Vivienda

La oportunidad de alquilar una segunda residencia: genera ingresos de más de 6.000 euros al año

  • Solo el 49% alquila su segunda residencia para estancias cortas cuando no la usa
  • El riesgos de impago o la posibilidad de sufrir desperfectos son frenos al alquiler

España es uno de los países de la Unión Europea con mayor número de propietarios de segundas residencias. Muchos de ellos optan por alquilar sus inmuebles por periodos cortos para conseguir unos ingresos extra. Solo en Madrid, el 54% de los propietarios dispone de una segunda vivienda, según un estudio elaborado por habitissimo y Airbnb, y la mayoría de los inmuebles (76%) están a más de 100 km de distancia de la residencia principal, lo que reduce las posibilidades de usarla.

Así las cosas, el 54% de los encuestados de Madrid asegura que obtienen más de 6.000 euros al año alquilando su casa de vacaciones cuando no la utilizan, una cifra muy superior a la que suelen invertir la mayoría de los propietarios en mantenimiento, entre 500 y 1.000 euros al año.

La encuesta también constata que el 51% de las segundas residencias están ubicadas en la montaña, mientras que un 39% se trata de una vivienda en la costa y un 10% en un pueblo o ciudad diferente. 

Sin embargo, solo el 49% de los encuestados madrileños alquila su segunda residencia a huéspedes de corta duración cuando no la usa. Mientras que un 8% la tiene alquilada a un inquilino de larga duración, el 44% de los encuestados afirma no alquilarla incluso cuando no la está disfrutando. Esto supone que están dejando de ingresar un dinero que podrían utilizar para el mantenimiento de su segunda residencia. 

Según los datos del estudio, un 42% de los encuestados que poseen una segunda residencia afirman haber realizado alguna mejora de mantenimiento o reparación durante el 2021. De estos, un 22% pintó el interior de su vivienda, un 14% realizó reparaciones relacionadas con la fontanería, un 9% reformó el baño y 8% instaló un toldo.

Frenos al alquiler

Los principales miedos al alquilar la vivienda son la posibilidad de sufrir desperfectos (54%), riesgo de impago (30%), la posibilidad de celebraciones o fiestas y las molestias que estas pueden acontecer a la comunidad (9%), la posibilidad de sustracción de objetos o robos (4%) y finalmente, el riesgo a problemas con la administración, como multas (3%).

De hecho, el desconocimiento de la legislación para el alquiler vacacional es también un importante freno para esta oportunidad económica, con un 86% de los propietarios que afirma no conocer la regulación que aplica en esta situación.

Por otra parte, algunos propietarios creen necesarias una serie de mejoras en su segunda residencia antes de poder alquilarla cuando no la utilizan. Un 24% afirma que tiene que pintar el interior de la vivienda, un 14% que debería reformar la cocina y un 13% considera que debería reformar el baño. Un 11% de los encuestados afirma que tendría que realizar pequeñas reparaciones relacionadas con la fontanería y un 9% afirma que debería cambiar las ventanas de su vivienda para conseguir un mayor confort.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin