Vivienda

Vivir al lado del mar por menos de 200.000 euros: la obra nueva que llega a Galicia

  • La promoción contará con 92 viviendas de 1 a 4 dormitorios
  • Está ubicada a tan solo 50 metros de la playa de Baltar de Portonovo (Sanxenxo)

Isla de San Martiño, ubicado Portonovo (Sanxenxo), es uno de los futuros desarrollos residenciales de Galicia. Contará con 92 viviendas de 1 a 4 dormitorios con terraza o jardín, garaje y trastero. Está a tan solo 50 metros de la playa de Baltar de Portonovo y tiene vistas a la Ría de Pontevedra. El precio de las viviendas oscila entre los 170.000 y los 340.000 euros.

Las zonas comunes de Isla de San Martiño, promovido por Gestilar, es uno de sus grandes atractivos. De hecho, el proyecto se ha concebido con el afán de ofrecer una amplia oferta de servicios adicionales a las viviendas sin necesidad de salir de la urbanización. La promoción contará con 6.000m2 destinados a dotaciones comunes que estarán localizadas en el centro del edificio configurado en forma de U.

Las zonas comunes incluirán piscina de cloración salina con solarium, sala comunitaria multiusos, zonas ajardinadas, área infantil-recreativa o pista de pádel entre otras. En la parte exterior del edificio se emplearán soluciones de aislamiento térmico y acústico que, además de ser sostenibles y eficientes.

Las terrazas también serán protagonistas del nuevo residencial, y se complementan con materiales de acabados nobles. Además, se instalarán  carpinterías exteriores de alta eficacia y mínima transmitancia.

Las viviendas estarán revestidas con solados y alicatados cerámicos de gran calidad, mobiliario y electrodomésticos, sistema de climatización por aerotermia con calefacción por suelo radiante en todas las estancias y control zonificado de temperatura en salón y dormitorios. También se incluye sistema de ACS que funcionan con la misma tecnología verde.

La eficiencia energética y sostenibilidad de Isla de San Martiño son otros de los elementos que se han tenido en cuenta a la hora de configurar el proyecto que aspira a conseguir la máxima calificación energética.

Además de las actuaciones ya señaladas en materia de aislamiento térmico y acústico y el uso de la aerotermia como sistema de climatización, se han tomado otras medidas para garantizar la eficiencia del complejo en el uso de energía y recursos.

Otros de los mecanismos implementados en las viviendas son el sistema de domótica con detección de presencia o intrusión, on y off de la iluminación general y control de calefacción; baños con aireadores en griferías y doble descarga en cisternas y ventilación de la máxima eficacia para conseguir un aire limpio interior sin pérdidas térmicas.

Además, las zonas comunes incluirán iluminación led de bajo consumo con encendido por detección de presencia, especies arbóreas y arbustivas autóctonas y de bajo consumo hídrico.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin