José López-Tafall

Director general de ANFAC

La noticia del cierre de la fábrica de Nissan en Barcelona es una de las más duras que ha recibido la industria de la automoción en España. Es dura por su impacto en los trabajadores, sus familias, las empresas de la zona que dependían directa o indirectamente de su trabajo diario y la economía española en su conjunto. Pero lo es también para la industria de la automoción en su conjunto, pues evidencia los riesgos a los que se enfrenta un sector en apariencia tan fuerte.

Vivimos una época crítica. El coronavirus es un fenómeno de consecuencias impredecibles, ante todo por el gravísimo impacto que está teniendo en la salud, su alto coste en vidas y la tensión insostenible que está generando en los servicios sanitarios y en la economía en general. Nunca, desde las últimas guerras, se había visto un parón igual en la economía de países enteros.

Últimos artículos de Opinión