Vivienda

Eficiencia y sostenibilidad, valores al alza de la inversión en vivienda

  • Los edificios son responsables del 40% del consumo energético de la UE
  • La vivienda es la tercera fuente de emisiones de CO2 en España

En la cinta El día después de mañana un climatólogo, interpretado por Dennis Quaid, advertía a los líderes mundiales de las terribles catástrofes que el calentamiento global podría acarrear. En la película se desencadenan todo tipo de desastres, en la mejor tradición de Hollywood. Pero, pese a su dudoso rigor científico, el filme advertía de los riesgos -un tanto extremos- de nuestro actual estilo de vida.

En el mundo real, por lo demás, no escasean los motivos -tsunamis, inundaciones…- para tomarse en serio la sostenibilidad. En este sentido, la Agenda 2030 se ha convertido en un gran desafío y en la principal hoja de ruta para la sociedad, para las empresas y para el conjunto del tejido productivo.

En este marco, dos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) ponen el foco en el sector inmobiliario y la construcción. Entre los retos más importantes figuran la transición hacia la sostenibilidad, la reducción de emisiones y la transformación digital. Factores cada vez más presentes en la conciencia de los ciudadanos, que demandan una edificación más eficiente y mejor integrada en el entorno.

Según la Comisión Europea, los edificios son responsables del 40% del consumo energético de la UE y del 36% de las emisiones de gases de efecto invernadero. La vivienda es, de hecho, la tercera fuente de emisiones de dióxido de carbono en España, según la Agencia Internacional de la Energía (IEA). En nuestro país la mitad del parque de viviendas se levantó en los años 80 e incluso antes. Cuatro de cada cinco edificios no son eficientes en su consumo energético.

Mayor rehabilitación energética

Por todo ello es fundamental rejuvenecer el parque de viviendas Algunas iniciativas interesantes, como el Programa de Rehabilitación Energética de Edificios en municipios de reto demográfico (PREE 5000), ya están en marcha. Ideado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, el plan busca promover la rehabilitación energética y la disminución del consumo de energía final y de las emisiones de CO2 en municipios con menos de 5.000 habitantes.

Pero queda mucho camino por recorrer. Según el informe El camino hacia la sostenibilidad en el hogar, de la Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI), el 40% de los propietarios desconoce cuál es el certificado energético de su casa, aunque ocho de cada diez han oído hablar de él. Hay que recordar que este certificado es obligatorio desde 2013 tanto para vender como para alquilar una vivienda.

Centrados en la promoción de vivienda de obra nueva, en Urbanitae constatamos a diario la incorporación de criterios ambientales en la construcción residencial. En particular, la eficiencia energética se presenta cada vez más como una prueba de la calidad del inmueble y del buen hacer del promotor, así como un reclamo para los futuros compradores.

Apuesta por fuentes renovables

El uso de materiales que proporcionan un mejor aislamiento, la domótica o la generación de electricidad de fuentes renovables son algunas de las tendencias encaminadas a incrementar la eficiencia de nuestros hogares.

De hecho, los altos precios de la electricidad han motivado un interés creciente por la energía solar. Según los datos registrados por la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), de los 1.203 MW de nueva energía solar instalada en España en 2021, el 32% correspondió al sector residencial.

Tal y como ha puesto de relieve el último informe World Energy Transitions Outlook 2022, de la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena), hay una necesidad apremiante de avanzar en la transición energética como consecuencia del encarecimiento de los combustibles fósiles, la preocupación sobre la seguridad energética y el avance del cambio climático.

Pagar más por la casa sostenible

Es más, los ciudadanos parecen dispuestos a validar esta mayor concienciación con su bolsillo: se puede alcanzar una revalorización de más de un 35% de los inmuebles que se han rehabilitado y mejorado energéticamente. La novedosa figura del agente rehabilitador se adivina fundamental desde el arranque de las primeras conversaciones con particulares o grandes patrimonios hasta el final de la obra.

Según constata, además, el II Observatorio Vía Célere de la vivienda en España, el 65% de los españoles estaría dispuesto también a pagar más por una vivienda verde, por lo que la sostenibilidad es ya un aspecto clave en la compra de una casa. Y un 60% de compradores pagaría hasta un 13,4% más por una casa sostenible y eficiente, según un estudio reciente de Aedas Homes.

Por otro lado, la sostenibilidad tiene ventajas a la hora de pedir una hipoteca. Según el informe Perfil del hipotecado español 2021, elaborado por Fotocasa en colaboración con Hipotecas.com, las entidades financieras exigen un 5% menos de aportación inicial a sus clientes por la compra de viviendas con hipotecas verdes.

Así, está en nuestra mano ayudar a prevenir el calentamiento global. En el caso del sector inmobiliario, es imprescindible impulsar procesos más sostenibles enfocados a la denominada construcción verde. Una edificación más sostenible que abarca desde nuevos sistemas de edificación al empleo de materiales naturales, pasando por la integración del inmueble en el entorno.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments