Banca y finanzas

CaixaBank vende 363 millones en financiación morosa a la polaca Kruk

  • La cartera 'Cobalt' incluye más de 130.000 operaciones con clientes sin garantía
     

CaixaBank y la polaca Kruk vuelven a confluir intereses. El banco ha transferido a la compañía de recuperación de deuda una cartera de crédito vencido con un valor nominal de 363 millones de euros. El portfolio, bautizado como "Cobalt", lo integran más de 130.000 expedientes de deuda sin garantías con particulares.

La firma polaca de gestión de cobro de deuda cerraba el pasado año también con CaixaBank la compra de otra cartera de préstamos morosos sin colateral con un valor nominal de 315 millones, integrada en el proyecto "Twister", donde figuraban un tramo adicional de 330 millones de deuda que se adjudicó Link Capital Management.

Fundada en Polonia en 1998, Kruk desembarcó en España en 2015 con la integración de la plataforma Espand. En la actualidad cuenta con un equipo de más de 400 profesionales y el pasado año destacó como uno de los inversores más activos, con una cuota de mercado estimada superior al 40% en la compra de deuda minorista no garantizada según estimaciones de la compañía.

España, mercado clave

Además de la operación "Twister", se impuso en la adjudicación de un porfolio similar de BBVA con un valor nominal próximo a los 427 millones, mientras que Cerberus adquiría 250 millones en financiación pyme, incluida en la misma cartera. Kruk se alzó también vencedor en la oferta por parte de Abanca de una cartera de deuda morosa sin garantía hipotecaria y con un valor nominal bruto de 60 millones, el llamado proyecto "Ezaro", y ganó otro porfolio similar de Bankinter, con préstamos al consumo y de tarjetas por un valor bruto de 59 millones.

La compañía protagonizó en 2023 la mayor inversión en su historia. Comprometió 2.972 millones de zlotys polacos en la compra de carteras de deuda en los diferentes países donde opera, unos 687 millones de euros al cambio actual y un montante que supera en un 29% a la cuantía de 2022, de acuerdo a la información recogida en su memoria anual. Así adquirió activos con un valor nominal de 14.500 millones de zlotys (3.351 millones de euros), concentrando el 33% de las compras en Italia, un 27% en España y el 26% en Polonia.

Kruk batió previsiones en el país. Invirtió más de 180 millones frente a los 175 millones proyectados para el ejercicio, cifra similar a 2022 y que supuso un récord.

Aunque la morosidad sigue limitada (3,60% en abril), la banca apresuró la colocación de carteras el pasado año, sobre todo, de créditos morosos sin garantía por si llegase un repunte de los impagos y porque la desinversión de estos activos ya forma parte de la gestión rutinaria para aliviar balances y dejar su recuperación en manos de especialistas.

CaixaBank ha sido tradicionalmente uno de los bancos más activos en la limpieza de balance con la venta de carteras con y sin garantía, así como de inmuebles adjudicados. En 2022 vendió otro porfolio de alrededor de 400 millones a Kruk y Axactor, pero también ha transferido carteras superiores al fondo EOS, a Cerberus, a Goldman Sachs y DE Shaw y a Intrum, entre otros inversores.

Nuevas desinversiones

La banca pondrá a la venta este año unos 15.000 millones de euros en activos improductivos, similar a los transferidos en 2023, de acuerdo a previsiones del sector de la recuperación de deuda. Se espera que vuelvan a dominar las carteras de morosos sin garantías y operaciones hipotecarias al corriente de pago, pero que sufrieron impagos en algún momento en el último año o fueron refinanciadas (RPLs en el argot financiero).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud