Vivienda - Inmobiliario

Serveo y Eiffage ganan el megacontrato de 470 millones de Sareb para adecuar sus inmuebles

  • Serveo además se adjudica el servicio de mantenimiento por 175 millones
Javier Torres, presidente ejecutivo de Sareb

Sareb ha adjudicado a Serveo y Eiffage Energía el servicio integral de ejecución de obras de adecuación de sus inmuebles, especialmente para los activos residenciales.

Se trata de un contrato con un valor estimado de 470 millones de euros para los próximos cinco años, tal y como lo ha explicado la sociedad, que apunta que las obras serán encargadas por los servicer que trabajan con Sareb (Anticipa-Aliseda o Hipoges).

Por otro lado, la compañía también ha resuelto a favor de Serveo la adjudicación del servicio integral de mantenimiento de los activos inmobiliarios. Este incluye las actuaciones que abarcan todas las labores de mantenimiento que sean necesarias en los inmuebles que forman parte de la cartera de Sareb, incluyendo actuaciones de mejora y conservación de los activos, su puesta en comercialización, así como la atención y resolución de requerimientos y actuaciones de prevención de riesgos. El valor total máximo del contrato es de 175 millones de euros en cinco años.

Además, Sareb también ha adjudicado a un conjunto de empresas los servicios de  Dirección Integral de Proyectos y Obras, Dirección Facultativa y Coordinación de Seguridad y Salud. "Este trabajo es obligatorio para las obras de adecuación de nuestros activos inmobiliarios", explica la compañía.

En este caso, el contrato tiene un valor total máximo estimado de 54 millones de euros. Las empresas adjudicatarias trabajarán con una fórmula de colaboración en UTE (Unión Temporal de Empresas). Este contrato se ha repartido en varios lotes y las adjudicatarias son Novotec, UTE ADA, UTE Securama Zuazu Quadrum Bucarest y Conurma Ingenieros.

Los contratos de estos tres servicios se firmarán para un periodo de dos años con tres posibles prórrogas de un año cada una, siempre que se aprueben por el Consejo de Administración de Sareb.

La compañía especifica que el pliego de condiciones de esta licitación parte de importes máximos para el conjunto de los cinco años que se pueden llegar a cubrir, con lo que la cuantía final podría ser inferior a la que consta en estos documentos.

De forma histórica Sareb ha externalizado la mayor parte de los servicios ya que la pequeña estructura del conocido como banco malo -apenas 300 empleados- le ha obligado desde su fundación a apoyarse en empresas externas especialistas para gestionar y dar salida a los activos que debe enajenar antes de 2027, cuando está previsto estatutariamente su disolución societaria.

La diferencia es que ahora está obligada a licitar y publicitar los contratos conforme a la Ley de Contratos del Sector Público desde que el Estado asumió la mayoría accionarial en 2022.

"Gracias a que el sistema de licitación pública encamina la adjudicación de las ofertas a maximizar la mejor relación calidad-precio, este procedimiento de contratación está permitiendo a Sareb ahorrar costes en servicios que necesita para desarrollar su actividad sin perder calidad", apuntan desde la compañía.

Al cierre del pasado año, Sareb contaba con una cartera de activos por valor de 26.325 millones de euros, de los que un 59% son inmuebles y un 41% son préstamos. En el momento de su constitución entre el año 2012 y 2013 la compañía contaba con una cartera de activos por valor de 50.781 millones de euros.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud