Actualidad

Elon Musk nuevamente en problemas: acusan a SpaceX de "perforar" el borde del espacio con el lanzamiento de un cohete

Mientras Elon Musk va resolviendo los cambios de 'X' (ex Twitter), a su otra empresa, SpaceX, le están lloviendo las críticas después de que se le acusara de "perforar" el borde del espacio con el lanzamiento de uno de sus cohetes.

Así es, un nuevo análisis de un grupo de expertos argumenta que hace unas semanas, desde California, Estados Unidos, un cohete de la compañía SpaceX, de propiedad de Elon Musk, pudo haber "abierto un agujero en la ionosfera de la Tierra".

Los informes explican que se trataría del cohete Falcon 9, el cual fue lanzado el 19 de julio desde la base de la Fuerza Espacial Vandenberg en California. Una acusación que ocurre mientras la empresa aeroespacial ha confirmado en las últimas horas el exitoso lanzamiento del Jupiter-3, el satélite de telecomunicaciones privado más grande del mundo lanzado el pasado 28 de julio por SpaceX.

En este contexto, el físico espacial Jeff Baumgardner, de la Universidad de Boston (Estados Unidos), ha afirmado, tras ver unas imágenes del cohete, que es "muy posible que el lanzamiento haya provocado un agujero ionosférico".

"Se trata de un fenómeno bien estudiado cuando los cohetes encienden sus motores a una altitud de entre 200 y 300 km por encima de la superficie terrestre», ha explicado el experto a Spaceweather.

Los cohetes suelen expulsar agua y dióxido de carbono en sus gases de escape, lo que podría "reducir el proceso de ionización en más de dos tercios", según demostró la investigación. Este fenómeno ocurre sobre todo en la capa F de la ionosfera, que tiene la mayor densidad de electrones de todas las subregiones.

Antecedente de otros lanzamientos

Sin embargo, se trata de un fenómeno con antecedentes. Investigaciones han evidenciado que, con el creciente número de lanzamientos de cohetes en todo el mundo, estos agujeros son cada vez más frecuentes en la ionosfera, que corresponde a la capa que se encuentra alrededor de la Tierra.

En el historial de SpaceX, uno de sus cohetes, el Falcon 9, lanzado en agosto de 2017, que transportaba el satélite Formosat 5 de Taiwán, generó "gigantescas ondas acústicas circulares de choque en la ionosfera unos cinco minutos después del despegue".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud