Vivienda

El 60% de los propietarios de inmuebles de lujo se plantea vender a raíz de la Ley de la Vivienda

  • Afectará a los propietarios con viviendas en alquiler y al interés de los inversores
  • La nueva legislación podría tener un alcance limitado

La futura Ley de Vivienda ha causado un gran revuelo entre los distintos agentes del sector inmobiliario, y el lujo no se ha quedado al margen. Según algunos expertos, el mercado del luxury real estate también sufrirá los estragos de esta nueva legislación.

En cuanto a la previsión del impacto de la nueva normativa en el mercado inmobiliario de lujo, a grandes rasgos, desde Barnes Madrid estiman que un 60% de los propietarios de inmuebles de lujo en las grandes ciudades españolas se plantea vender alguna de sus propiedades vacías para librarse del IBI.

"Afectará especialmente a aquellos propietarios de inmuebles de lujo que tienen propiedades en alquiler, así como al interés general de los inversores por las grandes capitales españolas", explica y, según Álvaro Martínez, directos de Barnes Madrid.

En este sentido, desde Barnes Madrid señalan tres aspectos fundamentales que afectarán a este segmento. Martínez asegura que "la limitación de precio del alquiler en zonas tensionadas, el golpe fiscal a aquellos que opten por no alquilar un inmueble y la obligación a los constructores de promociones de viviendas de lujo de reservar un 30% a viviendas de protección oficial afectará de forma notable a la evolución del sector".

A pesar de las reacciones que ha habido respecto a las medidas que recoge la ley, el director de Barnes Madrid reconoce que todavía no se pueden medir cuáles serán los efectos de esta nueva legislación ya que "podría tener un alcance real limitado puesto que la declaración de zonas tensionadas o la subida del IBI a las viviendas vacías dependerá de que las comunidades autónomas y los ayuntamientos en cuestión quieran aplicarlo". Además, se muestra optimista y señala que "el 50% de los grandes tenedores se encuentran en las regiones donde se espera que no se aplique esta medida".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.