José Manuel Santamans Caballero

Profesor de OBS Business School

Tal vez todo empezó en verano de 1996 cuando la revista Life denunció que la icónica compañía de la diosa griega de la victoria "Nike" empleaba a niños de Pakistán -en algunos casos menores de 6 años- para coser sus balones de fútbol retribuyéndoles, por tan ardua tarea, apenas unos 60 centavos de dólar al día. La polémica no se hizo esperar.

Contaba Pat Wadors –jefa de recursos humanos de LinkedIn allá por enero de 2017–, que cuando tenía nueve años era muy amante del deporte y seguía a su hermano en las pruebas que realizaba para intentar ser parte de algún equipo deportivo. Su entusiasmo era tal que le llevó a probar –semidisfrazada de niño– y, finalmente, entrar en una de esas formaciones. Hasta que un día los entrenadores se enteraron de que era niña y le dijeron que no podía jugar.

Últimos artículos de Opinión