Elena Maestre

Socia responsable de consultoría de riesgos de EY

Por fin, se acerca inexorablemente el verano y, este año, después de meses de pandemia, todos estamos deseando poder descansar, disfrutar de la familia y los amigos e incluso poder viajar a la playa o la montaña, pero la realidad es que no todos tenemos estos planes. En verano los ciberdelincuentes no se toman vacaciones e, incluso, aumentan sus ataques aprovechando que relajamos nuestra percepción de riesgo e incluso las medidas de seguridad que adoptamos al encontrarnos en un entorno diferente al habitual.

Elena Maestre y Julio San José

Los recientes ataques que han hecho uso de recursos maliciosos (malware) de tipo ransomware (vinculados a rescates monetarios), tales como WannaCry o Petya, sobre algunas de las instituciones y organizaciones más relevantes del mundo han obligado a las compañías a replantearse sus sistemas de ciberseguridad a nivel global.

Últimos artículos de Opinión
la opinión de amador g. ayora