades empresariales y sindicales ante el anuncio de Nissan, según dijo Maroto durante la sesión de control en el Congreso.

En paralelo, centenares de trabajadores de Nissan continuaron con sus acciones de protesta por el cierre y el despido de 3.000 trabajadores con una concentración a las puertas de un concesionario de Renualt, porque consideran que la marca francesa ha tenido "mucho que ver" con el abandono de la producción de Nissan en Cataluña.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
urquiola
A Favor
En Contra

'Los empleados de Nissan en la zona franca de Barcelona batallarán para que siga la empresa'

¿Están majaras? Nissan no es viable con la reducción de la demanda de vehículos por la crisis del V-19, y el puerto, y bastantes cosas más en Barcelona, están en la zona inundable cuando, como es inevitable, pero no se sabe cuando, ni a qué velocidad, suba el nivel del mar por la fusión de hielos que va haciendo el calentamiento global.

Al desaparecer 'el régimen' había bastante industria nacional, los sindicatos y políticos, al más puro estilo ultra-izquierdista de 'La banda de los cuatro', forzaron el regalo de todo a las multinacionales, y Nissan no es de las más agresivas, salvo su alianza con Renault, agente de la delirante 'grandeur' de los francos, que en algún tiempo no sabía si tenían o no pérdidas, porque no tenían datos de sus costes.

Esto es como el vigía del barco pirata de Astérix, que cuando entra Tullius Detritus, apodo de un abogado del astado que estuvo en el europeo de deerchos humanos de Estrasburgo, el 'sembrador de cizaña', hunde el barco, y empieza a reivindicar: 'He abieto una gan vía de aua'.

Los candidatos a paro, que salgan de ahí, al pueblo, y abandonen a todo tipo de partidos y sindicatos; si están enceguecidos y no perciben la realidad irresoluble de los cierres, es por la labor de descerebrar, de lobotomía que hace la izquierda a los que se le arriman.

Eso sí, como los del logroñés: ¡Bien, bien, bien, hemos perdido, pero nos hemos divertido!

¡Cada vez peor! Agur. Salut +

Puntuación 11
#1
eduardo
A Favor
En Contra

Tan solo en Alemania la cifra de vehículos sin vender anda sobre el millón, las caídas de ventas son una realidad que se ha instalado para los próximos 3 a 4 años en el mejor caso, los vehículos Nissan son de los menos atractivos a la hora de la compra y su mercado es limitado, la transición de vehículos de combustion a eléctrico a comenzado ya hay líneas de producción que cierran definitivamente en Alemania y Francia un proceso que los fabricantes quieren completar lo antes posible y al menor coste....

Seria mas inteligente que esta plantas en España cierren e invertir el dinero en empresas y tecnología Española, yo recuperaría la marca Seat para España reconvertirá todas las plantas a fabricación 100% eléctrica entre 5 a 10 años, mientras pues todo el mundo al paro pero es que la otra alternativa sale mucho mas cara y tendríamos mas hambre y miseria, después de este proceso tendríamos una Industria nacional competitiva en el sector de automóvil.

Puntuación 3
#2