Transportes

Es oficial: Uber abandona Valencia tras la nueva regulación de VTC

  • Cabify seguirá operando en Valencia y Alicante pese a las restricciones

Uber ha tirado la toalla en Valencia. La compañía de transporte ha anunciado que dejará de dar servicio en la ciudad después de que el Gobierno regional le obligue a que los coches han de contratarse con quince minutos de antelación. Cabify por su parte ha anunciado que sí seguirá operando.

El fin de las operaciones en la capital del Turia llegan apenas cuatro meses después de que comenzase a operar en la ciudad, y de que se marchase de Barcelona, donde se aplicaron unas restricciones similares.

"En Valencia será obligatorio esperar 15 minutos para contratar una VTC, una restricción incompatible con la inmediatez de nuestro servicio. Mientras estudiamos nuestras opciones de futuro, nos vemos obligados a suspender el servicio de UberX en Valencia", ha explicado Juan Galiardo, director de Uber España, a través de un comunicado.

En el texto, Galiardo reclama "una regulación justa que tenga en cuenta a los conductores y usuarios de la VTC, que hoy ven desaparecer su medio de vida y su libertad de elegir cómo se mueven por su ciudad".

En un primer momento, a principios de mayo, Uber aseguró que adaptaría su servicio a las exigencias de la Comunidad Autónoma pese a que "supone un retroceso en materia de libertad de elección, calidad de servicio y sostenibilidad medioambiental". Sin embargo, finalmente ha decidido desistir y salir de la ciudad.

Cabify se mantiene en Valencia

Cabify por su parte ha anunciado que seguirá operando tanto en Valencia como en Alicante, pese a las nuevas restricciones impuestas por la Generalitat Valenciana.

Del mismo modo que burló la legislación en Barcelona, la compañía ha anunciado que los usuarios tan sólo tendrán que aceptar unos nuevos términos y condiciones por los que contratarán un nuevo servicio de transporte a través de la aplicación y, transcurridos los primeros 15 minutos desde esa aceptación, podrán solicitar su siguiente trayecto.

Para hacerlo, Cabify ofrecerá su servicio en Valencia y Alicante a través de la empresa Miurchi Car SL, que forma parte de su grupo empresarial, y operará como una empresa de VTCs tradicional conforme a la normativa vigente.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum5

david
A Favor
En Contra

el sector de los pesetos por qué no puede tener competencia ??

en un taxi no sube ni que me pague el taxista

Puntuación 6
#1
Ferdinan
A Favor
En Contra

Los comunistas que han gobernado y volverán a gobernar en Valencia, están destrozando el tejido industrial y económico de la comunidad , esto de eliminar la competencia al taxi es solo un ejemplo de lo que está pasando en la C. Valenciana. Por cierto ayer un taxista hasta las orejas de coca atropelló a tres jóvenes estudiantes italianas.

Puntuación -1
#2
Jubilado
A Favor
En Contra

Lógico , los gobiernos de izquierdas sólo traen hambre y paro. Disfrutad mal paridos de lo votado.

Puntuación -2
#3
Valenciano harto
A Favor
En Contra

esta basura de gobernantes neomarxistas que se han extendido por toda España y que particularmente en valencia han conseguido engañar a la mayoría de los votantes, son unos liberticidas que apoyan a los carcas del taxi, que en Valencia tienen en general una basura de coches, sucios, pequeños, incómodos, y con chóferes guarros y mal educados, contra estas empresas que tienen coches comodísimos, limpios, cuidados, te invitan a agua, se te ponen a tu disposición, los chóferes van limpios y bien vestidos, etc etc. pero está claro que lo que triunfa ahora es la cutrez y la bazofia, lo que más les mola a la mayoría de retardados mentales con derecho a voto. En fin un asco de sociedad en la que nos toca vivir.

Puntuación -2
#4
JonS
A Favor
En Contra

Es que, amigo Galiardo, esa “libertad” de las VTC de la que hablas no ha existido nunca, lo que ha existido es la usurpación por parte de éstas de las funciones de los taxis, que solo correspondían a estos. Lo que ha existido es un claro fraude, que, parece va a terminar. Por poner un ejemplo, uno no puede ejercer de ingeniero o de médico sin serlo. No tiene libertad para eso.

Puntuación 2
#5