Banca y finanzas

La Fundación Unicaja 'mueve la silla' del CEO y tantea el mercado para relevarle

  • La revaluación debe hacerse antes de que termine julio
  • La comisión de nombramientos está integrada por un independiente de cada ala y un dominical de la Fundación
Una sucursal de Unicaja.

La guerra en el consejo de administración de Unicaja es un hecho desde hace meses, pero la salida de los últimos fieles a Manuel Menéndez, consejero delegado de la entidad, deja ver cada vez más cerca su salida del banco. Mientras la antigua caja malagueña contrata a Spencer Stuart para revaluarle –un proceso que debe finalizar antes de finales de julio– los accionistas mayoritarios de la entidad, entre los que destaca la propia Fundación Unicaja (30% del capital), empujan la silla del antiguo primer espada de Liberbank hacia la puerta de salida. Mientras, se sondea el mercado en busca de su posible sustituto. Fuentes financieras confirman a elEconomista.es reuniones informales con ejecutivos de fuera de la casa para sondear un movimiento clave para el futuro de la entidad. Fuentes cercanas a la Fundación niegan que esta sea una de sus funciones como accionista.

Y es que Menéndez ha perdido mucha fuerza en el máximo órgano del banco en las últimas semanas a medida que los independientes que no seguían al principal accionista iban dimitiendo. Primero fue María Garaña que anunció su salida del banco el pasado mes de enero, hace cinco meses –la salida efectiva fue en la junta de accionistas celebrada en marzo–, y todavía no ha sido reemplazada.

A su salida voluntaria se sumó la no ratificación de los también independientes Isidoro Unda y María Teresa Costa en la misma junta de accionistas. Pero no fue la última: Jorge Delclaux, que ya formaba parte del consejo de Liberbank antes de la fusión con Unicaja, presentó su dimisión por "su desacuerdo con las decisiones adoptadas por un reducido grupo de accionistas en la pasada Junta General de Accionistas de la Sociedad y por la posición del Consejo de Administración al no adoptar medidas que, desde su punto de vista, garantizarían el buen gobierno corporativo de la sociedad", según apuntó.

Las cuatro sillas de independientes siguen vacías a día de hoy, si bien fuentes consultadas confirman que el proceso de búsqueda de sus sustitutos está en marcha. Para elegirlos será clave la composición de la comisión de nombramientos del consejo, que se rehizo con las únicas dos independientes que se mantienen en sus sillas –una cercana a cada ala, asturiana y malagueña, María Luisa Arjonilla y Carolina Martínez Caro, respectivamente– y un dominical de la Fundación Unicaja, Juan Antonio Izaguirre.

Es por ello que, según apuntan diversas fuentes, todo parece indicar que los nuevos perfiles que ocupen las sillas de independientes serán del lado malagueño, escorados hacia el lado del presidente de la antigua caja, Manuel Azuaga.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud