Vivienda - Inmobiliario

Los bancos encarecen las hipotecas fijas: ¿qué hay que valorar para escoger entre fija y variable?

  • Las hipotecas variables se están abaratando, pero hay más criterios a considerar que los tipos

Los bancos esprintan desde hace unas semanas para ofrecer nuevas condiciones hipotecarias a sus clientes. El euríbor registra desde esta primavera leves subidas que no se veían desde hace años, instalado en los tipos negativos. El índice de referencia de las hipotecas marca una media mensual del 0,282% en mayo, frente al 0,013% de abril, según el dato provisional conocido esta semana.

El salto hacia arriba de este indicador trastoca la economía doméstica de muchas familias. Alrededor de 4 millones de hipotecas vivas a tipo variable están referenciadas al euríbor. Los préstamos que tengan que revisarse se encarecerán unos 600 euros de media al año. De hecho, son las hipotecas a tipo variable las grandes perjudicadas de estos incrementos, que previsiblemente se reforzarán con la subida de tipos de interés que el Banco Central Europeo prepara para otoño.

La concesión de hipotecas está a las puertas de un cambio que, de hecho, ya está en marcha. Solo en 2021 se firmaron 262.756 nuevas hipotecas fijas, según cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE). Es la cifra más alta de la serie histórica.

Las entidades bancarias han virado el punto de mira hacia el otro tipo de hipotecas. El resultado: un encarecimiento de las hipotecas a tipo fijo por parte de más de una docena de bancos. Algunos, incluso, las han eliminado de su catálogo. En el sentido contrario, entidades como BBVA, Bankinter, CaixaBank o MyInvestor han abaratado su oferta de hipotecas variables.

¿Mejor contratar a tipo fijo o variable?

La gran incógnita entre las familias se repite en distintas épocas, pero más aún con los últimos cambios del euríbor: ¿mejor contratar a tipo fijo o variable? "La pregunta no tiene ni fácil ni rápida respuesta puesto que depende de muchos factores", señala Sergio Picamill, planificador financiero de Inversimply. La duración del préstamo hipotecario, la intención de amortizar anticipadamente una parte de ese préstamo o las expectativas de los tipos de interés son algunas de las variables que se deben considerar, según este experto.

"Normalmente, la hipoteca de tipo variable toma como índice de referencia el euríbor, que es el indicador más empleado en España, pero no tiene por qué y podría emplear otro diferente", advierte Francisco Manuel Ortega, asesor financiero de Fortuna SFP. Por ello, las hipotecas a tipo variable cuentan con un "factor de imprevisibilidad manifiesto", destaca Ortega.

Sin embargo, los cambios en la cuota que pagan los clientes bancarios no se produce todos los meses. La periodicidad depende de la clase de revisión que un usuario haya pactado con la entidad, que puede ser anual o semestral. "Lo que se hace entonces es recalcular la cuota de la hipoteca en función de cómo haya cerrado el euríbor de media el mes anterior a la actualización", explican desde Ibercaja Gestión.

Ventajas e inconvenientes de las hipotecas a tipo fijo

La principal ventaja de las hipotecas de tipo fijo es la estabilidad que ofrecen. Se puede conocer con antelación el importe de la hipoteca y las cuotas mensuales no varían.

Además, suponen un blindaje económico porque los factores externos de la economía no afectan a los pagos. Aunque el panorama general empeore, la cantidad a pagar es siempre la misma y la subida del euríbor o del índice de referencia empleado para calcular la hipoteca en cada caso no influirá al contratante.

El otro lado de la balanza son las altas cuotas e intereses que tienen aparejadas. Son más elevados que en las hipotecas a tipo variable.

Ventajas e inconvenientes de las hipotecas a tipo variable

Las hipotecas a tipo variable son la cara opuesta de las de tipo fijo. Los menores intereses que aplican son uno de sus puntos fuertes. Con los tipos de interés actuales, los primeros años se suele pagar menos. Además, los tiempos de amortización más largos (en ocasiones de hasta 40 años) permiten espaciar el pago con comodidad.

Sin embargo, los expertos financieros destacan tres grandes inconvenientes: la inestabilidad constante, por el encarecimiento de las cuotas derivadas de las variaciones del euríbor; el interés fijo de inicio, que las entidades suelen aplicar durante los 12 primeros meses del préstamo hipotecario; y más gasto a largo plazo, sobre todo en aquellas hipotecas firmadas a más años.

Finect ha desarrollado una calculadora para que los usuarios interesados en contratar una hipoteca valoren cuál de las dos variantes le conviene más según su situación patrimonial.

¿Hipoteca a tipo fijo o a tipo variable?

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

miles de autonomos y pymes pagan ilegal suelo hipotecario
A Favor
En Contra

Miles de autonomos y pymes pagan ilegal suelo hipotecario a la delincuencia bancaria

Puntuación 3
#1