Banca y finanzas

La demanda de hipotecas se desploma y cae por encima de las estimaciones de la banca

  • Solo el crédito al consumo está en línea con las expectativas
Fachada del Banco de España.

La demanda de hipotecas se desploma y cae por encima de las estimaciones de la banca. Así lo confirman los datos de la Encuesta de Préstamos Bancarios del Banco Central Europeo para las entidades españolas que ha hecho público el regulador nacional este mismo miércoles.

En concreto, tal y como se puede ver en el gráfico adjunto, las entidades nacionales ya preveían una caída de la demanda de los préstamos para adquisición de vivienda, pero las cifras contabilizadas hasta ahora han superado estas expectativas.

De acuerdo con los mismos datos, también se retrae la demanda crédito por parte de las empresas, si bien la caída está más en línea con lo previsto pero también empeora las expectativas. 

En el lado del crédito al consumo, si bien la demanda se ha reducido, los resultados del primer trimestre han coincidido con las expectativas negativas manifestadas por los bancos.

La misma encuesta señala que la demanda de hipotecas ha caído como consecuencia del "nivel general de los tipos de interés", que comenzó a subir el pasado mes de julio. Además, también se debe a una disminución en la confianza de los consumidores y la evolución de los precios de la vivienda, que se suma a las perspectivas para este mercado.

Las empresas, a por la renta fija

En el lado de la caída de demanda de crédito por parte de las empresas tendría, de acuerdo con la misma encuesta, varias justificaciones: las más relevantes serían la caída de las inversiones en capital fijo y el nivel general de tipos de interés, que ha encarecido sobre manera esta financiación. Además, también influiría que las compañías todavía tienen capital circulante suficiente y los procesos de refinanciación, reestructuración y renegociación de la deuda. Por otra parte, las entidades aprecian un aumento de la emisión o amortización de valores de renta fija, lo que disminuiría la demanda de otro tipo de financiación, como es la bancaria.  

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud