Vivienda - Inmobiliario

Propietarios frente a la okupación: qué hacer (y que no) si entran en tu vivienda

  • El coste de las okupaciones para los propietarios es "altísimo", según ANA
  • Es recomendable instalar alarmas en las viviendas

La okupación de viviendas atraviesa uno de sus momentos más álgidos. Solo en 2021 se registraron 17.274 denuncias relacionadas con esta problemática, lo que supuso un 18,14% más que en 2019 y casi el triple que diez años antes, según datos de la Policía Nacional y la Guardia Civil. Cataluña y Andalucía fueron las regiones donde se okuparon más inmuebles el año pasado en términos absolutos. Ante el creciente aumento de casos, la Agencia Negociadora del Alquiler (ANA) ha elaborado una serie de recomendaciones para todos aquellos propietarios que tengan que hacer frente a la okupación de sus casas.

- Aconseja que los suministros estén dados de baja en todas las viviendas en las que se pueda cometer un delito de usurpación (mientras se alquilan o venden). De esta manera, los okupas no se podrán "aprovechar" de los suministros dados de alta a nombre de los propietarios.

-Durante las okupaciones de las viviendas no conviene que los dueños de los inmuebles acepten el ofrecimientos de los okupas para pagar los gastos comunitarios o los suministros. "Este hecho perjudicaría a los propietarios porque dichos pagos se esgrimirían posteriormente para justificar la legitimación de las okupaciones", aclaran desde la fintech.  

- Los propietarios tampoco deberán dar de baja los suministros de las viviendas okupadas porque podrían incurrir en un delito de coacciones. Sin embargo, sí que podrán bajar al mínimo la potencia contratada, lo que les ayudará a reducir costes.  

- Es recomendable instalar alarmas en las viviendas porque la comunicación inmediata con la Policía acreditaría la "flagrancia de la comisión del delito" y la Policía podría actuar sin contar con la autorización judicial.

- ANA también recomienda que los vecinos de las fincas avisen a la Policía cuando detecten ruidos extraños. "Sería muy interesante que los administradores de fincas pusieran en conocimiento de sus administrados esta recomendación. Esto también se podría aplicar a cualquier testigo que presenciare una ocupación, ya fuere conserje, portero o testigo presencial", explican. 

- Es conveniente acreditar la comercialización de las viviendas que estén en venta o en alquiler. Dicha acreditación podría justificar la urgencia y necesidad de la medida cautelar de desalojo que se solicite con la denuncia al juez.

- Evitar que la viviendas estén vacías y sin uso, ya que son el tipo de inmuebles que más se okupan y el proceso de desalojo es largo. "Es mejor que se alquilen o se cedan temporalmente a familiares", dicen desde la compañía. 

- Para ANA es fundamental que en todas las denuncias de okupaciones -tanto de viviendas que sean morada como de las que no lo sean-, se solicite la cautelar de desalojo inmediato acreditando la urgencia y necesidad. De esta manera, los juzgados (los de guardia preferiblemente) podrán actuar rápidamente.

La fintech denuncia que en muchas ocasiones el coste de las okupaciones para los propietarios es "altísimo" porque además de verse privados del uso de sus viviendas tienen que asumir el coste por el pago de los suministros o gastos comunitarios. A ello hay que sumar los gastos jurídicos que conlleven la tramitación de los procedimientos judiciales y los derivados de los desperfectos de la vivienda okupada.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud