Banca y finanzas

Unicaja allana la salida del CEO y planea sustituirle por un directivo de la casa

  • Amplía las labores encargadas a Spencer Stuart y le solicita que reparta las funciones de la cúpula
  • Prepara un 'adiós' ordenado para evitar turbulencias que puedan afectar al negocio
Una sucursal de Unicaja

Unicaja sigue avanzando en los movimientos para renovar parte de la cúpula del banco antes de este verano, allanando la salida del consejero delegado, Manuel Menéndez, y con la vista puesta en su relevo. La antigua caja malagueña ha encargado a Spencer Stuart, la nueva consultora que sustituye a Korn Ferry como headhunter, el diseño de la nueva cúpula de la entidad, con las funciones que tendrá cada uno de los nuevos puestos y los salarios que les correspondan, tal y como confirman a elEconomista.es fuentes al tanto de estos movimientos. Al mismo tiempo que se lleva a cabo esta labor, Spencer Stuart también está buscando candidatos para las cuatro sillas de independientes vacantes e iniciará la reevaluación del consejero delegado en las próximas semanas. Todo ello con la vista puesta en un cambio ordenado en el que propios y extraños dan por hecho que en el medio plazo se renovarán por completo los poderes ejecutivos de la entidad y el foco en que el nuevo primer ejecutivo sea un hombre de la casa. De esta forma, se enfría la posibilidad de fichajes como el de Juan Antonio Alcaraz, exCaixaBank, que se rumoreaba en el mercado hace semanas.

La reevaluación del consejero delegado constará de varias fases entre las que destacarán las entrevistas a directivos y miembros del consejo de administración. Para entender cuáles serán los resultados que salgan de estos diálogos es necesario recordar que en las últimas semanas las fuerzas en este órgano se han escorado hacia el lado malagueño, pues Menéndez se ha quedado solo con el apoyo del consejero de Oceanwood y el de la Fundación Caja de Asturias y la simpatía de la independiente Carolina Martínez Caro.

Mientras, el lado malagueño cuenta con siete votos (el propio presidente Manuel Azuaga, cuatro dominicales de la Fundación Unicaja, el representante de la familia Mayoral y el apoyo de la independiente María Luisa Arjonilla), además de una amplia lista de directores generales, pues el reparto 40/60% que se firmó en la fusión con Liberbank le benefició a la hora de elegir la primera línea de directivos.

Otra de las partes claves que forma parte de la reevaluación del consejero delegado que está desarrollando Spencer Stuart es la consecución de los objetivos, principalmente financieros, de la entidad. En lo que a este punto se refiere, diferentes fuentes consultadas señalan que tanto los resultados anuales como los del primer trimestre del año –en el que ganó 34 millones, un 43% menos, tras pagar el impuesto extraordinario al sector– complicarían que esta parte de la reevaluación fuera favorable al actual CEO, apuntan. También se tienen en cuanta otros puntos, como el clima laboral, para el que los sindicatos dejaron patente en la última junta que no era el mejor. 

Con este panorama, la reevaluación de Menéndez se antojaría complicada, por lo que la consultora estaría diseñando los nuevos cargos que ocuparán el CEO y presidente dentro de unos meses. Así, direcciones generales como las de recursos humanos, la secretaría general técnica o la dirección de auditoría, podrían pasar a depender del hipotético nuevo consejero delegado al perder el presidente las labores ejecutivas que ahora ostenta. Y la pérdida de estos poderes por parte de Manuel Azuaga debe consumarse este verano, siguiendo las instrucciones que se firmaron hace casi dos años, cuando se hizo efectiva la fusión con Liberbank. Pero su salida, que algunas voces mueven en el sector desde hace meses, no se produciría en el corto plazo para garantizar una transición ordenada. Pese a ello, estas fuentes recalcan que Azuaga tiene 74 años, por lo que consideran que su salida es cuestión de tiempo.

Stuart Spencer pondrá sobre la mesa una propuesta que debe ser votada por el consejo en las próximas semanas, una vez que se incorporen los nuevos independientes, y que, dada su composición, debería pasar sin problemas el trámite. En función de esta propuesta también se articularán las nuevas remuneraciones de la cúpula del banco.

Un directivo de la casa

La posibilidad de elegir un directivo actual de la casa como CEO en vez de alguien externo obedecería, según las fuentes consultadas, a dos razones: por una parte, ya se conoce la entidad y cómo funciona el día a día y los equipos; y, además, tendría la confianza de la mayor parte del capital del banco.

En este sentido, apuntan a algunos de los directores generales de la entidad que se corresponden con el ala malagueña como los mejor posicionados para acceder a este puesto. Todas las miradas se dirigen a nombres como Pablo González, actual director general de finanzas (CFO) de Unicaja; Isidro Rubiales, ahora mano derecha de Manuel Azuaga en la dirección general adjunta a la presidencia; y José María de la Vega, director general de recursos humanos y talento. Mientras el primero depende de Menéndez por la estructura que se creó tras la fusión, los otros dos lo hacen de Azuaga. Algunas fuentes apuntan directamente a González como el "sustituto ideal", mientras otras también a meten en la quiniela a otros de los directores generales que mostraron su intención de jubilarse hace unos meses.

Sea como fuere, todo dependerá de que el regulador, el Banco Central Europeo termine dando por buena la propuesta en lo que pretenden que sea una salida ordenada que evite dejar a la entidad descabezada y sin afección al negocio.

Los nuevos independientes, este mes

Los cuatro puestos de consejeros independientes que están vacantes en el máximo órgano del banco serán cubiertos en las próximas semanas, antes de que acabe el mes. Fuentes financieras señalan a elEconomista.es que Stuart Spencer, consultora contratada para conseguir a los sustitutos de María Garaña, Jorge Delclaux, Isidoro Unda y María Teresa Costa, entregará en los próximos días a la comisión de Nombramientos del consejo una shortlist con una decena de candidatos para ocupar estas sillas. Será entonces cuando este órgano, dominado por la Fundación Unicaja –de él forman parte las dos independientes que quedan en el consejo, María Luisa Arjonilla y Carolina Martínez Caro, una de cada bando, asturiano y malagueño, respectivamente, y un dominical del accionista mayoritario, Juan Antonio Izaguirre– reciba la propuesta definitiva de los cuatro nombres. De ellos, al menos tres serán mujeres, pues es el movimiento clave para cumplir con el buen gobierno corporativo, señalan las mismas fuentes, y se centrarán en sectores como el de la auditoría, control y finanzas, las nuevas tecnologías, principios ESG y recursos humanos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud