Banca y finanzas

El Gobierno hará siete fichajes clave en CNMC y CNMV en la recta final de la opa BBVA-Sabadell

  • Debe renovar cinco sillones en Competencia y dos en el supervisor del mercado
Carlos Torres, presidente de BBVA, y Josep Oliu, presidente de Sabadell. eE

El cronómetro de los trámites de la opa de BBVA y Sabadell ha echado a andar y se extenderá durante los próximos meses. Pero antes de que el proceso finalice, la entidad que encabezan Carlos Torres y Onur Genç tiene que obtener varios vistos buenos entre los que destacan el de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). En ambos organismos el Gobierno tiene que tomar decisiones relevantes en las próximas semanas, pues debe nombrar a siete representantes –algunos de ellos pactados con otras fuerzas políticas– que tendrán voz, y en algunos casos también voto, sobre la primera operación hostil entre bancos en España en varias décadas. A ellos se suman los dos cabezas del Banco de España, gobernador y subgobernador, que se decidirán en los próximos días.

En concreto, en el caso del regulador de los mercados, los cargos de presidente y vicepresidenta, es decir, los de Rodrigo Buenaventura y Monserrat Martínez-Parera, vencen el próximo mes de diciembre. Esta cita se puede adelantar en el caso de la segunda espada si, finalmente y como se viene titulando en las últimas semanas, es una de las elegidas para integrar la cúpula del Banco de España.

Las fechas estimatorias para la autorización de la operación entre BBVA y Sabadell por parte de la CNMV marcan en el calendario los inicios del mes de diciembre, momento en que se conocerá el folleto de la operación. Para entonces, la elección de sustituto –en caso de que lo haya– de Rodrigo Buenaventura debería estar más que encauzada, si bien se presupone que este trámite será fácil para la entidad de origen vasco.

El caso de CNMC

El caso de la CNMC es diferente. Este organismo tiene que decidir si impone condiciones a la fusión entre ambos bancos y, si esta se considera una operación compleja y, como consecuencia, pasa a fase dos y se alargan los plazos. Esta decisión debe tomarse, si no se para el análisis por alguna petición de terceros, a finales de julio. De producirse esta segunda opción, la decisión de la fase dos llegaría no antes de finales de este año. El organismo que vela por garantizar la existencia de una competencia efectiva tiene cinco cargos caducados desde hace varios meses y el Gobierno aspira a renovarlos próximamente.

Fuentes al tanto de estas negociaciones señalan a elEconomista.es que, si bien puede que algunos de ellos –como el representante que elige el PNV– pueden decidirse antes, estos nunca tomarán posesión de sus nuevos asientos antes de la vuelta de verano. Es decir, si la operación pasa a fase dos, la decisión definitiva recaerá, en parte, sobre los nuevos consejeros que nombrará el Gobierno para la CNMC.

El BdE este mes

Los nombramientos que corren más prisa son los del Banco de España, ya que el gobernador terminó su mandato hace unas semanas y la subgobernadora Margarita Delgado, ahora gobernadora en funciones, se irá en septiembre. Carlos Cuerpo, ministro de Economía y quien tendrá la última palabra en esta decisión que tradicionalmente se pacta con el partido en la oposición, apuntó hace unas semanas que el nuevo representante al frente del banco central nacional estará nombrado para el próximo día 18 de julio, día en que se celebrará una nueva reunión en el Banco Central Europeo (BCE).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud