Vivienda

Urbanitae lanza el mayor proyecto de 'crowfunfing' de España

  • Promueve en Canarias un complejo de 143 viviendas de 2 y 3 dormitorios
  • Ofrece al inversor una rentabilidad del 30% en 2 años
Proyecto Botánico Homes

Urbanitae entra en la champions league del crowdfunding con el proyecto más grande en la historia de España en financiación alternativa. Se trata del proyecto Botánico Homes, una promoción residencial en Tenerife de obra nueva con 143 viviendas de 2 y 3 dormitorios más garaje. Esta promoción está ubicada en el municipio de Puerto de la Cruz, en Santa Cruz de Tenerife, a 25 kilómetros del aeropuerto de Tenerife Norte y a 35 kilómetros de la capital tinerfeña.

"Se trata de la mayor operación que se haya financiado a través de crowdfunding inmobiliario en España hasta el momento con 5 millones de euros de financiación. Es sin duda una gran oportunidad. Llevamos más de la mitad del proyecto financiado y esperamos ir completando con la entrada de grandes inversores y family offices que han mostrado su interés en el proyecto. La rentabilidad estimada estará en el entorno del 30-35% en un plazo de unos dos años", explica Diego Bestard, CEO y fundador de Urbanitae.

La promoción cuenta hasta el momento con 5 millones de euros de financiación

La promoción, ubicada en la calle Camino Las Tapias, en pleno centro del municipio y junto al Hotel Botánico, contará con amplias zonas comunes, piscina comunitaria, zona de recepción y conserjería, locales destinados a club social y gimnasio además de zonas ajardinadas. "Se trata del último suelo de carácter residencial pendiente de desarrollo en el centro de Puerto de la Cruz", apunta Diego Bestard.

El promotor del proyecto es el Grupo Artal, una compañía con más de 50 años de trayectoria en el sector inmobiliario, dedicada a la promoción de viviendas de protección oficial, residencial libre, unidades de actuación residencial colectiva, edificios industriales y arquitectura e interiorismo. Este desarrollo ya cuenta con licencia de obra que es un factor diferencial porque ha costado mucho tiempo conseguirla y el préstamo promotor preaprobado.

El proyecto ofrece una estrategia de plusvalías, que consiste en una alianza con el promotor para la cancelación de las cargas que pesan sobre el solar en Puerto de la Cruz donde se desarrollarán las 143 viviendas.Las aportaciones de los inversores de Urbanitae serán entregadas al promotor a través de una ampliación de capital por valor de 5 millones de euros, a la sociedad vehículo que agrupará a los inversores de Urbanitae: Ordesa Alquiler de inmuebles. El promotor espera generar un ingreso total de 3.473.406 euros con la venta de la promoción, lo que supondría una ganancia neta para el inversor de Urbanitae estimada de alrededor del 30% en un plazo aproximado de 24-26 meses.

Las obras se estiman que comiencen en el primer trimestre de 2022 y para el tercer trimestre de 2023, la finalización de las mismas y la licencia de primera ocupación y entrega de las viviendas.

"Aunque nuestro objetivo siempre ha sido posibilitar que todo inversor pueda invertir en nuestros proyectos, en esta ocasión, se trata de un proyecto sólo autorizado a inversores acreditados, ya que, según el Artículo 68 de la ley 5/2015 de fomento de la financiación empresarial, los proyectos cuya inversión supere los 2 millones de euros están limitados única y exclusivamente a inversores acreditados", explica Diego Bestard.

El crowdfunding inmobiliario sigue siendo un gran desconocido en el mundo inmobiliario. La mayoría de los promotores están acostumbrados a financiarse con bancos y en algunas raras ocasiones con algún fondo de inversión o de financiación alternativa. Sin embargo, en estos últimos años cada vez se están dando más operaciones de crowdfunding y el ticket cada vez es mayor, primero se alcanzó el millón de euros y ahora ya hablamos de operaciones de 5 millones de euros como Botánico Homes.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.