Vivienda

El precio de la vivienda subirá un 4,2% en 2022 apoyado por el alza en la obra nueva

  • En el caso de la vivienda nueva, el repunte esperado en el precio es del 6,5% en 2022
  • El 'multifamily' cerrará el año con una inversión por encima de los 2.000 millones

El precio de la vivienda seguirá al alza. De cara a este año, las previsiones indican que el precio medio de la vivienda cerrará con un incremento interanual del 3,6%, sustentado por una subida cercana al 5% en el caso de la obra nueva y del 3,4% en la segunda mano, según las cifras que recoge CBRE en su informe Living: retos y claves de un sector en auge.

Una tendencia que se mantendrá de cara al próximo ejercicio con un crecimiento medio del 4,2%, más acusado en el caso de la obra nueva, del 6,5%, que en la segunda mano, en torno al 4%. Esto se debe, en cierto modo, al incremento de los costes de construcción.

A lo largo de 2020, el sector residencial se vio afectado por el impacto de la pandemia sanitaria, "pero la demanda embalsada se ha lanzado al mercado a comprar vivienda", señala Samuel Población, director nacional Residencial y Suelo de CBRE España. Los datos de la consultora inmobiliaria apuntan a que en el primer semestre de 2021 se vendieron 319.000 viviendas, lo que supone un incremento del 64% respecto al mismo periodo de 2020 y un 11% más si se compara con el primer semestre de 2019. La obra nueva supone el 10% del total (33.000 viviendas).

El balance de los últimos 12 meses (del tercer trimestre de 2020 al segundo trimestre de 2021), con 611.465 viviendas vendidas, se sitúa en niveles no vistos desde 2008. CBRE prevé un aumento del 21% en el número total de transacciones en 2021, hasta las 592.000 viviendas y mayor impacto en la segunda mano que en obra nueva y en determinadas ubicaciones. En este contexto, Población señala que "no corremos el riesgo de entrar en un exceso de oferta por capacidad productiva, por capacidad de otorgamiento de visados por parte de la administración y por disponibilidad de solares para poder producir más viviendas". De cara a 2025, la previsión sitúa las transacciones en 599.000 unidades.

En cuanto a los volúmenes de viviendas terminadas, "continúan siendo muy moderados comparados con el ciclo anterior, si bien es un indicativo de una oferta más saludable y acorde a la absorción de la demanda, representando un promedio de 61.000 viviendas terminadas entre 2013 y 2020", explica director Nacional Residencial y Suelo de CBRE España, quien comenta que existe "muy poco stock de vivienda nueva en grandes capitales como Madrid y Barcelona. La demanda de obra nueva es muy superior a la oferta y no se prevén grandes crecimientos en la oferta debido a la limitada capacidad productiva, tanto por la vía de disponibilidad de suelo como de mano de obra".

El comportamiento de los visados de obra nueva es similar. Para el cierre de 2021, la previsión es de 75.000-85.000 visados de obra nueva.

Un 24% de la inversión

Desde CBRE remarcan el apetito inversor por el sector del alquiler. El segmento multifamily lidera la inversión este año con la previsión de cerrar por encima de los 2.000 millones de euros, lo que representa el 24% de la inversión total en España.

"El mercado del producto residencial en alquiler se ha consolidado como uno de los principales motores del sector inmobiliario español en el año 2021. Factores como el incremento del número de personas que optan por el alquiler residencial en detrimento de la opción de comprar una vivienda; la dificultad de acceder a la compra de una vivienda por parte del usuario final; el incremento en la demanda inversora por este producto; y la profesionalización generalizada del sector han sido los detonantes de esta consolidación", explica Javier Kindelan, vicepresidente de CBRE España. El directivo apunta a los Fondos Next Generation como "un elemento clave para la continuidad del sector y regeneración del parque de viviendas en España".

Según las estimaciones de CBRE, la tendencia en el mercado del alquiler va a ir a más y el número de hogares en régimen de alquiler alcanzará los 5,2 millones en 2025, el 27,3% de los hogares en este régimen, superando el 24,8% de la actualidad y lo que supone un incremento del 12% respecto a 2020.

Esta tendencia se concentrará en las principales ciudades y estará motivada por dos factores: el difícil acceso a la compra y los cambios socioculturales que impulsan el pago por uso.

El informe destaca el elevado interés inversor en oportunidades BTR, con 1.012 millones transaccionados en 2021, un 28% más que en los nueve primeros meses de 2020. Por la parte del PRS, pese a existir una falta de producto, también muestra resultados muy positivos con 502 millones transaccionados hasta la fecha. Madrid y Barcelona lideran la demanda con más del 50% del total hasta el tercer trimestre de 2021. El tipo de inversor más activo durante el 2021 fueron fondos, promotores y aseguradoras, según CBRE. En cuanto a la procedencia, destaca el origen alemán (30%), español (21%) y norteamericano (15%).

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin