Banca y finanzas

La unión de BBVA y Sabadell sumaría 850 millones al beneficio antes de impuestos

  • Aumentaría el beneficio por acción en un 3,5%
Unión de BBVA y Sabadell.

La unión de BBVA y Sabadell sumaría 850 millones al beneficio antes de impuestos al conseguir importantes sinergias en ingresos y costes. Esta cifra, que calcula el propio BBVA y que ha incluido en su misiva al consejo de administración de Sabadell, está muy en línea con las estimaciones que hacía ayer mismo Goldman Sachs, que en la anterior intentona de la fusión fue asesor del banco catalán, y que daban como resultado un impacto positivo en el beneficio antes de impuestos de 820 millones.

"La fusión propuesta supondría asimismo una clara generación de valor para los accionistas de BBVA", señala la carta, que apunta a que el beneficio por acción (BPA) se incrementaría desde el primer año tras la fusión, alcanzando una mejora de aproximadamente el 3,5% una vez se produzcan los ahorros asociados a la operación de fusión de ambas entidades.

Adicionalmente, el banco de origen vasco calcula que el valor en libros tangible por acción aumentaría en torno al 1% en la fecha de la fusión, mientras que la operación ofrecería "un elevado retorno de la inversión (ROIC –Return on Invested Capital– cercano al 20% para los accionistas de BBVA) calculado para 2026".

Sinergias en ingresos

De acuerdo con el informe de Goldman, y tomando como referencia los datos de cierre de 2023 y el escenario medio que calculan los analistas del banco de inversión, los ingresos de la entidad combinada conseguiría unas sinergias de 245 millones de euros, es decir, totalizarían 35.649 millones, apenas un 0,69% más que la suma efectiva del resultado conjunto. Esta cifra de sinergias se conseguiría íntegramente en España.

Así, el beneficio antes de impuestos podría irse por encima de los 15.000 millones para cerrar con unas ganancias netas de 9.925 millones, un 6,3% más que la suma de los 8.019 millones que consiguió BBVA y los 1.332 millones de Sabadell el año pasado.

Costes de reestructuración

En el lado de los costes de reestructuración, BBVA estima un impacto de aproximadamente 1.450 millones de euros antes de impuestos y sin considerar ningún impacto potencial derivado de las joint ventures con terceros.

En este sentido, Goldman estima que los costes de reestructuración de la entidad resultante serían de tres veces las sinergias de costes conseguidas, es decir, de alrededor de 1.700 millones, si bien da una horquilla más amplia que va desde los 1.200 a los 2.300 millones de euros. Desde el punto de vista del capital, el banco de inversión calcula que cada recorte del 1% en el MtM del valor razonable de los préstamos de Sabadell reduciría el capital CET1 en un 15% y el ratio de capital CET1 combinado pro forma en 34 puntos básicos.

Esto, sumado a la potencial incorporación del colchón de capital anticíclico en el que ya trabaja el Banco de España para el conjunto del sector en nuestro país daría como resultado una "posible necesidad de capital adicional" o, incluso, retrasar o reducir la futura distribución de capital de la entidad combinada.

En cambio, BBVA no valora esta opción. En la carta-oferta, el banco que encabeza Carlos Torres señala que el impacto en el CET 1 sería "limitado" y lo cifra en "aproximadamente 30 puntos básicos en el momento de la fusión", "al tiempo que se mantiene la atractiva política de remuneración al accionista de BBVA".

5.000 millones de crédito al año

En la oferta que BBVA presentó el martes a Sabadell a través de una carta, la entidad estima que esta operación, que califica como "que genera valor para todos los grupos de interés: accionistas, empleados, clientes y la sociedad en su conjunto" supondría poner en el mercado unos 5.000 millones de euros adicionales en crédito al año, señalando que se amplificaría la capacidad de la nueva entidad de facilitar crédito a la economía real.

"La creación de una entidad más fuerte y más rentable también se traduciría en una mayor contribución vía impuestos y en una remuneración creciente y atractiva para los accionistas", apuntaba, señalando que la entidad fusionada sería el "mejor socio financiero de familias y empresas, con una mejor oferta de productos y una mayor capacidad de acompañar a las empresas en su expansión internacional"por su diversificación geográfica en mercados clave del Viejo Continente pero también de otros como América Latina o incluso Turquía.

Ejemplos anteriores

Goldman aprovecha otras transacciones precedentes en nuestro país, como son el caso de la unión de CaixaBank y Bankia y de Unicaja y Liberbank, para cuantificar el alcance de estas posibles sinergias. En este sentido, recuerda que las sinergias de ingresos para CaixaBank/Bankia se fijaron inicialmente en un 2% de los ingresos combinados en un plazo de cinco años, mientras que en el caso de la caja malagueña y la asturiana no se incluyeron específicamente. En el lado de los costes, el primer caso fijó un 12% de los costes combinados en tres años, mientras que la segunda gran operación las estableció en un 17% en el mismo plazo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud